Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Traficantes de pesadillas: las obras de arte más espantosas que encontré en Wallapop

25 Ago 2016
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

David Cánovas

Don Simon Header

Este es un viaje al lado oscuro de la economía colaborativa. Hacia las catacumbas del trueque celebrado entre particulares bajo la luz macilenta de un tubo fluorescente. Está sucediendo en tu ciudad, puede que en tu barrio o en tu mismísimo bloque. Quizá tú también seas una de esas inquietantes figuras fantasmagóricas que deambulan por las redes en busca de un dudoso chollo.

Hablamos del tráfico de arte underground. Basta con que abras una aplicación en el móvil para adentrarte en la deep web del arte más turbio. Fogonazos de sordidez, cosas que, una vez vistas, quedan grabadas a fuego en la retina, sin marcha atrás, sin rewind. Y una vez completado el primer párrafo sensacionalista, llega el momento de ir al grano: gente que vende arte demencial en Wallapop.

Lucía Moreno es una diseñadora y artista visual que ha creado la página Arte Normal en Facebook, y que tendrá su correlato en un futuro fanzine. Todas las obras que aparecen en ella comparten el denominador de una cierta extrañeza, a veces conmovedora y en otras ocasiones escalofriante o directamente psicopática. En el origen de los tiempos, Lucía presentó en un taller una propuesta de creaciones artísticas de disminuidos psíquicos y la profesora la censuró, argumentando que aquello no era “arte normal”.

Esa frontera de la normalidad es la que impulsa también la sección Wallapop Art:

Un día que me dio por buscar ‘arte’ en la aplicación, para ver qué vendía la gente, por curiosidad, y me encontré con alguna de estas joyas. Y a partir de ahí seguí rastreando. Siempre me ha intrigado mucho esto de ponerle precio al arte, lo que impone el mercado y la sociedad. Cómo se plantea esto en una plataforma de compra-venta al margen de la crítica o la galería de turno, porque también se ve mucha risa y dadaísmo wallapopiano, con un abanico de precios locos (de 0 € a 100.000.000 €) y en el texto que acompaña está siempre la clave: el anuncio ES la obra de arte”.

Doña Rogelia13718784_1587518368212102_1933114421553149030_n13892205_1591352377828701_5213772249831198554_n

¿Te ha marcado alguna en especial?

“Favorita no tengo, pero de las que hay por ahora, me gustan mucho el Terminator de 1,90 m hecho de manos y la escultura en bronce con una base de ladrillo que no es nazi. También un sillón tallado en madera maciza (obra de arte de estilo homosexual). Luego hay otras que tienen frases muy buenas, como ‘Tardé tres días en hacerlo pero no soy un profesional’ o ‘Cuadro de un artista nuevo y anónimo’”.

13754380_1588254951471777_126776247611750401_n13659140_1584627175167888_118020644765324263_n13782256_1590201567943782_8405721533260349541_n

Quizá lo verdaderamente escalofriante sea imaginar, por un momento, el perfil de los creadores de semejantes obras. ¿Les impulsa un candor naif? ¿O más bien son de la escuela de los cadáveres colgados de ganchos en el sótano?

No he ido a ver las obras en persona, pero es más por pereza que por falta de atrevimiento. Sería un poco como en el libro de Miranda July ‘It Chooses You’, en el que documenta la visita a personas que venden objetos por medio de anuncios clasificados y saca de ahí unas historias alucinantes”.

¿Venías por lo del cuadro, no? Pasa, pasa, no te quedes ahí.

¿Y hay vida más allá de ArteNormal?

“Ahora mismo estoy trabajando en un proyecto que se llama ‘My Book of Time’, en vídeo y con animación de escáner, donde habrá despertadores imposibles, baterías a punto de agotarse, cosmología dudosa y voces suecas. También trabajo el celuloide: ahora mismo experimento la impresión a través del fax sobre película de 16 mm, tecnología puntera”.

No se sabe muy bien lo que es el arte, pero desde luego puede estar en cualquier parte.    

Y aquí van algunas creaciones más, por si acaso quieres adentrarte en el mundo del coleccionismo disfuncional («abstenerse ofertas ridículas y gente curiosa»).

El ladrillo no es nazi13600125_1582531838710755_829741097313885089_n13891923_1595544957409443_3634501833696871356_n

 

Visto en Arte Normal.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Probablemente tampoco te interese:

Lo peor no es que te disequen, sino la cara que se te queda

– Diez nuevos empleos que crearía la legalización de la marihuana en España

– Estos son los diez españoles más famosos de los últimos 50 años, según el MIT