Sport Juice

El Madrid todavía tiene medio '9'

Benzema llena hoy todas las portadas de los diarios. Por fin puede verse la cara feliz del francés.  Su 'hat-trick' contra el Auxerre le carga de alabanzas. Un año y medio después, los 35 millones que costó al Olympique comienzan a vislumbrar rendimientos.

Abrió la lata con el gol 300 del Real Madrid en Champions. Y menos mal que el balón entró, porque su remate de cabeza no fue el más ortodoxo. A partir de ahí se soltó, corrió, luchó y enseñó al Bernabéu la calidad que tiene guardada en sus botas. Algo que hasta anoche se saboreaba a dosis minúsculas. Cristiano le ayuda en esa tarea, ha adoptado a Karim como su hermano pequeño.

Dentro del club todos se alegraron de la gran noche de Benzema. Y el madridismo amplió su margen de paciencia. La hernia de Higuaín no ofrece más alternativas que la confianza en el francés. Eso o buscar un fichaje invernal a la desesperada.

Mourinho, consciente de la debilidad que padece Florentino por Benzema, continúa haciendo horas extras en el diván para acabar con su timidez e inadaptación. Pero más que eso necesita mucho trabajo en el césped de Valdebebas.

Los tres goles de anoche no sirven para afirmar que Benzema ya es un delantero digno de llevar el '9' blanco.  Un partido propio de un bolo veraniego no es el listón de puede medirle. Es un buen inicio, pero sólo eso.  Benzema necesita mostrarse en Liga fuera del Bernabéu, en unos octavos de Champions o un partido con el marcador en contra.

Cuando juega como delantero nato, Benzema crece. Si se escora como '11' se pierde. Necesita el contacto del área, rematar y medirse con los porteros. Ahí se convierte en 'killer'. Pero le falta carácter, mucho carácter. Presiona a los centrales timorato, corre con un regulador y ofrece pocas opciones de desmarque. Por eso a Benzema le queda mucho recorrido. Habrá que ver si responde a las expectativas o el domingo vuelve a desaparecer del mapa.