Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Curar úlceras, alargar miembros y otros milagros de pacotilla que te harán perder la fe

20 Abr 2015
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

papa-juan-pablo-ii

Si te hiciste un esguince, recuerda que hay que ahorrar en sanidad y en solidaridad con el gobierno encomiéndate a la virgen, a lo Pitita Ridruejo. ¿No crees en los milagros? ¡Ay, hombre de poca fe! Así no sanarás nunca. Porque, a juzgar por los hechos divinos que las distintas religiones acreditan, una de las condiciones más valoradas es llegar al milagro creído. Como te falte eso, puedes irte de este mundo sin haber presenciado hechos tan extraordinarios que hacen parecer a la resurrección de Lázaro pecata minuta.

Ante ti, el top ten de las curaciones y otras obras sobrenaturales de varios credos… Porque al igual que sucede con el huso horario, la atribución depende del meridiano. Además, una vez puestos, ¿por qué conformarse con ofender sólo a los feligreses de una fe pudiendo abarcar a muchas? ¡Quién dijo miedo habiendo estampitas!

1. Las sanaciones de Karol  Wojtyla, capítulo 1

Oracion-San-Juan-Pablo-II_TINIMA20140425_1020_19

Protagonista: Karol Wojtyla, nombre profesional Juan Pablo II
Milagro: La curación de la religiosa francesa Marie Simon-Pierre, enferma de Parkinson, y de Floribeth Mora Díaz con aneurisma cerebral. Impresiona, ¿no?

La beatificación de Juan Pablo II pasará a la historia como una de las más rápidas del catolicismo. Fulgurante. Aún estaba caliente el cadáver y ya se pusieron a buscarle portentos.   Marie Simon-Pierre, según propio su testimonio, se curó en 2005, cuando la superiora de su orden  invocó  al otrora Karol Wojtyla y ella sanó del Parkinson.

2. El solitario milagro de Juan XXIII

monjamilagro

Protagonistas: Angelo Roncalli, Juan XXIII
Milagro: curación  de la religiosa Caterina Capitani en 1966, quien sufría de una perforación gástrica hemorrágica con fistulación externa y peritonitis aguda, pobre mujer.

Según el informe para la santidad, el 22 de mayo de 1966 las hermanas de la religiosa le colocaron una imagen del fallecido Pontífice en el estómago. Al poco tiempo, la religiosa monja se recuperó y pidió de comer. La perforación gástrica y la peritonitis aguda pasaron a la historia, y como no conocemos mucho más porque se reservan los datos clínicos de la paciente, respeto a su intimidad, hasta ahí podemos leer.

Juan XXIII y Juan Pablo II ascendieron a los altares al unísono, ahora se cumple un año.

3. Hasta el infinito y Más Alá

NombreAla

Protagonista: Alá y Mahoma, su profeta
Milagros: Escribir su nombre en el cielo y fragmentar la luna

Es cierto que los musulmanes son menos iconoclastas que los cristianos, Pero, el Islam también tiene sus hechos milagrosos, extraordinarios, maravillosos. No es burla, es la definición de milagro de la Real Academia, la opinión que nos merezcan algunas definiciones del diccionario es otra cosa.

Según varias publicaciones confesionales, la palabra Alá ha podido verse escrita en los océanos y desiertos desde el espacio.Otro milagro que le atribuyen es la fragmentación de la Luna. Ahí es nada.

4. De santos y milagros

todos-los-santos-cuadro

Todas las religiones tienen sus milagros, y sus mártires, pero los católicos están entre los campeones del barroquismo: siempre hay hueco para una buena canonización. El santoral es un piso patera, con todas y todos apretadicos.

De diestra y siniestra. Así es la Congregación para las causas de los Santos, o sea, la reunión de doctos señores que estudian, investigan y en su caso prueban cómo Dios actúa a través de los distintos candidatos. No es de extrañar que se canonizara a Juan XXIII a la par que a Juan Pablo II.  El primero reunió el Concilio Vaticano II, la renovación de la Iglesia, el progresistas. Juan Pablo II ayudó a derrocar al comunismo y es conocida su predileccion por el bando conservador del Vaticano.  Un santo por cofradía. Y estampitas por partida doble para la ocasión.

5. San Escribá de Balaguer, los milagros del Opus

MO-SJM-Neza

Protagonista: Jose María Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei
Milagro: curar al doctor Manuel Nevado Rey de una radiodermitis crónica

Una radiodermitis crónica es una enfermedad profesional por exposición a rayos X que puede degenerar en un cáncer de piel. En el caso del Doctor Nevado, traumatólogo español,  no había sucedido pero, según su declaración, la enfermedad evolucionaba desfavorablemente. Hasta que en 1992, con Escrivá ya muerto, un conocido le regala una estampita del autor de ‘El Camino’, y le invita a acudir a una intercesión para su curación. Y se curó.

Horas y horas. Días y días. Meses, incluso años, dedican los preclaros hombres de Iglesia a discutir estas curas milagrosas. Dado que los milagros distan de tener el campo de actuación de los antibióticos o la cirugía, ¿podrían poner sus privilegiadas mentes en otros menesteres? Quizás sí, pero emulan las discusiones bizantinas de antaño, cuando podían pasarse media vida teorizando, ¡en serio!, sobre  el sexo de los ángeles y la otra media sobre el himen de María. ¡Qué haces, infeliz, estudiando la cura del linfoma de Hodgkin o el teorema de Perelman!

