Las lentillas de sol, el micrófono-fregona y otros inventos sublimes que alguien debería fabricar cuanto antes

maquina vending pedales color300

Máquina de vending a pedales: nada de Lacasitos hasta que no sudes las calorías que contienen.

Las grandes ideas surgen en situaciones cotidianas. Por ejemplo, subes un día al ascensor cargado de bolsas de la compra y te das cuenta que no tienes ni manos ni dedos libres para apretar el botón de tu piso. "¿Por qué no inventarán un botón de ascensor para la nariz?", piensas.

Dicho y hecho. Bueno, sólo dicho. Y escrito.

El publicista e inventor Pep Torres tiene "unas cuantas ideas de inventos locos al día". Algunas (las menos) las ha llevado a cabo, como el fabulosa máquina de vending que sólo te entrega el producto que quieres cuando has gastado las calorías que contiene en una bici estática. Otras (decenas, cientos de ellas) las "regala" a la Humanidad enunciadas e ilustradas en un libro tan divertido como inspirador: '100 idas para llevar', que acaba de editar Yorokobu.

pep1

Algunas de las propuestas son descacharrantes pero obviamente inútiles o impracticables, como esa crema de afeitar amarilla para que tus dientes no parezcan tan, ejem, amarillos cuando te afeitas. Otros, por el contrario, tienen un indudable recorrido comercial, como la Etiqueta de rascar y oler en envases de comida, que te da una pista olfativa de lo que vas a encontrar dentro:

"Esta idea la puede ver un ejecutivo de, por ejemplo, Nestlé y puede que la ponga en marcha. Hay ideas que están pensadas para gente que está metida en el ajo y otras que son para todo el mundo", me cuenta Pep desde su estudio en Barcelona vía Skype.

¿A qué se debe esa generosidad a la hora de compartir ideas que podrían hacerle rico? "Es una estupidez que tenga guardados en un cajón inventos que tienen 15 o 20 años, yo ya tengo 51 y ¿voy a dejarlos muertos de risa? ¡De ningún modo! Prefiero que los lleve a cabo alguien o que se inspire a partir de la idea. Yo no es que sea de regalar, yo soy catalán y lo que quiero es ganar pasta, pero tampoco tiene mucho sentido intentar acaparar ideas".

taxibrellacolor

El paraguas-taxi, para cuando se te olvida el paraguas en casa.

Forrarse, puede que no, pero divertirse, un rato. Uno de los inventos que aparecen en el libro se está convirtiendo en idea en este instante: se trata de una app para conseguir paraguas (y compañía) cuando llueve y no tienes dónde guarecerte, una suerte de BlaBlaCar para conocer gente bajo la lluvia... y algo más:

"Si te dejas el paraguas en casa, te conectas a la app y te dice los paraguas que están disponibles, el perfil del acomlpññaante, el tipo de conversación que tiene y el precio del paseo, usando el podómetro del iPhone. También he inventado un paraguas conectado a internet que directamente se te pone en verde cuando está disponible. La app no solo serviría para días de lluvia sino, en general, para encontrar gente que quiere pasear contigo, por ejemplo un músico en NY que te acompañe a tiendas de música".

fregona micro color

La fregona con micrófono incorporado, un invento por el que ya suspiran los Axl Rose que en el mundo son.

Los inventos, como decía, son muy cachondos, en parte gracias a las inspiradas ilustraciones de David Sánchez, pero el autor invita constantemente al lector a pensar y, qué diantres, a inventar por sí mismo. Sostiene Torres:

Hay dos capas de lectura, como en una peli de Pixar en la que los niños ven una cosa y los adultos otra. En este libro, hay una capa de humor pero también hay una segunda capa que incita a la reflexión: ¿por qué es bueno unas lentillas de sol? O bien, ¿qué implicaciones tendría poner una barra de bar en las farmacias por si tienes la urgencia de tomarte la aspirina? Lo que hice fue, detrás de cada invento, explicar el porqué creía que era una buena idea, e ideas serias que podrían salir de ahí. De lo que se trata es de que tú digas "esto está muy bien" y voy a pensar algo en este sentido.

muebles antimiedo4 color

La cama sin monstruos. Un operario de Rien, Furniture without Monsters (sí: existe) comprueba personalmente que debajo de la cama no haya monstruo alguno y los niños puedan dormir sin miedo.

Torres imagina más ideas de las que es capaz de ejecutar. Y sin embargo todo apunta a que la "era dorada" de los inventos se cerró muy atrás, hace medio siglo. Inventamos menos y peor. ¿A qué es debido?

"Elon Musk, inventor del coche de Tesla y de Space X, tiene una respuesta para esto: vivimos en un futuro alternativo. En un momento de la historia, todos los recursos se dedicaron a Facebook, Twitter en vez de cohetes que van a Marte, coches que levitan, que hubiera sido el otro camino que nos tocaba vivir. Lo que dice Musk es que se ha creado el sistema operativo para permitir que venga todo lo demás. Ahora hará clic y veremos inventos de verdad, internet of things va a permitir que broten cientos de inventos increíbles".

Pero el "invento" del que más orgulloso está Pep Torres es miba, el museo de ideas e inventos de Barcelona, donde se pueden ver algunos de los inventos que aparecen en el libro... y mucho más. Para el miba, nobleza obliga, Pep ideó su propio invento: un ticket de entrada basada en el tiempo de permanencia, a razón de 0,20 € por minuto.

600

Claxon que activa los faros del coche (para saber de una vez por todas quién es el besugo que toca el pito en el atasco).

Ya tardas en comprar '100 idas para llevar', en Yorokobu, por 18 euros de nada.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Y además:

-"No hay ideas tontas, solo ideas cobardes"

– Diez pifias antológicas Marca España

 Si las Comunidades Autónomas fueran países