Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Crema blanqueadora, pegamento para los párpados, cirugía… Diez formas insanas de hacerse pasar por un occidental

10 Abr 2014
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

skindestacada
Hay donde elegir. Unos quieren tener la piel clara, otros quieren despedirse de sus ojos rasgados y los hay que desean reducir el grosor de sus labios. Dentro de este amplio abanico de posibilidades, el punto álgido de toda esta locura se encuentra en Corea del Sur, que es el país con más operaciones de cirugía estética per cápita, en gran medida por esta incomprensible moda de ocultar sus rasgos orientales. Una de cada cinco mujeres se ha tumbado en la mesa de operaciones con la esperanza de alzarse transmutada en un icono de belleza occidental. Pero, además de los habitantes del país asiático, personas de otras razas hacen todo lo que está en sus manos para borrar cualquier característica de su etnia.

A continuación, diez productos y métodos que (algunos) habitantes del mundo utilizan para parecer un poco menos lo que son y un poco más occidentales:

Banner_3

Más blanco que el papel

¿Qué tu piel es demasiado oscura? ¿Dónde está el problema? ¡Ni que no existiesen cremas blanqueadoras para aclarar el color de tu piel! Aunque la mayoría de ellas se venden como productos para acabar con las manchas de la piel, el uso que se les da es bien distinto. La lista de potingues que se pueden usar para que la tez de latinos, asiáticos (en Tailandia hay un verdadero ‘boom’ ) y ‘afros’ pierda color es tan extensa como la de componentes químicos necesarios para parecer un blanquito más. ¿Qué más da que la hidroquinona sea peligrosa hasta extremos absurdos? Como si es más efectivo el detergente… Aquí lo importante es acabar blanco como la pared.

Menos labios, por favor

Otra de esas incongruencias del ser humano: por aquí más de una se infla los labios con bótox hasta parecer Carmen de Mairena, mientras que alguna latinoamericana que otra hace lo imposible por tener unos labios menos gruesos. Si no hay dinero suficiente para una queiloplastia de reducción, siempre se puede tirar de trucos de maquillaje como los del vídeo o de ejercicios labiales que hagan desaparecer esos ¿horrorosos? labios carnosos.

SAM_0522

Oculus Loctite

En Asia, la más preocupante de las modas que han cobrado fuerza es la lucha contra los característicos ojos rasgados. Una de las técnicas quirúrgicas que se emplean para librar esta particular batalla es la blefaroplastia asiática, una de las incontables formas de cambiar el aspecto de los ojos. Se trata de una intervención de unos 20 minutos en la que se eleva el párpado superior, de tal forma que se amplía la apertura del ojo y se genera un pliegue poco habitual en los rasgos orientales y muy común entre caucásicos.

La alternativa barata, aunque más bien parezca una tortura, consiste en aplicarse pegamento en los párpados para crear el dichoso falso pliegue que te agranda el ojo. Es algo bastante habitual entre mujeres asiáticas que quieren evitar el paso por quirófano. Hay un par de productos que cumplen la misma función que la blefaroplastia: por una parte está el Eye Talk, un adhesivo que se aplica con un pequeño palo sobre el párpado y, por otra parte, hay unas diminutas cintas adhesivas que ofrecen el mismo resultado. Todo sea por tener los ojos bien abiertos, no vaya a ser que alguien se piense que eres chino (o algo peor…).

729641_AMVVBXLBVAUBQNO

El tamaño importa

Por si no te habías percatado, la obsesión por conseguir unos ojos perfectamente occidentales está a la orden del día en la cultura oriental. Concretamente, en la cultura de aquellos orientales que no se aceptan a sí mismos. Otro truquillo que utilizan para patear su esencia son las lentes de contacto circulares. Este tipo de lentillas tienen un borde alrededor que hace que tu iris parezca más grande. Como los ojos del gatito de Shrek.

african_pride_relaxer

¡Adiós rizo!