6.  Al amparo de Amparo

Protagonista: Amparo Cuevas, la vidente del Prado
Milagro: revelación mariana y curas varias

Según cuenta la página web propagandista, fue en 1981 que la virgen se le apareció a Amparo en la finca de “Prado Nuevo” en El Escorial, Madrid. Desde entonces hasta su muerte la acompañaran devociones y muchas sospechas.  En la misma web figuran algunos milagros: “Bebí de la fuente y mis dolores de espalda han desaparecido”, escribió un tal Miguel, sin apellido. Algunas gentes sin filiación específica afirman haber recuerado visión y ver al  sol cambiar de color, recuperar, y según una mexicana la Virgen del Prado sanó a una amiga de un cáncer de pulmón. El secreto, al menos una parte, de tanto éxito se lo llevó Amparo a la tumba.

Con todo,   los doctos miembros del jurado de MasterBeato  consideran estos milagros  baratillo, una ganga en el mercado de los hechos fantásticos y extraordinarios, inexplicables y de origen divino.

7. Las sanaciones de Juan Pablo II, el Retorno

hqdefault

Lo de  Floribeth Mora, mujer costarricense muy creyente, ocurrió en 2011 mientras veía la ceremonia de beatificación de Wojtyla. “Siempre he considerado a Juan Pablo II un santo”, declaró en su momento. Gracias a ello, afirma,  se curó de un aneurisma cerebral poco habitual.

Aún siendo raras, las curas naturales de estas y otras patologías existen, y suceden a creyentes y ateos. Es por ello que,  sin quitar méritos a semejantes portentos, sanar sólo a los tuyos suena algo discriminatorio egocéntrico.  El Papa del Totus Tuus, San Juan Pablo II, tendría que haberse salido curando, por ejemplo, a Stephen Hawking.

7. La Virgen del Rocío, con un fabo en la cabeza

10064946bg

Protagonista: la Virgen del Rocío
Milagro: curaciones varias y bajar las listas del paro

Los exvotos de la hermandad rociera recogen los hechos milagros que la virgen del camino ha realizado a lo largo de los años. En la imagen se puede ver como un antiguo anuncio recoge uno de ellos: Estando en el Hospital de Sevilla J.P. con un fabo en la cabeza, su hija la encomendó a Nª Sª del Rocío i sanó milagrosamente en el pueblo de Pilas. Al parecer, y salvo localismos, el fabo es un haya, así que el tal J.P tenía un árbol en la cabeza… Ante el prodigio de talarte de raiz, es normal que a esta  virgen se encomendara la ministra de trabajo, Fátima Bañez. Aunque “haya” también significa dinosaurio…

8. Milagros evagélicos y  alargamiento de miembros

Protagonista:  predicadores evangélicos como el del vídeo
Milagro: varios por sesión, como por ejemplo hacer andar a un paralítico

Los milagros evangélicos tienen su punto, ocurren en vivo y en directo, delante de miles de fieles a un lado y otro de la pantalla. Con eso es difícil competir, normal que le hayan ido quitando terreno a los santos católicos, tan muertos todos, con su birria de milagros sin cámaras y en diferido. Na que hacer. Los curía evangélica, muy heterogénea,  lo mismo sana a un parapléjico que alarga unas piernas.

9. Llevo tu nombre tatuado

1393174_1422519311299986_72746675_n

Protagonista: De nuevo, Alá y Mahoma, su profeta
Milagros: escribir en la piel

¿De verdad que con lo grande que es Alá, y con todo el trabajo que hay que hacer, se le ocurre perder el tiempo pintando graffitis borrosos? Pobre, le han pasado por la derecha sus fieles de ISIS, esos sí que saben montar puestas en escena. Los dioses clásicos y sus milagros piden a gritos un plan Renove.

10. Los protentos orientales

167878_1750799216991_1449200694_31843673_4425089_n

Protagonista: Buda, Brahman, la energía…
Milagro: sanaciones, purificaciones, levitaciones, Nirvana y el sexo tántrico

Los orientales lo han hecho mejor. El mantra energético que comparten budismo, hinduismo o sintoismo hace a la vertiente Este más ubicua. Más atérea y por tanto más fácil de seguir en la new age. Los santos occidentales tienen aspecto humano y poderes sobrehumanos limitaditos: los santos orientales tienen formas difusas y poderes cósmicos. Milagros zen.

Dice el Doctor Pedro Cava, apasionado del pensamiento y la pelea entre creencia y razón que el ser humano siempre anda a la búsqueda del milagro: “La lotería de Navidad, el último descubrimiento que nos salve de la peste”. Básicamente, somos unos monos deseosos de creernos los cuentos que nos cuentan. No nos basta con lo realmente extraordinario, el suceso que a diario protagonizan gentes diversas sin la mitad de protección que un paso de Semana Santa.  Sin apariciones, intermediaciones, posesiones o rezos.

Fuentes: Milagrros en Religiones no cristianas; webs y blogs especialistas en milagros; la web del Vaticano y Público.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Va de retro:

– Los mayores impostores de todos los tiempos

 ¿Cuántas hostias tendrías que ingerir para engullir a un Jesucristo entero?

Diez mentiras que tu madre te decía y que te avergonzarás de decírselas a tus hijos

– El Museo de los Productos Fracasados