Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Las viñetas del Capitán Trueno que censuró el franquismo

18 Ago 2016
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

trueno 22

Puñales imaginarios. Espadas que hieren con desenfundarlas.

Ayer nos enterábamos del fallecimiento de Víctor Mora, el creador del Capitán Trueno, a los 85 años de edad. El Capitán Trueno fue, por derecho propio, el superhéroe español por antonomasia: valeroso combatiente en la batalla, seductor y martillo de herejes. Tenía todos los ingredientes para ser la imagen de la “Cruzada” franquista y, sin embargo, también sufrió la censura del régimen.

Curiosamente, las primeras historietas del Capitán Trueno, publicadas a partir de 1956, no sufrieron más cortes que la autocensura ejercida por los autores. Es a partir de la reedición de 1964 (‘Trueno Color’) cuando se difuminan las armas, se ocultan los cuerpos mutilados en las viñetas, se suprimen palabras “malsonantes” como “maldición” y desaparecen las (escasas) escenas tórridas del tebeo.

trueno3

Según contaba el periodista Vicent Sanchis, escritor del libro ‘Tebeos mutilados’, en sendas entrevistas en Público y en RTVE:

“Fue a partir de los años sesenta, tras la llegada de Manuel Fraga al Ministerio de Información y Turismo y la aprobación de una nueva ley, aparentemente «aperturista» pero que en realidad puso en práctica todas las normas que se habían dado hasta el momento, lo que volvió insoportable la tarea de publicar historietas. La gran víctima fue El capitán Trueno, «la serie más famosa de toda la historia del tebeo español, a la que mató el tiempo, el cambio de ocio, de costumbres, pero sobre todo la censura».

trueno 11

«Hay que reconocer que hubo otros factores que contribuyeron a la desaparición del Capitán Trueno y los tebeos de aventuras, como la aparición de otros tipos de ocio, a finales de los 60, y la popularización definitiva de la televisión, que hacen que los cuadernos de aventuras se vendan mucho menos, pero esa decadencia no hubiera sido igual sin la definitiva intervención de la censura».

censura capitan trueno

Nota del censor: «¿Eso es una mujer? Algo  más femenina, por favor».

«Fraga iba acompañado por Jesús María Vázquez un fraile dominico obsesionado por aplicar la normativa a rajatabla. Se prohíbe la violencia, las armas y cualquier aventura arriesgada. Los elementos primordiales de la historieta de aventuras. ¿Se puede entender un tebeo de aventuras medievales sin espadas y sin luchas? Además, en la prensa infantil y juvenil la censura no desapareció hasta 1977″.

capitan beso

¿Un beso escatimado al lector?

Sin violencia, ni armas, ni aventuras, El capitán Trueno perdió su sentido. Hacia el final, en plena crespúsculo del héroe, una historia le llevó a conocer a unas vikingas, una de las cuales se enamora de Goliath. «Pero a la censura le pareció un exceso de erotismo y lascivia, y conminó a que las vikingas se conviertan en vikingos. Resultado: quitaron el erotismo, pero dieron con la homosexualidad: ¡Hay un vikingo que persigue a Goliath!», ríe Sanchis.

trueno33

«Desmonstruice un poco a ese bicho, por el amor de Dios».

jabato 0 portada040

No sólo Capitán Truneo: su “clon”, Jabato, guionizado por el propio Víctor Mora, también sufrió la censura franquista.

encamados trueno

El Capitán Trueno, en la nueva edición libre de censura (2009).

Con información y viñetas de Público, RTVE, El Mundo, Amigos del Capitán Trueno, El Blog de Dagga Ramba y más Público.

BONUS TRACK: El insólito caso de la palmera que camina

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Otras misas:

Si a su cartel le faltan los humanos, ¿eres capaz de adivinar la película?

Óscar, el gato insumergible

John Heartfield, el tatarabuelo alemán del Photoshop (y los memes políticos)