Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

¡Cuidado, spoilers! 12 trailers que nos destriparon sin piedad la película

21 Abr 2014
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

totalrecall03 

El spoiler es una enfermedad contagiosa que se incuba en los órganos de promoción de una película y acaba extendiéndose entre sus huéspedes, los espectadores. Recientemente vimos cómo unos distribuidores desalmados eran capaces de chafarnos el final de una película con un título torpe: en Portugal, ‘El planeta de los simios’ se tituló ‘El hombre que llegó del futuro’. Con dos huevos y un palito.

Como buenos indígenas, los distribuidores locales son indómitos, qué remedio. Mucho más grave es que el mismo estudio reviente el intrínguilis de la película desde el mismísimo trailer, como sucedió en la celebrada ‘Carrie’, en cuya promoción una voz en off explicaba, en tres minutos, TODO lo que iba a ver el espectador en dos horas. Eso, en el supuesto de que alguien comprara la entrada, claro.

 ‘Hijos de los hombres’ (2006)

En la película distópica de Alfonso Cuarón, la Humanidad ha dejado de engendrar nuevos niños veinte años atrás. El único rayo de esperanza surge cuando inopinadamente aparece una mujer embarazada, episodio que sucede transcurrida una hora de película o bien en el minuto uno del revelador trailer que se sacó de la manga Universal Pictures.

‘Carrie’ (1976)

Si no has visto ‘Carrie’ a estas alturas es muy probable que no la veas nunca, así que no te contamos nada nuevo al recordar que el momento culminante de la peli de Brian de Palma tiene lugar cuando la protagonista, interpretada por Sissy Spacek, empieza a sangrar de pura mala hostia en medio del baile de graduación. La productora debió de pensar que era un desperdicio dejar tan sensacional escena fuera del trailer, así que montó una bonita peli-resumen.

‘El señor de los anillos: Las dos torres’ (2002)

En ‘La comunidad del anillo’ dejamos a Gandalf el Gris precipitándose hacia una muerte segura en su lucha con un Balrog. Toda la intriga sobre el destino del mago de disipaba como un terrón de azúcar en el té al ver el trailer de la segunda parte, ‘La comunidad del anillo’, en la que un flamante Gandalf Blanco Nuclear embiste a las huestes de Mordor.

‘Desafío Total’ (1990)

La ciencia del marketing sostiene que el trailer debe incluir los mejores momentos de la película para engatusar al potencial espectador, pero de ahí a desvelarle los mejores puntos va un trecho. En el clásico del sci-fi ‘Desafío Total’ se desvela una de las mejores réplicas de todos los tiempos (“Considéralo un divorcio”, de Arnold a Sharon Stone) y el mismísimo final de la película, cuando los protas son arrojados a la venenosa atmósfera de Marte. Gracias, Warner por avisar.

‘Náufrago’ (2000)

Atención, pregunta: ¿por qué nadie en su sano juicio se metería al cine para ver a Tom Hanks perdido en una isla desierta? Respuesta: para averiguar si en náufrago del título es capaz de volver a casa o no. ¡Pero no vaya corriendo aún a sacar su entrada! La respuesta puede obtenerla en el minuto 2 del trailers: sí, Tom Hanks vuelve a casa, como El Almendro.

 ‘Liberad a Willy’ (1993)

‘Liberad a Willy’ podría llamarse perfectamente ‘Willy desencadenado’ a tenor del trailer y del póster original de la película. En el primero se explica minuciosamente el plan del crío para devolver al mar a la entrañable orca, esa famosa escena final con cabriola cetácea incluida.

‘Terminator Salvation’ (2008)

Honestamente, la franquicia de ‘Terminator’ sin Sor Zenager pierde mucho interés, así que para convencer al público de que la siga hay que introducir nuevas paradojas, por ejemplo el personaje de Marcus Wright, un robot que se cree que es humano. No hemos contado nada que no desvelara el trailer original, un desliz que fue sabiamente subsanado por la distribuidora española.

‘La isla’ (2005)

Otra distopía con regalo sorpresa. En este caso, una pareja clavadita a Ewan McGregor y Scarlett Johansson están confinados en un futuro de plástico y metal cuya única salida es residir en una idílica isla tropical. Pero la isla del título no existe, como deja bien claro Ewan en el segundo 30 del trailer, ahorrándonos ocho euros de vellón por este marmolillo.

‘Chinatown’ (1967)

La obra maestra de Roman Polanski incluye uno de los finales más desoladores de la historia del cine: “Olvídalo, Jake. Es Chinatown”, le espetan al magullado Jack Nicholson. Los larguísimos 3 minutos y medio del trailer son una fiel sinopsis en orden cronológico del argumento y finalizan, como es lógico, con la famosa frase.

‘Contagio’ (2010)

Hay muchos espectadores que ven una película solo por ver a sus estrellas favoritas, así que los (improbables) fans de Gwyneth Paltrow probablemente se abstuvieran de ir a ver ‘Contagio’ tras descubrir que la actriz muere al principio de la película… y en el segundo 30 del trailer.

 ‘La soga’ (1948)

Alfred Hitchcock realizó una verdadera virguería con ‘La soga’, un trhiller contado en tiempo real y sin un solo corte que relata el asesinato de un estudiante por sus compañeros para impresionar a su profesor, interpretado por James Stewart. El trailer original desvela el arma asesina (la soga) y el arcón que guarda el cadáver. Tanto suspense para esto.

‘Speed’ (1994)

‘Speed’ fue una de las películas de acción más celebradas de los noventa. El policía interpretado por Kenau Reeves tiene que rescatar a los rehenes de un autobús lanzando a toda velocidad por las calles de L.A. Y a fe que lo logra, como pueden atestiguar los pasajeros sanos y salvos al ver estallar el bus en llamas desde la ventanilla (2:14).

Artículo original en Hilo Mental.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Será por spoilers:

Doce títulos que nos destriparon el final de la película

De El Gran Lebowski a Gandalf el Blanco, los personajes más fumetas de la historia del cine

– Los diez mejores carteles del cine español

 Diez señas de identidad que creías que eran españolas (y ni de coña)

Diez portadas de discos que trataban de ser sexy y daban risa

Perdidos en el guion: diez actores que creían que estaban en una peli completamente distinta

Lost in translation: las traducciones más descabelladas del inglés al español