Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Obligan a un ladrón a comer 48 plátanos para cagar la cadena de oro que se tragó

11 Ene 2016
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

cadena

La cagó. Y luego lo cagó. El ladrón primerizo que robó una cadena de oro de 24 kilates a una mujer en la localidad india de Ghatkopar fue atrapado por la multitud y obligado por la policía de Mumbai a comerse cuatro docenas de plátanos hasta defecar la joya, que el felón escondió allí donde pensaba que nunca la encontrarían.

Pero la policía no es tonta, y mucho menos la de Mumbai, acostumbrada a tratar con tunantes de este jaez. El pasado miércoles Gopi R. Ghaware arrancó del cuello una cadena de oro de 25 gramos en un barrio de Mumbai. Los vecinos lograron atrapar al caco, que al parecer debutaba en las lides del tirón, y le propinó tremenda golpiza hasta que fue entregado a los agentes del orden, según relata el Hidustan Times.

La patrulla salvó al joven Ghaware del linchamiento pero no encontró el collar de oro por ninguna parte. Los policías llevaron entonces al caco a un hospital cercano y le hicieron pasar por la máquina de rayos X. La radiografía, como el algodón, no engaña y ahí estaba el botín: en el estómago del mangante.

bananas

Los agentes encargaron a su frutería de confianza una cesta con plátanos para acelerar el proceso peristáltico del ladrón. El plátano es una excelente fuente de fibra; un plátano grande ofrece 4 gramos de fibra, de modo que cuatro docenas suplen los requisitos de fibra recomendados para un adulto durante una semana.

Pero Gopi no necesitó una semana sino apenas un día para cagar la joya bajo la atenta vigilancia de los policías, que también grabaron meticulosamente el proceso de salida del collar del organismo del ladrón. Una vez recuperada, le dieron una agüita y se la devolvieron a la dueña.ladron

Al parecer no es la primera vez que la policía de Mumbai utiliza la “técnica del plátano” para recuperar objetos de oro tragados por los cacos. Según recuerda el periódico, el pasado de mes de abril un ladrón fue obligado a comer cinco docenas de bananas para expulsar una cadena de oro de 60.000 rupias que se había quedado atrapada en la chicane del intestino grueso de un caco. En esta ocasión, el método fracasó y el ladrón no cagó la cadena hasta tres días más tarde. La víctima “se negó a tocar la joya, la llevó al joyero en una bolsa de plástico y recibió otra a cambio”.

El pasado mes de julio otro chorizo se tragó un colgante sagrado (“mangalsutra”), que acabó defecando tras comer dos docenas de plátanos, laxantes y varios litros de leche.

Visto en Hidustan Times. Con información de Ehow.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Y además…

– Aunque parezca mentira, la marihuana es ilegal en Jamaica y están luchando por despenalizarla

Piden la medalla al mérito policial para Mortadelo y Filemón: 10 motivos por los que la merecen más que la Virgen

– Cinco apaños tecnológicos para aliviar la soledad del soltero

– Cinco proyectos online que te arrancarán una sonrisa