Ocho viajeros que dieron la vuelta al mundo sin apenas un duro en el bolsillo

Michael-Klein

Quema tus guías de viaje, pon los pies en la carretera y siente la electricidad de la aventura, recorriendo cada capa de tu piel. No importa tanto que no tengas dinero como tus ganas de salir a los caminos y patear la bola terrestre. Sigue la odisea del trotamundos que llegó a Ibiza en un catamarán en ruina; inspírate en las aventuras del chaval que consiguió atravesar continentes en silla de ruedas, o recupera la ilusión con el bombero que dio la vuelta al mundo en bici a la búsqueda del amor. Cuando leas sus historias nadie podrá impedirte que llegues hasta el lugar más recóndito del planeta.

El trotamundos que llegó a Ibiza en un catamarán en ruinas

Hace escasas semanas un barco-discoteca descubrió a un viajero desnudo, cerca de las costas de Ibiza, comandando lo que en otra vida había sido un catamarán. Se trataba de un trotamundos rumano, que al más puro estilo Waterworld, intentaba llegar a su tierra prometida con la 'casa' a cuestas. Los marineros del partyboat le regalaron una botella de champán para homenajear su intrépida travesía – venía desde la costa de Alicante y el siguió rumbo a su destino, sin GPS, ni cartas de navegación, solo con un remo como timón y un pecio a punto de desintegrarse de puro viejo como estaba.

¿Cuál era su presupuesto? Su provisión de fondos para transporte era nula. Su embarcación la encontró abandonada en una playa alicantina y le adhirió unas botellas rellenas de oxígeno para mejorar su flotabilidad. No invirtió nada más en la embarcación que su ingenio y pericia.

¿Cómo lo consiguió? Empezó su travesía en Cullera, un punto de la costa valenciana desde el que se puede llegar a Ibiza en línea recta. Pero, entre el estado de su paquebote, las corrientes, los vientos y demás, perfectamente podría haber acabado en las costas de Túnez o Argelia.

1.Selfie.Trotamundos

Ni este trotamundos es ajeno a la moda de los selfies.

El chaval que atravesó todo el mundo en silla de ruedas y sin un duro

Con solo 23 años – y una leucemia que le dejó en silla de ruedas cuando era un niño– Albert Casals ya ha vivido más aventuras que el resto de mortales en varias vidas. Sin un duro en el bolsillo –o casi– este Phileas Fogg en versión mejorada, ha atravesado selvas impenetrables y continentes enteros en autoestop, a su paso por los más de cien países que ha recorrido desde que empezó a aventurarse solo y sin pasta por el mundo. ''La planificación es mi peor enemigo'' es el lema que le ha propulsado a través de desiertos, montañas nevadas o junglas.

¿Cuál era su presupuesto? Empezó viajando a los 14 años con 3 euros por día y desde aquella experiencia, viaja sin un céntimo por todo el mundo.

¿Cómo lo consiguió? Gracias a su voluntad inquebrantable, su espíritu viajero y una gran dosis de buena onda y picaresca que le abren puertas y oportunidades alrededor del globo. También es un virtuoso del violín, lo que le permite ganarse unas monedas, tocando donde el viento lo lleva.

2.Albert Casals

Casals, sobre ruedas.

 El periodista alemán que alcanzó la Antártida sin un euro en el bolsillo

Michael Widgge. Así se llama el periodista que salió de Berlín sin una moneda en sus bolsillos y consiguió llegar hasta el punto más meridional del planeta: la Antártida. No le fue fácil. Tuvo que rebuscar en comida en la basura, trabajar como porteador de maletas en Machu Picchu, o inventarse trabajos como las peleas de almohadas o los servicios de sofá humano. Tuvo éxito, sin embargo, y  consiguió recorrer los más de 40 mil kilómetros que le separaban del Polo Sur.

¿Cuál era su presupuesto? Partió de Berlín sin absolutamente ninguna divisa, solo con una mochila y con toda la gente augurándole que iba a aparecer muerto y tieso de frío en alguna carretera perdida de la Patagonia.

¿Cómo lo consiguió? Aparte de paquetes de Braksburts y birras para parar un tren, llevaba en su mochila torrentes de creatividad, ingenio, buena vibra y ganas de darle caña al body por el mundo.

En medio de toda la aventura estuvo a punto de perder las cintas que grababa de su viaje en un incendio.

El bombero que recorre el planeta en bici en busca de un récord y el amor

Fue paramédico, pero también guardaespaldas o bombero. Francisco Villa, este chileno polifacético que tan pronto te rompe un brazo como sabe curártelo, está dando la vuelta al mundo solo con la fuerza de sus pedales. Todo empezó cuando se divorció de su mujer. Decidió colgar el maletín y sacar la bici del garaje para batir el Record Guiness, recorriendo  en bici los cinco continentes y ver si podía encontrar  el amor por el camino para rehacer su vida. Y así lo hizo. Pedaleó hasta que los desiertos se convirtieron varias veces en mares, y conoció a la que es la madre de su retoño en un alto del camino.  Todavía sigue en ello y ya va por Oceanía, después de haber recorrido más de la mitad de los 250.000 km de su desafío.

¿Cuál era su presupuesto? Francisco partió  de casa con una provisión de 20.000 dólares, pero se le acabaron rápidamente en los cinco años de viaje y más de 128.000 km que ya lleva recorridos.

¿Cómo lo consiguió? Pedaleó, pedaleó y pedaleó. Así básicamente durante miles de kilómetros, aunque cuando se le acabaron los ahorros tuvo que trabajar en el camino para conseguir fondos y seguir con su aventura.

4.Bombero.Bici

Recorre el mundo a lomos de su bici 'Rocinante' en busca de su Dulcinea.

