Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Si te horrorizó el pincho antivagabundos, el método chino para impedir dormir bajo un puente te dejará de piedra

14 Jun 2014
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

piramides1

Mientras en Londres sigue la polémica por los misteriosos pinchos de metal colocados en los portales de las viviendas más lujosas, para evitar que los vagabundos pernocten en la zona, muchos kilómetros más allá utilizan un método más expeditivo a la hora de evitar el descanso de los sin techo. Ni siquiera debajo de los puentes. Por ejemplo, la administración de la ciudad de Cantón (Guangzhou) es de las que piensan que las personas sin hogar que duermen bajo estas estructuras viales afean la imagen de una urbe con más de 13 millones de habitantes.

Esto les ha llevado a tomar una decisión que a buen seguro funcionaba muy bien en la Edad Media, pero que carece de cualquier humanidad en los tiempos presentes: torturar a los sin techo llenando sus lugares habituales de pernoctación con pequeñas pirámides de cemento puntiagudas, obligándoles así a buscar otros lugares donde pasar la noche.

Unos reporteros del periódico Nandu Daily descubrieron en 2012 que varias áreas debajo de una serie de puentes y viaductos de la ciudad estaban cubiertas con este tipo de poliedros de cemento. Sin embargo, ningún departamento de la ciudad dio un paso hacia delante para decir quién había sido el responsable de su colocación.

Así que preguntaron a los vecinos y les contaron que esos lugares eran espacios de descanso de personas sin hogar, pero que desde pusieron los pinchos se vieron obligados a mudarse.

piramides2

Es el caso de cerca de 200 metros cuadrados de terreno plano en la parte de abajo y por encima del viaducto de la autopista Huangshi, que conecta con el aeropuerto, y que cubrieron con una impresionante formación de «dientes», 100 por cada fila y 20 en cada columna; en total alrededor de 2.000 pequeñas pirámides de cemento dispuestas ordenadamente como si fuera la cama de un faquir gigante.

Los reporteros también han encontrado otros casos, donde las autoridades municipales llenaron los bajos de los puentes con una extraña combinación de cantos rodados y este tipo de elementos de cemento puntiagudo, más en plan obelisco, obligando a los vagabundos a dormir alineados en un pequeño y a todas luces incómodo quicio de apenas medio metro de ancho.

piramides3

Fuente y fotos: Netease