Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Juan Abarca: el punki que debería tener una silla en la Real Academia de la Lengua Española

30 Ago 2016
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Inma Saranova

13706166_10209312836633306_694368426_n

Fotografía: María Zaballos

En Strambotic continuamos empeñados en no perder la fe en la humanidad y por eso seguimos con nuestra ronda de entrevistas con personajes muy estrambóticos que nos hacen confiar en que no todo está perdido. Por eso, hoy hablamos con Juan Abarca (Madrid, 1969), «Musitor» y «Escrísico«, y alma de uno de los grupos punk de culto más míticos de España: Mamá Ladilla.

Supongamos que cae una maceta
directa a tu cabeza,
a la vez un piano de cola
y de paso, un meteorito. 
Y entre todos te aplastan contra el suelo
la sesera, y te estampan
el careto en el pavimento
contra la única baldosa en la que hay una mierda.
Una mierda fresca.
En la acera, hay una mierda fresca.
Y todo se vuelve de pronto detritus.
Se te espachurra el rictus.

Detritus (Coprofonía), Mamá Ladilla

Abarca es un tipo polifacético que no se puede estar quieto, por eso en paralelo a Mamá Ladilla, también es miembro de la banda Dixlesia (el ROCK en minúsculas) y ha formado parte de la banda de versiones Engendro, al mismo tiempo que ha hecho sus pinitos literarios con «Dios es Chiste»  (Ven y te lo cuento Ediciones, 2011) y «Diccionario Jeroglífico» (2013), ah, y también actúa en solitario en versión acústica mezclando sus surrealistas textos con melodías imposibles. Todo un juglar de la postmodernidad.

Strambotic.- Estoy lista ¿y tú?

Juan Abarca.- Del todo. Calentando en banda.

S.- Pues venga. ¿Por qué crees que te hemos metido en la lista de gente por la que merece la pena no perder la fe en la humanidad?

J. A.– Será porque os gusta lo que hago artísticamente, por halago o porque se os ha ido la pinza por completo. Cualquiera de esas.

S.-O las tres…

J. A. Me vale el chopped de razones.

S.- ¿Cómo andas tú de fe en la humanidad?¿hay alguien o algo que te haga mantenerla?

J. A. Mi familia, la música, las vacaciones, el orujo blanco que me estoy tomando ahora mismo… innumerables razones…

S.- Hablando de música o sucedáneos… ¿Qué es eso de que eres Musitor y Escrísico?

J. A. Es una forma de decir en pocas palabras que soy músico, que soy escritor y a la vez que si te adentras en lo que toco, canto o escribo tienes muchas posibilidades de encontrarte las cosas «cambiadas de sitio«.

S.- Y son ya 11 los discos cambiando cosas de sitio con Mamá Ladilla y 22 los años que llevas al frente de esta formación ¿cómo va la salud del ladillón? ¿Pesan los años o se sigue agarrando bien fuerte a la genitalia?

J. A..-No hay quien la saque de ahí. Caerá por su propio peso cuando sea yo ya tan viejales que no pueda ni coger la guitarra. Como además me junto con gente joven, se mantiene la sangre fresca y las ganas de dar leña.

S.- Hablando de  las edades… A la muchachada de ahora, la más contestataria, parece que le tira mucho el rap y el hip-hop, ¿el rock es cosa ya de viejos?

J. A..-Por un lado sí, es como un dinosaurio que no quiere morirse, sustentado por fans cincuentones calvos con melena y representado por unos «dioses» casi octogenarios que van cayendo ya como chinches. Pero también hay nuevos grupos y nuevos aficionados. Si se les deja respirar no creo que paren de salir generaciones de rockeros, así, en general.

13695788_10209312773231721_1561873897_n

Fotografía: María Zaballos

S.- Requesound, Power de mi, Analfabada, Autorretrete y Coprofonía son algunos de los nombres de los discos de Mamá Ladilla ¿de dónde sale todo esto?

J. A..- Tres de los que mencionas son de Ferro [exbatería de Mamá Ladilla]. Un gran pensador, oiga. Siempre daba con la palabra justa. Power de mí y Coprofonía son míos.

S.- ¿Siempre juegas con las palabras?

