Sport Juice

Kevin Love entra en la historia de la NBA

Kevin Love, ala-pivot de los Minnesota Timberwolves, se ha hecho un hueco esta madrugada entre los más grandes de la NBA.  Tras el partido en el que se ha impuesto la franquicia de los lobos a los Indiana Pacers (101-75), Love se ha convertido en el jugador que más partidos consecutivos ha logrado encadenar un 'doble-doble' (anotar 10 o más puntos y 10 o más rebotes en el mismo partido). Un hito absolutamente descomunal.

Los 16 puntos y 21 rebotes que ha conseguido le han permitido completar 52 partidos seguidos con un 'doble-doble', superando así la histórica marca del mítico Moses Malone de la temporada 1978/79. A lo largo de todo el partido, los aficionados que han acudido al Target Center han coreado cánticos de ánimo para su estrella al grito de "MVP, MVP, MVP".

El hito alcanzado por Love supone, además, un importante incentivo para un equipo que está cuajando una pésima temporada. Los Wolves siguen colistas de la Divisón Noroeste, con la paupérrima marca de 16 partidos ganados y 50 perdidos.

Desde que aquel lejano 22 de noviembre Love cosechara 24 puntos y 17 rebotes ante los Thunder, ha repetido la hazaña durante la inestimable cifra de 52 partidos seguidos hasta este 10 de marzo.  Con tan solo 22 años y en su segundo año como profesional, Kevin Love ha irrumpido como uno de los mejores jugadores en la actualidad, lo que no tardará en transformarse en un contrato con una de las grandes franquicias. De momento, ha destronado de los récords de las estadísticas al bueno de Malone, recordado por sus fabulosas campañas en los Rockets de finales de los años 70 y los 76ers de Julius Erving, Maurice Cheeks y Bobby Jones.