Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Guía de Ibiza para amantes del caciquismo

23 Jun 2014
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

placa abel matutes

El visitante atento que llega a Ibiza por primera vez no puede dejar de admirarse de la abundancia de calles, monumentos e incluso barcos que llevan la palabra “Matutes” en su nombre. ¿Un apellido muy frecuente?, tal vez. Negativo: según la base de datos del INE, sólo hay 38 Matutes en la isla (un 0,058% de la población), una minucia comparado con los Tur, casi un 5% de todos los baleares.

La desproporción entre el número de Matutes y los honores que se reciben se deben más bien a la larga saga de oligarcas que llevan dominando la economía y la política de la isla desde hace un siglo, con il padrone Abel Matutes Juan, que llegó a ser ministro con Aznar, semirretirado pero aún manejando los hilos desde la sombra. ¡Bienvenidos a Ibiza, el parque temático de los Matutes!

El trayecto por sus posesiones y por los guiños urbanísticos dedicados a este clan, tradicionalmente aplicadísimo en mezclar los negocios con la política, es tan grande que abarca gran parte de esta pequeña ínsula mediterránea. Como sabemos que eres un viajero exigente, te ofrecemos todas las claves para que no te pierdas ninguna de las ‘joyas’ de esta saga familiar, que se dedicada al caciquismo desde hace más de un siglo, mezclando la política y los negocios generación tras generación. Empezar la ruta es sencillo: una vez que pongas un pie en Ibiza, ya estás en territorio de la tribu del exministro de Exteriores durante la era Aznar, Abel Matutes Juan.

matutes

Pie de foto: Abel Matutes dando caña. Cortesía del diario Ultimahora.

Si llegas en avión y viajas con Air Europa puedes empezar a disfrutar de la experiencia caciquil desde el minuto 0 ya que la organización del exvicepresidente primero del PP, el Grupo de Empresas Matutes, controla el 5% de las acciones de la aerolínea. Aunque la aventura es más radical y auténtica si llegas en barco desde la península, así tendrás más oportunidades de empezar el recorrido desde tu punto de origen ya que están presentes en las dos empresas que hacen el trayecto: en Balearia – de la que tienen el 42.3%–  y en  Acciona– de la que tienen un 5%.

Cuando llegues, seguro que quieres exprimir la vena lúdica de la expedición y visitar, por ejemplo, los hoteles-concierto Ushuaia, dos de los diez establecimientos turísticos que posee la familia, o tomarte una copa en Space o Privilege, las dos macrodiscotecas que se ubican en sus tierras. Si a la mañana siguiente, te apetece darte un chapuzón para despejarte, que mejor que hacerlo en Aguamar, el parque acuático que también controlan. Si por contra, prefieres algo de adrenalina y vida salvaje, no dudes en alquilar un barco para ver Sa Conillera (Conejera), su isla privada, valorada en más de veinte millones de euros.

balearia

El buque de Balearia, bautizado con el nombre del ex-ministro de Exteriores.

Pero, pongámonos serios: en los viajes hay que dejar también espacio para la cultura. Si quieres  aprovechar al máximo tu camino hacia las raíces caciquiles de las Pitiusas, nada como darte un paseo hasta el corazón de la capital insular y pasear por la calle Abel Matutes Torres, que lleva el nombre del abuelo del actual patriarca del clan, quien fue presidente de la cámara de comercio de la isla, naviero, banquero y el primer cacique de la saga. »Un hombre riquísimo que subvencionaba el movimiento fascista de Ibiza», según la publicación Memoria Civil. Amén de un personaje que tenía en la política caciquil, »asesinos a sueldo en la sombra y a la luz del día» y que finalmente murió ejecutado en el castillo de Dalt Vila por las milicias obreras.

Si ya estás allí, no puedes dejar de ver la avenida Pere Matutes Noguera, en el barrio marinero de Figueretes, dedicada al heredero y primogénito del primer cacique de la saga — y tío del actual  cabecilla de la familia. Quien fue regidor del ayuntamiento durante la dictadura de Primo de Rivera y consolidó la división bancaria de la familia durante los años 60. Uno de los carburantes que encendió la fiebre del hormigón que tanto defienden los Matutes y que ha sido unos de los sectores que más ocupación han generado en la isla, »a costa de la construcción de proyectos faraónicos en la primera línea del mar que han dañado el litoral irreversiblemente’, según denuncia el GEN-GOB (Grupo de Estudios de la Naturaleza).

No puedes perderte tampoco ni el verde y fresco paseo a la entrada de la ciudad, ni la avenida dedicadas al cabecilla actual de la familia:  el exministro de Exteriores y antiguo vicepresidente del Partido Popular, Abel Matutes Juan. Ambos pavimentos reflejan bien, el colosal poder que ha amasado el expolítico en la isla y fuera de ella. Spa’s en Jamaica, Resorts de lujo en México o macrocomplejos turísticos en República Dominicana…. Son algunos de los puntales de un imperio fraguado, viviendo a caballo entre la  política y los negocios.

Todavía no hay calle para el heredero del imperio familiar: Matutes Júnior, pero nos aventuramos a pronosticar que posiblemente le dediquen otra vía o avenida – con lo cual la confusión de los viandantes será ya grande– en vista del éxito que están teniendo sus hoteles-concierto Ushuaia  y la repercusión de  los campos de golf, centros comerciales y demás equipamientos que quiere empezar a construir junto a su padre en la zona de Platja d’en Bossa. Todo bien pegado al Parque Natural de Ses Salines, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y hogar de casi más de 200 aves. Ya veremos que tal les sienta la marcha a los pajarracos.

salines

Pie de foto: Reconstrucción digital del ‘plan de excelencia’ que quiere hacer la familia Matutes en la zona.

salines2

El mismo área en la actualidad, asalvajada.

Lucas Balcázar es periodista, autor del blog Onda Terráquea… y ya ha comprado su billete de avión para irse lejos de Ibiza.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Y la próxima semana, hablaremos del Gobierno:

Los políticos son de Atapuerca y estas diez pifias tecnológicas lo demuestran

Ocho iconos españoles más vascos que el bacalao al pil-pil

– Nueve camisetas de grupos musicales más famosos que los conjuntos que las inspiraron

– El cannabis, de remedio común a “sacramento” en misas satánicas

– Cinco presuntos viajeros en el tiempo y sus presuntas explicaciones