J. A.– No paro de jugar con las palabras, hacer palíndromos, dobles sentidos, etc. Las parto en dos, les doy la vuelta, les busco una rima o una resonancia absurda… es más fuerte que yo.

En el vergel del Edén, embébese Esther del leve mecer del relente:
-Excelente, vegeté tres meses en el éter… ¡fetén!
De repente Pepe, ese mequetrefe que es el gerente de Mercedes Benz, se yergue de entre el verde césped, emergente el repelente pene.
Esther se estremece:
-Behj, ¡qué peste! ¿Qué pesebre es este?
¿Es que repeles el gel? ¿Crees que este pene es decente?
Enternécese Pepe:
-Es que dejé que el semen que eyecté se reseque. Pensé: «Que estrene Esther este presente». Te reservé merengue de trece meses. ¡Bebe, bebe!
-¿Beber? ¿Beber de ese enclenque esqueje?
¿Crees que me embelesé? ¡Que te den!

En el vergel del Edén, Analfabada, Mamá Ladilla.

(Composición lírica en prosa, con  el uso exclusivo de una sola vocal: la e)

autorretrete errejon

Supuesto «autorretrete» del fotógrafo Uly Martín

S.- Por cierto, ¿Sabías que habéis creado tendencia y hace poco un fotógrafo se ha dedicado a hacer autorretretes de políticos en baños? Hasta hay un hagstag  con mucho éxito en twitter: #autorretrete ¿Vais a pedir derechos de autor?

J. A.– Bueno, a ver, varias cosas: no vamos a pedir nada, claro. Pero por un lado te digo que si los hace un fotógrafo no sé cómo van a ser «autorretretes», y por otro te cuento que hay una iniciativa con ese nombre que tiene ya unos años, de la cual se han hecho ya varios plagios. Es esta: #autorretretes. Es toda una performance artística, la mar de molona, con sus propias normas y objetivos. Además nos pidieron permiso, cosa que no hacía ninguna falta pero bueno, se agradece.

S.- Efectivamente, ese fotógrafo no ha entendido nada, pobre hombre.

J. A.– Aunque veo que el hashtag que nombras lo usan ellos, o lo usan también. Supongo que está todo un poco mezclado.

S.- Sí, es lo que tiene internet… una sopa boba de gente que sabe lo que es un autorretrete y gente que ha perdido el oremus.

J. A.-Total, (risas), «perder el oremus«. Hacía mil años que no lo oía.

S.- Oye has mencionado antes lo de los palíndromos, sabemos de eres muy aficionado a ellos ¿Podrías dedicarnos uno?

J. A.– “A la Bebe, damn it, Inma debe bala.Lo siento por Bebe, espero que no me lo tenga en cuenta. Las palabras son caprichosas. En uno te puede salir que matas a alguien, y en el siguiente le das un beso. Y a lo mejor eres contrario a ambas cosas, pero ya digo, las palabras van solas.13689420_10209312921035416_734173228_n

Palíndromo erótico-festivo de Juan Abarca

S.- Me encanta. Oye, en este tiempo, además de Mamá Ladilla has participado en paralelo en otros muchos proyectos como Engendro, Dixlesia, etc. ¿nunca tienes suficiente?

J. A.– Sí… de hecho estoy jartito, me apetece dedicarme a tocarme el narciso unos años. Pero no puedo parar, qué le voy a hacer

S.-Eso por no hablar de los libros, ¿qué tal tu relación con el mundo editorial?

J. A.-Buena, aunque como veo que es una cosa (para mí) muy residual, me resulta más cómodo autoeditarme. Pero vamos, he sacado sólo dos cosas en muchos años, y tardaré en hacer una tercera.

S.- Y para rematar la faena está Juan Abarca en solitario, un hombre y su guitarra. ¿Se puede ser punki y cantautor?

J. A.– Buf, muchísimo. No sé cómo no me tiran al pilón a veces con la de burradas que digo. Supongo que lo que hago se sostiene porque me paso los bastantes pueblos como para que se tome ya todo a broma.

S- Y fuera de bromas, ¿se puede vivir de la música en España?

