Feudalismo de ayer, feudalismo de hoy