Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Once hombres del tiempo (y una mujer) con muy mala suerte

28 Abr 2016
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

lol

Nadie dijo que fuera fácil ser hombre del tiempo. Salir cada día al ruedo de las isobaras y pelearse con ciclogénesis explosivas, olas de calor y mar gruesa en Alborán, aguantar las broncas de los hosteleros cuando anuncias las inevitables lluvias de Semana Santa y las críticas de los veraneantes indignados, que se empeñan en matar al mensajero y proclaman “¡Mañana hará el tiempo que a mí me dé la gana!”.

Pero no sabés lo peor, como decía el chiste. El hombre (o la mujer) del tiempo tienen que lidiar también con un enemigo invisible en forma de mapa o animación, con las caprichosas formas que Eolo produce en los cielos. Ellos sólo ven una pantalla verde, el croma, pero los espectadores asisten a un espectáculo que en ocasiones frisa la seudopornografía.

A continuación, una recopilación de hombres del tiempo (y el token femenino que exige la ley) en situaciones más que apuradas:

Despedido por tirarse pedos en directo

El hombre del tiempo de la televisión de Hungría decidió de buenas a primeras incorporar un «efecto especial» en su espacio del tiempo: tirarse pedos (de mentira) para ambientar los chuvascos dispersos con truenos intermintentes. La gracia caló entre la audiencia pero no así entre los directivos de la cadena, que expulsaron con pedos destemplados al chistoso.

Borrascas y anticiclones con formas fálicas

 ollon

stroking

pollastre

lasper

Le pillan meando en plena transmisión

Mear en la nieve mola. Esto lo sabe el corresponsal del tiempo y su camarógrafo, que no deja de grabar ni cuando su compañero está con el pito al aire. Máxima atención a la cara de pasmo del presentador en el segundo 13:

Esto es lo que pasa cuando el hombre del tiempo lleva corbata verde

Sí señores, el croma es verde, así que cualquier prenda de ese color se transparenta. El efecto en este elegante hombre del tiempo es de semiinvisilidad, como si hubiera comprado la capa de los hobbits en rebajas:

Resbalones, tortazos y otras desdichas

 wall

 

stop

ike

Saliendo del armario, cucaracha mediante

Imagina que llevas años escondiendo tu condición sexual ante tus compañeros de plató y la audiencia de un canal de Wisconsin y de pronto aparece una cucaracha del tamaño de un chiuaua en el estudio. Ese ¡Oh My God! equivale a tres portadas consecutivas en la revista Zero.

Me pareció ver un lindo gatito…

Fíjense en la parte baja de la pantalla mientras el señor Kachelmann (sí, se llama así) desgrana la previsión meteorológica en Baviera. Lupin, el gato del estudio, exigía su dosis horaria de caricias y eso no hay directo que lo pueda impedir.

BONUS TRACK: Las ojeras de Maldonado

maldonado

Técnicamente, nuestro hombre del tiempo inmortal no estaba en el ejercicio de su profesión, pero no me digan ustedes que no es mala suerte irse a operar las ojeras (que este señor tenía y muchas) y el cirujano plástico de guardia te deje los párpados del grosor de un papelillo de fumar. Así se le han quedado los ojines a Maldonado, que no puede pegar ojo, una pena que ni 120.000 euros quita.

Con imágenes de Funny or Die, información de La Vanguardia, <vídeos de YouTube a cascoporro y la sabia asesoría técnica de David García, GIF master de Yorokobu.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Por otros derroteros:

‘Rodrigo Rato’, by El Fary

La leyenda de G-13, la marihuana secreta creada por el gobierno de EEUU

Milagro en Rusia: desaparece el reloj de 25.000 euros de la muñeca del patriarca ortodoxo

¿Eres tan duro como ellos? Diez fotos del  metal que dan vergüenza ajena

La gran obra de los Shulgin será traducida al español con un crowdfunding

Cinco presuntos viajeros en el tiempo y sus posibles explicaciones