Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Los momentos más estrambóticos del rey campechano

02 Jun 2014
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

El rey se va a Benidorm

El rey y la reina, camino de Benidorm con el Imserso. 

Juan Carlos de Borbón fue apodado por los franquistas Juan Carlos I, el Breve, augurando un reinado efímero. Sin embargo, ha durado en el trono un par de años más que su antecesor en la jefatura de Estado, el Caudillo Francisco Franco: 14.072 días del Borbón frente a los 13.382 del sátrapa gallego.

A lo largo de estos 37 años, su Majestad nos ha dejado infinidad de momentos delirantes, absurdos y estrambóticos. He aquí una selección de los mejores momentos del monarca que abrió la puerta a la III República:

¿Por qué no te callas?

2007

El último de los Borbones dejará su impronta en la Historia gracias a dos intervenciones: dar carpetazo al golpe de Estado del 23-F y parar los pies a la hidra chavista en el glorioso exabrupto de la Cumbre de las Américas. “¿Por qué no te callas?”, será la frase que debería lucir en la lápida de don Juan Carlos.

Dejad que los nietos se acerquen a mí

2005

Parece ser que reunir en un mismo cuarto a los Reyes y a media docena de nietos excede de las posibilidades de la agenda de la Zarzuela, así que el gabinete de prensa decidió tirar por la calle de en medio y poner a Froilán y al resto de la comandilla con Photoshop, desencadenando el descojono entre sus súbditos.

reyesnenes

Tirando los tejos a Lady Di

1987

Es bien conocida la afición de Juan Carlos Primero por la caza mayor. Durante la estancia del príncipe Carlos y Lady Di en Marivent, en el verano de 1987, el Borbón tiró los tejos descaradamente a su invitada, aunque esta no accedió a sus pretensiones galantes. De hecho, según confesó la acosada años después, se sentía muy incómoda en presencia del monarca, a quien tachó de “hombre libidinoso”. Que se lo digan a la reina.

lady di

La peineta real

2004

Durante su visita oficial a Alava en ese año, el monarca fue increpado por unos radicales abertxales, a los que contestó mostrando una soberana peineta que luego fue desmentida por la casa Real como “una mala interpretación del saludo”. Este gesto, como manda el protocolo, debía haberse realizado con los cinco dedos de la mano bien extendidos y meneando sucintamente la muñeca (como bien ejecuta Doña Sofía) pero finalmente sólo se alzó el dedo medio de nuestro monarca, en unas imágenes que luego aseguraron ser trucadas, a pesar de que las grabó la ETB.

peineta

El rey desnudo

1989

“Un pedazo de hombre, repanchigado en el puente del yate Fortuna, en espléndida soledad, [… ] ofrece las reales rotundeces a los besos del sol”. Así describía la revista sensacionalista italiana Novella 2000 “Ias más escondidas joyas de la Corona española”, una portada en la que por primera vez el monarca salía luciendo moreno integral. Según la versión oficial, fueron tomadas en Mallorca en 1989 por unos paparazzis a la caza del príncipe Felipe y Isabel Sartorius. Pero en vez de al heredero haciendo picardías, se toparon con el propio monarca en porretas, que vale doble. El gobierno español sostuvo entonces que el rey fue captado por la cámara mientras “se asoleaba por orden de su urólogo”, quien le recomendó que tomara el sol desnudo para completar la curación de una intervención quirúrgica… ¡de 1983!

desnudo

Un rey con el punto de gravedad demasiado alto

1990-2014

Cuando hablamos de “alteza real” no es una metáfora: el rey es tocho, casi un metro noventa de carne y huesos reales, siempre a punto de trastabillar. Las caídas del rey son un género en sí mismo, que igual te animan un Telediario que sirven para especular sobre la resistencia del chasis de los Borbones:

Su Majestad, arreando una yoya a su chófer

2012

El abdicado monarca no viaja de copiloto porque sea campechano, sino para poder plantar una hostia bien dadaal chófer si el pobre hombre no logra satisfacer sus reales designios. Los cristales tintados del Juancarmóvil no sirvieron esta vez para ocultar la fechoría del Borbón.

Jesús Hermida entrevista (mal) a Juan Carlos Primero

2013

A lo que hay que llegar a veces para apuntalar una monarquía que hace aguas por los cuatro costados: ¡sacar del sarcófago a Jesús Hermida para entrevistar al Borbón! El resultado, (según nos cuentan, no hemos tenido ánimo para ver el documento) lleva el concepto de la vergüenza ajena a terrenos inexplorados. Nos quedamos con la reinterpretación que hizo Querido Antonio para El Intermedio:

El saludo maorí a cabezazos

 2009

Si los visitantes del Rey en su palacio están obligados a hacer genuflexiones, el Borbón también está sometido al protocolo que le dictan otras cortes: igual que le toca postrarse ante el rey Fahd de Arabia y sus petrodólares, cuando viajó a Nueva Zelanda no le quedó otra que hacer este ridículo saludo maorí, como de macho cabrío o prolegómeno de bronca de bar.

choque narices

Cazador blanco, corazón negro

2012

En sus buenos tiempos, el Borbón era un tipo campechano que lo mismo subía a un plebeyo de paquete en su moto que ejercía el derecho de pernada sobre las coristas del momento. Hasta que un buen día la caza menor se convirtió en caza mayor y la CA-GA-MOS.

Y no es que abatir elefantes en Botsuana no esté dentro de las atribuciones de un Monarca, qué va. Lo malo es el momento escogido para la “escapada”: con el país sumido en la peor crisis económica y social en medio siglo, y la institución monárquica en entredicho, tambaleándose como un paquidermo que agoniza por los disparos de un Franco-tirador.

rey-elefante-botsuana-default

BONUS TRACK: El heredero, vestido de Tío Pepe

Circa 1944

Esta no cuenta, que aquí Juan Carlos sólo era un Borboncito exiliado en Estoril, pero hemos creído necesario recuperar este fabuloso documento gráfico, el Rey transmutado en un pequeño Tío Pepe. El que lo mira con incredulidad es Alfonso, su hermano pequeño, con la misma cara que se le debió de quedar cuando, pocos años después, le descerrajó un tiro en la nariz con su rifle Swarovski  pistola del calibre 22.

rey tio pepe

Con información de Periodista Digital, Strambotic y La Nueva España.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

¡Va para bingo, señores!:

– Los diez personajes más fumetas de la ficción

– El rifle de oro y cristales Swarovski para cazar elefantes del Rey de España

– Lost in translation: las traducciones más descabelladas del inglés al español

– Diez pifias antológicas Marca España

– Cinco presuntos viajeros en el tiempo y sus posibles explicaciones

– Diez señas de identidad que creías que eran españolas (y ni de coña)