Sport Juice

Una batalla perdida

Como en toda guerra siempre hay un ganador y un perdedor. Solo que en esta, uno de los contrincantes tenía todo el frente de batalla despejado y el otro se hallaba en una trinchera armado con un tirachinas. Eso es lo que le ha pasado a Valdano con Mourinho, que tenía la pelea perdida antes de comenzar.

En su primera etapa como director deportivo en el Madrid, Valdano aseguró que nunca traería a un entrenador que no tuviera una "línea dialogante". Con Mourinho esta premisa se vino abajo desde el primer día. Ya en la rueda de prensa, los periodistas le recordaron unas declaraciones sobre el entrenador portugués en las que discrepaba de sus métodos. La sonrisa forzada de ambos adelantaba lo que casi un año después era una crónica anunciada. Valdano se marcha y Mourinho permanece.

Es la segunda derrota de Valdano en su paso por el Madrid como directivo. En la primera, ganaron los egos de los futbolistas, en esta última el del entrenador luso, que ya durante la temporada consiguió apartar la alargada sombra del argentino de su vista. Y es la segunda vez que Florentino prefiere sus caprichos a su escudero inicial. El presidente del Madrid apostó por los 'Ronaldos', 'Figos' y 'Zidanes'. Ahora vuelve a favorecer a su última apuesta personal. Entonces dijo que había maleducado a los futbolistas. ¿Cuál será la excusa esta vez cuando decida marcharse él también?