 

El personaje que inspiró 'Into the Wild' y que se largo hacia 'lo salvaje'

Donó el dinero de la herencia anticipada al acabar la universidad, unos 24.000 dólares, se compró un rifle del 22, un saco de arroz de cinco kilos, cogió un puñado de libros y se largó a bordo de su destartalado coche. Así, empezó la leyenda de Christopher McCandless el personaje en cuya vida se basa el libro, y su correspondiente película, Hacia rutas salvajes. De allí en adelante, se cambió el nombre por el de Alexander Supertramp y se dedicó a recorrer el salvaje oeste americano, empeñado en llegar hasta  Alaska, utilizando los mínimos recursos posibles y solo parándose a trabajar cuando era imprescindible para seguir con su aventura.

¿Cuál era su presupuesto? No se sabe a ciencia cierta, pero por las reflexiones de su diario, se presupone que no partió con más de algunos cientos de dólares y fue viviendo con lo mínimo posible durante los dos años que duró su aventura.

¿Cómo lo consiguió? Consiguió vivir la aventura con la que siempre había soñado. Sin embargo, tuvo un desenlace trágico pues murió de inanición al quedarse aislado en un bosque de Alaska.

El bus donde vivió sus últimos meses en Alaska.

El autoestopista que sería capaz de convencer a una nave alienígena para que le recogiera

Jeremy Marie, es un viajero francés, que consiguió recorrer 71 países durante cinco años sin pagar un duro. Es el dios de los autoestopistas y probablemente sería capaz de convencer a una nave galáctica de que le diera un paseo por el espacio. Entre otras de sus muchas hazañas en la carretera, consiguió por ejemplo, que una aerolínea le regalase los billetes de Australia a Indonesia, cuando no encontró otra manera de cubrir ese tramo. En su haber, quedan más de 160.000 kilómetros en todo tipo de transportes, hasta en burro, en un viaje de cinco años que le ha llevado a recorrer todo el globo.

¿Cuál era su presupuesto? Su fondo para transportes era inexistente desde el principio de su aventura.

¿Cómo lo consiguió? Siendo muy diestro en el arte de convencer a gente para que lo llevara gratis, ya fueraen coche, moto, burro o llama.

6.JeremieMarie

Pie de foto: Jeremy sería hasta capaz de convencer a Al-Qaeda para que le llevarán un trecho. 

El hombre que hizo el mundo suyo (dos veces) bajo las  ruedas de su moto

No había caído el muro de Berlín, ni se habían acabado las guerras del Congo, cuando el argentino Emilio Scotto, atravesaba esas zonas al rojo vivo y mil más iguales, al amparo y propulsión de su musa, una Honda Goldwin 100. Scotto salió un día de casa con la esperanza de conocer todo el mundo – y lo recorrió dos veces entero–,  un sueño que le valió el Record Guiness al viaje en moto más largo de la historia. No fue fácil, rodó su periplo durante los ochenta, entre otras muchas aventuras, tuvo que hacerse musulmán para recorrer parte del mundo árabe, casi muere en un carguero somalí en el Mar Rojo, y tuvo la oportunidad de ver la caída de la URSS mientras rodaba por los campos de la madre Rusia.

¿Cuál era su presupuesto? Salió de casa con 300 dólares en el bolsillo.

¿Cómo lo consiguió? Al principio sobrevivió gracias a la solidaridad de la gente, que le regalaba comida, le ofrecía un techo o le daba de comer. Con el tiempo, consiguió varios patrocinadores moteros para poder seguir sufragándose su doble vuelta al mundo.

7.EmilioScotto

Pie de foto: Emilo con 'Princesa Negra' su moto y un amigo que hizo en el viaje.

El canadiense que caminó  durante once años (y consiguió mantener su matrimonio)

Sería difícil saber cuál de las dos hazañas que llevo a cabo el canadiense Jean Beliveau fue más meritoria: si dar la vuelta al mundo caminando durante 80.000 kilómetros o mantener la relación a distancia con su pareja durante los once años que duró su aventura. Este aguerrido canadiense gastó cincuenta y cuatro pares de zapatillas y una próstata, operada in extremis y gratuitamente en Algeria, en el camino para cumplir su objetivo. Su lema: "Prefiero que me coman los leones que la sociedad", irónicamente, casi se convierte en una autoprofecía cumplida cuando casi se lo devora un puma cuando acampaba por Chile.

¿Cuál era su presupuesto? Salió de casa con 3.000 dólares y su mujer le fue ayudando durante el trayecto, pero pasó temporadas totalmente sin dinero y sobreviviendo gracias a su astucia. De hecho, tuvo que convencer a unos médicos argelinos para que le operasen gratuitamente la próstata.

¿Cómo lo consiguió? Se marcó un reto y peleó por él hasta el final. Suponemos que le hecho de no tener mucho acceso a Skype les fue muy bien a ambos para mantener su relación.

 8.JeanBeliveau

Jean Beliveau a su vuelta a Canadá tras once años en el camino.

Con información de: El TiempoPúblicosoychile.clGadling.comDiariodeibizaTravelerMontenbaik, Elmundo y Vida Sencilla.

Lucas Balcázar es periodista, autor del blog Onda Terráquea y planea dar la vuelta al mundo con su colección de monedas de peseta.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Y la próxima semana, hablaremos del Gobierno:

-Los políticos son de Atapuerca y estas diez pifias tecnológicas lo demuestran

-Ocho iconos españoles más vascos que el bacalao al pil-pil

Nueve camisetas de grupos musicales más famosos que los conjuntos que las inspiraron

El cannabis, de remedio común a "sacramento" en misas satánicas

Cinco presuntos viajeros en el tiempo y sus presuntas explicaciones