El sabio de Ronda que voló mil años antes que los hermanos Wright (y se la pegó dos veces)

Main19jpg-3437228_p9

Recientemente os contábamos la historia de Diego Marín Aguilera, el pastor burgalés que, 110 años antes que los hermanos Wright, voló de forma accidentada con un "aeroplano" de su invención. Sin embargo, hemos localizado a alguién que se la pegó lanzándose al vacío mucho antes que el de Burgos, nada menos que mil años antes del vuelo del famoso del Flyer. Y dos veces, que se ve que el hombre le cogió gusto a la cosa de tirarse en precario desde las alturas.

Se llamaba Abu l-Qāsim Abbās ibn Firnās, Abbás Ibn Firnás para los amigos. Habia nacido en Izn-Rand Onda, hoy Ronda (Málaga) y no era ningun perturbado con instintos suicidas. Al contrario, Ibn Firnás fue un gran ingeniero, un hombre de ciencia hoy respetado y admirado en todo el mundo, al que se han dedicado sellos de correos, estatuas, puentes, y hasta un cráter en la Luna.

Me imagino la escena. Los vecinos de Córdoba (bueno, en el año 852 se llamaba Qurṭuba) observan perplejo al sabio Ibn Firnás encaramarse al borde exterior del minarete de la Mezquita. Es un hombre conocido y respetado en la ciudad, donde se ha criado. Igual te escribe un poema, que toca un instrumento, que te receta algo para el dolor de pies. Según Long Island al Día también es alquimista, prestidigitador y mago. Lo que sí es seguro es que ha inventado un método para cortar el cristal de roca, con lo que ya no hace falta enviar el cuarzo a Egipto para ese menester, lentes para la vista, una esfera armilar y hasta una clepsidra, un reloj que utiliza el agua como motor. "¡Se lo regaló al mismísimo emir!" le comenta un anciano a un niño mientras, como el resto de los viandantes, no apartan la vista del ingeniero, que parece mirar hacia abajo, como midiendo la altura, para luego desplegar algo parecido a una capa y ...¡Lanzarse al vacío!

La torta es de las que hacen historia, pero los gritos y lamentos del sabio de origen bereber les indican que está vivo. La tela, probablemente gracias a algún tipo de armazón, ha creado resistencia al aire al hincharse y amortiguado el choque. Los cordobeses corren y se arremolinan a su alrededor entre exclamaciones de sorpresa.

No lo saben, pero acaban de ver el primer salto en paracaidas de la historia.

índice

A la vejez, viruela: el segundo intento

Se ve que a Firnás se le quedó la espinita clavada de no haber conseguido mantenerse en vuelo ni un ratito. Aquello había sido casi una caída a plomo. Hizo lo que que hacen los grandes: aprender de los mejores. A lo largo del resto de su vida, además de inventar el cristal transparente, planisferios y metrónomos, se dedicó a estudiar el vuelo de las aves. Tenía más de sesenta años cuando decidió, según Forgotten Islamic History, construir su propio ingenio volador.  Lo tuvo listo en el año en 875. Esta vez no era una simple tela con algo de forma. Era un planeador, un armazón revestido de plumas y seda y al parecer equipado con un rudimentario control de dirección.

Esta vez eligió una colina en las cercanías del antiguo palacio de la Arruzafa para emular a los pájaros. Algunos, como la CNN, dicen que él también iba emplumado, como su invento. Ante numerosos testigos, su ala delta se elevó tras una carrera y... voló. No sabemos cuanta distancia ni cuanto tiempo, aunque la web Ilmfeed  afirma que el vuelo tuvo diez minutos de duración, algo que que nos parece bastante exagerado.

El aterrizaje no salió tan bien y Abbás Ibn Firnás acabó dándose un buen tortazo contra el suelo. Algunas fuentes dicen que se hizo mucho daño en la espalda, otras que se rompió ambas piernas y otras que salió ileso. ¿Un sexagenario? ¿De verdad era de Ronda? ¿No sería de Bilbao? Lo cierto es que este fue el último vuelo del sabio, que alcanzó a vivir doce años más y tuvo tiempo para concluir que el fallo de su invento había sido el no añadirle una cola.

El poeta contemporaneo Mumin Ibn Said, al que no le debía caer muy bien el científico, le dedicó este afilado verso:

"¡Quiso aventajar al grifo en su vuelo,
y sólo llevaba en su cuerpo
las plumas de un buitre viejo!"

Armen-Firman1

Ibn Firnás: el legado

El ingeniero rondeño es reconocido en el mundo árabe como el primer hombre en volar. (Cientificamente, cuidado, no se cuenta a cualquier despeñado por un barranco). Quizás por ello, según leemos en la Wikipedia, libios y comorenses le han dedicado sellos de correos. España también emitió uno.

firnis

En el aeropuerto de Bagdad, si no la han demolido en algún atentado, se puede encontrar una estatua en su honor.

Abbas-Ibn-Firnas-statue-777x437

Un crater de la Luna lleva su nombre.

Ibn_Firnas_crater_AS16-M-1869

El 14 de enero de 2011 se inauguró el Puente de Abbás Ibn Firnás en la ciudad de Córdoba. Junto a él está este monumento (o algo).

aif

BONUS EXTRA: Ibn Firnas y la España del despilfarro

En 2007 se contruyó  en la ciudad natal de Firnas (Ronda) el Centro Astronómico y Meteorológico de Ronda 'Ibn Firnas'. Precioso modo de recordar al inventor que montó en el siglo IX un espectacular planetario en su casa, dirán ustedes. Pues bién, al menos durante los cinco primeros años de su existencia, las instalaciones fueron un edificio fantasma. Segun informaba Diario Sur en 2012, la localización elegida, en pleno centro urbano (calle Dolores Ibárruri) y la muy evidente contaminación lumínica impide ver las estrellas. Además el telescopio era demasiado pequeño.

El edificio había costado 600.000 € , más 21.000€ en reparaciones posteriores de humedades y goteras.

noticias_595_4c_charrytv

Con información de: Forgotten Islamic History , Long Island al Día, Ilmfeed, CNN, IlmfeedWikipediaDiario Sur .

Jaime Noguera es piloto frustrado y autor de España: Guerra Zombi.

Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Probablemente tampoco te interese:

Cinco datos curiosos sobre animales que comen marihuana

Parecidos razonables: El delirante álbum del político hispano y su doble animal

La flota alemana hundida en la I Guerra Mundial por cuyo acero suspira la industria espacial

Espeluznantes fotos de parejas que te empujarán al celibato