J. A..- Hombre, siempre hay quien lo consigue, pero a muy alto precio y casi siempre sólo durante un tiempo determinado. Luego baja de la nube y date una buena morrada contra el suelo cuando nadie te quiera escuchar (por lo que sea: modas, suerte, un mal paso, etc). La mayoría de la gente que hace algo artístico en España, si eligen la rama creativa y personal, no se comen un rosco. Con suerte, si saben hacer algo como por ejemplo tocar un instrumento, acompañan a otros que en ocasiones valen menos. Pero esos que están en la picota se dan la siguiente hostia, y entonces nuestro amigo el acompañante se agarrapata a otro artista. Así funciona.

S.-Esto me recuerda a algo, en una canción de Mamá Ladilla aseguras “el mundo no es como es, el mundo es como yo digo que es” ¿cómo es? ¿cómo es en realidad el mundo de la música y el mundo en general?

J. A..- Cada cual lo ve de una manera, esa canción sólo exagera el punto de vista de quien sacraliza su visión. Siendo una pregunta tan abierta, hoy te puedo decir que muy bien y pasado mañana que una mierda, vete tú a saber.

S.-Pues también es verdad… vayamos a las cosas que importan. ¿A qué Papa le quedaría mejor el chándal, Wojtyla, Ratzinguer o al Papa Paco?

J. A.- Wojtyla lo luciría bien, pero el Mazinguer ese es el que de verdad le sacaría partido. Francisco ya es como si lo llevara de serie, no sé. Pero en cualquier caso a los tres les pondría la gorra de hélice y un propulsor de esos en la espalda, para volar echando fuego pabajo.

S.-Juan ¿Sólo se te acercan locas?

J. A..- Qué va, se me acercan también mogollón de moscas, vaya plaga. Esto del verano es terrible para algunas cosas. Bueno, y muchas personas mucho más cuerdas que yo, de ambos sexos. Por suerte.

S.- Sabemos que ya se está preparando “Mamá Ladilla, el musical” ¿es cierto que lo dirigirá Nacho Cano?

J. A.-Ya le gustaría a él.

S.- Entonces, ¿Quién? ¿De dónde ha surgido la idea y cuándo podremos verlo?

J. A.–  Ha salido de Erik Gatby y la compañía que tiene junto a Diego Pizarro, Teatraco a las 12. Erik echó la idea a rodar hace ya un tiempo y estuvo dándole duro al guión, mezclando canciones del grupo con una trama. A partir de ahí hemos ido buscando otros apoyos varios. Ahora ya parece que va a ver la luz. En breve haremos lectura del guión, etc. Un poquillo de paciencia, lo estrenaremos antes de fin de año.mamaylamelanco

S.- Veo que estás bien relacionado, de hecho en el próximo festival  «Mundo idiota» actúas junto a «La Melanco», un hito que seguramente marcará un antes y un después en la Historia de las Artes ¿Cómo se ha fraguado esa unión de magníficos?

J. A..-Como todas las del Mundo Idiota: el organizador lo ha visualizado en su calenturienta mente y nos ha juntado, en este caso sin que nos conociéramos entre nosotros. En otros casos gracias a este festival hemos conocido a todo un montón de grupos más o menos afines a lo que hacemos.

S.-Juan ¿Qué proyectos tiene en mente para un futuro cercano?

J. A.-Más canciones de Mamá ladilla para un nuevo disco, más canciones nuevas (propias y versiones) para mis conciertos acústicos, más relatos para un próximo libro, y montar más cosas con Dixlesia, que me lo paso que te cagas con la batería.

S.-Y para terminar. Juan, ¿qué es lo más estrambótico que has hecho, has visto en tu vida?

Juan Abarca nos contesta en vídeo:

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Otros artistas que adoras sin saberlo aún:

Miguel Noguera: «Mi tía le dijo a Tejero «se siente, coño» y se lo tomó bien»

 Cinco inesperados beneficios para la salud de la masturbación

 Cuando Chiquito de la Calzada salió en ‘Vacaciones en el mar’

– El desayuno de los campeones: 59 bocados, 8.000 calorías, prohibido compartir

– Crean un lubricante de marihuana que promete orgasmos de 15 minutos