Puedes llamarlos «productos capilares étnicos», pero realmente son mejunjes que se usan para despedirse de los rizos del pelo ‘afro’. Hay muchas opciones para acabar con ese pelo que todos miran y que muchos quieren tocar: un ‘relaxer’ para tener el pelo liso como la seda, un texturizador para que el rizo sea grande y manejable o, directamente, llevar el pelo tan corto como Barack Obama. Y mientras algunos comprándonse pelucas porque les parece un pelo de lo más divertido….

non-incision-calf-reduction3_1

Piernas delgadas y esbeltas

Por influencia occidental, allende la Gran Muralla las piernas largas y delgadas son sinónimo de lo presuntamente sexy. El problema es que la canilla asiática suele ser más corta y gruesa y, como parece que todo se puede arreglar a golpe de quirófano, otra de las cirugías que causan furor por esos pagos es la reducción de pantorrillas. Finas como un tablón de contrachapado.

040-18

Donde hay pelo, hay alegría

«Hacerse las cejas» es una de las partidas más abultadas del presupuesto femenino en el cuadrante superior izquierdo del mapa mundi. Si por estos lares la depilación está a la orden del día, la escasez de vello sobre el párpado es una problemática de rabiosa actualidad en el lejano oriente. Objetivo cejas densas. La opción quirúrgica es el implante capilar, pero hay truquillos para conseguir que las cejas luzcan occidentales y frondosas a base de tijeras, peine y toneladas de paciencia.

fata_120402_09_bWaka Waka

Atención, que vienen curvas. O eso parecen anhelar ciertas mujeres asiáticas (especialmente coreanas) que se someten a hora y media de quirófano para aumentar sus caderas. Porque tener el culo plano «hace que tus piernas parezcan más cortas» y, si tiene chicha y está bien colocado, automáticamente serás alta, serás sexy y te ligarás a Piqué. Shakira, gracias por tanto.

xin_021103050933741575458

Clínica Torquemada

A ver si eres capaz de resumir esto en tres palabras: te partes el fémur, te lo unen con clavos y atraviesas una larga y penosa rehabilitación. ¿Grave lesión deportiva? ¿Accidente de tráfico? ¿La Santa Inquisición? ¡No! Estrambótica cirugía occidentalizante. Ciertos individuos con los sesos más secos que los de una casquería se someten a dolorosísimas operaciones (prohibidas en China) para alargar sus piernas unos doce centímetros. Ya se sabe, para presumir hay que sufrir…

Otra opción – menos traumática pero también drásticamente menos efectiva – es usar zapatos con supuestos poderes magnéticos o tomar pociones con nombres tan peculiares como ‘Preparados Crecimiento Feliz’. Solo les falta recurrir al potro medieval con tal de ser más altos.

african-american-nose-job

Con un par de narices

Este asunto es el colmo de los colmos. Por una parte, tener una nariz africana es un problema lo suficientemente importante como para disfrutar de una rinoplastia en su cirujano de confianza que reduzca el tamaño de la napia. Por otra parte, en Asia deben pensar que eso de tener una nariz pequeña y plana es poco menos que un desastre. Lo que hace falta es una nariz superlativa, una nariz sayón y escriba, un naricísimo infinito. Mófese Quevedo y luzca yo como una princesita de Occidente. ¿Qué hay de malo en una rinoplastia asiática para esculpirse una napia definida y prominente?

————————

Con información de Mundo Japón, BK Plastic Surgery, AfroHair.esRinoplastia.org, Hidroquinona.net, eHow y Asian Plastic Surgery.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Más historias sobre modas dudosas:

Una hoja de ruta para superar el peinado borroka

«Y ese soy yo, treinta años después, con la misma ropa y la misma cara de panoli»

– Por qué la legalización de la marihuana es inevitable

Siete personas que se pasaron tres pueblos con la “operación bikini”

¡No tires de la cadena! Nueve usos insospechados de la orina

Cigarrillo electrónico, ¿salud o negocio? “Vamos a ser claros: para dejar de fumar no es”


Autores del blog

  • Strambotic

    No diga “noticias insólitas”, diga Strambotic. El blog más desquiciado de la blogosfera española lleva cinco años cubriendo la información más inaudita y retratando los personajes más estrafalarios del orbe.
    Todo lo que nunca quisiste saber acerca de los temas más azarosos, siempre desde la mirada vitriólica (y un poco daltónica) de sus creadores: Iñaki Berazaluce y Daniel Civantos, a quienes probablemente conocerás por haber hundido previamente Sonotone.com, el Desternillador, La Cacharrería y Mundo Insólito, entre otros muchos pecios en Internet.
    Twitter: @Strambotic
    Facebook: Strambotic