Un millonario estadounidense quiere reconstruir el Word Trade Center y lanzar contra él un avión lleno de combustible

911-redux-516033

El próximo 11 de septiembre se conmemoran 15 años desde los ataques del 11-S de 2001, el mayor atentado de la Historia, que dejó más de 3.000 muertos y las Torres Gemelas reducidas a escombros. Casi la mitad de los norteamericanos (la cifra oscila según el momento y la encuesta) sigue creyendo que el Gobierno de EE.UU. está detrás del ataque, o el menos no hizo nada por evitarlo.

Una de las "pruebas" a las que se aferran los escépticos de la versión oficial es la supuesta imposibilidad física de que los aviones lanzados por los terroristas fueran capaces de derribar sendas moles como las Torres Gemelas, diseñadas para resistir impactos mucho más fuertes. Ahora, un millonario norteamericano promete salir de dudas y para ello proyecta construir una réplica exacta de una de las torres (no hace falta hacer dos veces el experimento) y lanzar un Boeing 757 lleno de combustible a 800 Km/h. Y a ver qué pasa.

avion

El plan es un absoluto disparate, y por eso nos encanta, pero puede servir para bien callar la boca para siempre a los conspiranoicos o bien para desmantelar de una vez por todas la versión oficial, con más agujeros que un queso de gruyere. Como dice el propio Paul Salo en el vídeo de presentación de 9/11 Redux, "yo mismo podré salir de dudas: ¿puede un rascacielos como el WTC desplomarse por el impacto de un avión?"

La empresa no va a ser fácil. Para empezar, el crowdfunding para conseguir los 1,5 millones de dólares que cuesta el avión ha sido retirado por Indiegogo por incumplir los términos de la plataforma. Y eso, sólo es el principio, porque erigir un rascacielos exactamente igual a una de las torres del WTC costará millones de dólares (el presupuesto fue de 400 millones de dólares de 1973).

Para que todas las dudas sobre la autoría (o, más exactamente, la "detonación controlada" de las torres) queden despejadas, el test que propone Salo debería replicar con total precisión las mismas condiciones que se dieron en el 11-S, empezando por el edificio, el avión, la velocidad de la nave y el ángulo de impacto. En caso de que las variables no sean las mismas, la recreación sembrará pistas falsas sobre lo que pasó en 2001, según anticipan los expertos consultados por SMH.

Todavía no se desconoce dónde se va a realizar el colosal trabajo de reconstrucción/redestrucción de los hechos, pero sí que será un lugar despoblado y que el avión estará teledirigido para no arriesgar vidas humanas. Eso sí, el impacto va a ser un fenomenal evento mediático, y Salo quiere financiarlo vía espectáculo: aquellos que aporten 5.000 dólares o más al crowdfunding (ahora detenido) podrán presenciar en primera fila 9/11 Redux:

Screen_Shot_2016-05-18_at_12.57.44_PM

Visto en Sydney Morning Herald, vía Menéame. Con información de Wikipedia, Daily Dot y Independent.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Sin cambiar de tema:

Por un gobierno de los magníficos de Saber y Ganar

Las composiciones de inodoros más disparatadas del mundo

Cinco plantas que la policía suele confundir con cáñamo

El personaje de película más estresado de la historia