Sport Juice

Los 'primos de riesgo' del fútbol

Decía ayer John Carlin en El País que el fútbol es un lugar al que se acude para olvidar lo malo que nos rodea. Para justificarlo, citaba cinco buenas noticias relacionadas con el fútbol. La última, "quizá la mejor", es ver sonreír a Mourinho.

Probablemente el bueno de John escribiera esas palabras antes de ver lo que ocurrió en El Reyno de Navarra los instantes previos al partido entre Osasuna y Real Madrid. En las gradas, un grupo de energúmenos no soportaba la idea de que un padre y sus hijos lucieran una bandera del Madrid y decidieron imponer su ley. El conjunto de descerebrados, tras insultarles desde la distancia, se acercó para arrancarles entre tirones y más insultos la dichosa bandera con el escudo merengue. "Esto, aquí no", les gritaron.

Por suerte, hay dos cosas que celebrar: una, que el asunto no pasó a mayores, gracias a que poco después sé presentó la Policía; y dos, que esta gente no representan a la afición del Osasuna.

Tampoco representa a la del Sporting de Gijón su entrenador, Javier Clemente, quien amenazó a un periodista de Onda Cero con contarle a su hijo la opinión que tiene sobre su padre: "que es más tonto que un saco de piedras y un sinvergüenza".

Ambos ejemplos, con sus diferencias, son las malas noticias del fin de semana, y los dos comparten el estilo matón de quien busca pelea constantemente. Ese es Clemente, que en los últimos años lo único que ha logrado es la antipatía de muchos con sus malas formas y cuyo estilo están imitando otros muchos (Mourinho, sin ir más lejos). Y esos son los ultras, a los que si les abres la puerta, te ponen el pie para que no la cierres.

Tiene razón Carlin, con la que está cayendo, sólo nos faltaba que el deporte se llenase también de malas noticias con estos primos de riesgo del fútbol.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=bBm51Zy-6kc]