Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Tu hijo no anda jugando con un tal Iván sino con un TALIBÁN

27 Ene 2015
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

Anda que no mola el "Bin Laden movil"

En la época en la que algunos tomábamos poloflanes (los de “sabor Coca Cola, los mejores) jugando a las chapas antes de ir a casa a ver Barrio Sésamo, las noticias de TVE1 se poblaron de pronto de unos señores barbudos y que gritaban vaya usted a saber qué mientras se enfrentaban a los malvados comunistas. “Luchadores por la libertad” les llamaban los americanos. Y nosotros, preñados de inocencia y buen rollo peta zeta, pasábamos de aquellos tipos tan sucios y nos íbamos a jugar con los Geyperman a nuestra habitación. Años después, se nos quedó cara de mega tonto al ver cómo caían las Torres Gemelas. ¿Pero, pero… no eran los buenos? Hoy, en un mundo globalizado, interconectado, donde se vende hasta la mierda de artista, cualquiera puede ser (o tener) un talibán.

Bin Laden en casa.

f1d88e9d-5598-4627-9424-9406e558917e

La compañía indonesia Rakuten vende online una figura de nada menos que 31 centímetros de altura, articulada y con todos sus adminículos, de un supuesto talibán anónimo, aunque resulta más que sospechoso su parecido con el terrorista Osama Bin Laden. Si te sientes solo en casa, puedes tomar té con la figura sentadita a tu lado o convertirte en un inadaptado social imitando a José Luís Moreno en la fiesta de cumpleaños del hijo de algún amigo (que inmediatamente dejará de serlo).

Otra compañía, Big Bad Toy Store, distribuye a Osama Bin Laden a escala 1/6. Un muñecote de 12 centímetros muy logrado que incluye bastón, una pipa de tabaco, un Corán, un micro,  un teléfono móvil, tres botellas de medicinas, mapas, un anillo…¡Y tres botellas de refresco de Cola!

1522577qqkhk1katkt2t1a

Y lo sentimos en el alma, pero, el Jihadjoe es un fake como un Boing de grande.

osamajoe

Soldaditos talibanes

El movimiento talibán, dicen los que saben de esto, sigue una doctrina “extremista islámica modernista, aunque disfrazada de ortodoxia, cuya idea de sociedad está basada en interpretaciones estrictas de lo que debe ser la vida de un musulmán, sin dar cabida a otras interpretaciones que posibiliten algún tipo de «libertinaje», como es habitual en las sociedades democráticas”. Como tienen cierto gusto por la iconoclasia (recordemos a los pobres “budas de Bamiyan, reventados a base de artillería), no creemos que les haga mucha gracia que la marca rusa de modelismo ICM, les tenga dentro de su catálogo para miniaturistas militares. Cuatro figuritas y un MLRS BM-21 Grad. Un lanzacohetes que, para celebrar las fallas, no es. ¡Y a escala 1:35!

8042173506

Sospechosamente, otra marca rusa llamada Alanger, comercializa en la misma escala otros cuatro (ni uno, ni dos, ni tres: cuatro) soldaditos talibán que, al igual que en el caso de ICM, miran al cielo esperando ver algo que llevarse al Stinger.

ALG35202.01

¿Qué qué es un Stinger? Un lanzamisiles portátil que los EEUU cedió en grandes cantidades a los guerrilleros afganos para que le diesen leña a los soviéticos en la Guerra de Afganistán (1978-1992) y que luego estos simpáticos chicos barbudos usaron para darle caña a los helicópteros americanos cuando se habían pasado al lado oscuro Bin-Laden de la fuerza. Lo de siempre: ”cría cuervos…”

stinger-afghanistan

Y hay de todo. La checa CMK tiene en su catálogo un guerrero talibán montado a caballo, para el que le guste.

2887_3-auto_downl

Los americanos de origen belga Verlinden venden también figuritas de talibanes en 1:35. Uno de ellos está en la postura que debe ser más común en Afganistán: mirando al cielo, y el otro tiene cara de pensar en el humus que se va a comer cuando llegue a casa. Se nota que la empresa es americana. Muestran dos posibilidades de uso de los pequeños talibanes de plástico: vivos o muertos.

verlinden-taliban-the-end

¿Qué hace un talibán en mi mesa?

Muchos hemos flirteado con la idea de meternos en eso del Wargaming. Crear ejércitos, pintarlos durante horas y días. Jugar durante semanas o meses a batallas y más batallas. Todo ello bebiendo coca cola a litros y disfrutando de la camaradería (en el mayor de los casos) masculina. Muchos lo dejamos por tener la cuenta corriente más seca que la mojama o por un ultimatum de nuestras novias: “o los muñequitos, o yo”.

La empresa australiana Eureka Miniatures distribuye una serie de cucas figuras de 28 mm con talibanes bien equipados (hablamos de armas) que harán las delicias de niños y mayores. Parecen hobbits con turbantes.

Eureka

Plomo talibán

Para aficionados a representaciones más tradicionales, la empresa ucraniana Mars, tiene los típicos soldaditos de plomo, esta vez a escala 1:32 y en paquetes de 16 unidades. Y si vuestra madre ha amenazado con echaros de casa como os vea llegar con más juguetitos a casa, distribuyen una caja de mujaidines (que es como se llamaba a los talibán cuando no protegían en las cuevas de su país al fallecido Bin Laden) escala 1:72 con 40 miniaturas, esta vez de plástico. Ideales para amenazar a tu progenitora con una mini-yihad si no vuelve a comprar Nocilla.

ms32001

Las figuritas acabarán, en el mayor de los casos, cogiendo polvo en una estantería o moho en la caja-contenedor comprada en alguna gran cadena de tiendas suecas, pero no queremos dejar de pasar la que se lió en USA cuando descubrieron que el juego Medal of Honor, en una nueva edición, te permitía jugar como talibán y matar a soldados norteamericanos.

MOH_screen-29

Casi les da por quemar todos los juegos, aunque claro… eso hubiese sido propio de talibanes.

————–

Jaime Noguera trabaja para una potencia extranjera y vende un libro muy divertido de zombis en Amazon.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Va de retro:

Une la línea de puntos y tú también habrás blasfemado contra el Islam

Chemtrails, el (fallido) plan para exterminar a la Humanidad

La increíble historia que grabó 35 años de informativos en 144.000 cintas de VHS

Desde Rusia con amor: las fotos más delirantes de los sitios de ligoteo rusos