¡Ay va! ¡Qué chorrazo!

El medio oeste de Estados Unidos ha sufrido esta semana una de las peores tormentas de nieve que se recuerdan y que han dejado hasta medio metro de nieve en algunas zonas del estado de Minnesotta, fronterizo con Canadá. Allí, en la ciudad de Minneapolis se ha podido ver una imagen espectacular: el hundimiento del techo del Metrodome, el estadio del equipo de fútbol americano de la ciudad, los Minnesotta Vikings. El volumen de nieve caído sobre la estructura ha provocado que se resquebrajara llenando de nieve las 100 yardas del campo.

Esto ha provocado que el partido que iban a jugar los Vikings frente a los New York Giants, en la llamada Monday Night, se vaya a disputar este lunes en el Ford Field de Detroit (Michigan), a más de 800 kilómetros del lugar original. A cargo de la retransmisión del encuentro está la cadena FOX, cuyas cámaras, instaladas dentro del pabellón, lograron captar el espectacular momento del hundimiento.

Viendo cómo atraviesa la nieve el techo sólo se nos ocurre citar a los chicos de Muchachada Nui, ahora Museo Coconut, cuando decían aquello de “¡Ay va! ¡Qué chorrazo!”.