Vende su vestido de novia en eBay para pagarse el divorcio (y se forra)

vestido

"Vestido de novia en excelente estado, pero necesita un buen lavado en seco antes de usar para eliminar el aroma de la traición". Con este contundente reclamo una novia traicionada vendió por más de 76.000 euros en eBay un vestido que costó apenas 2.600 en 2014.

Blanca y radiante iba Samantha Wragg en su día más feliz, ataviada con un vestido Art Decó en tonos marfil por el que su madre desembolsó 2.000 libras. Dos años después, esta inglesa de 28 años, se vio obligada a subastar el vestido para poder costearse el divorcio de la "escoria traidora de esposo". Tras un par de meses sin recibir ninguna oferta por la pieza, Wragg -que trabaja en las redes sociales- decidió ponerle un poco de literatura a la descripción, lo que viene siendo story-telling:

"Vendo este vestido de novia de diseño Art Deco porque necesito pagarme el divorcio. La rata de mi ex marido ha huido y me ha dejado con la factura (…) Si quieres un vestido lleno de malos recuerdos y sueños frustrados esta es tu oportunidad".

La mujer se disculpa por las escasas fotos del vestido, y reconoce que cuando se enteró que su ex-poso estaba viviendo con otra, "borró y quemó" cualquier vestigio de aquel breve y desdichado matrimonio, empezando por las fotos de la boda.

La nueva estrategia online no tardó en dar sus frutos: una ola de solidaridad -principalmente, pero no sólo, femenina- aupó el caso Wragg y empezaron a llegar las pujas y las muestras de cariño con la novia cornuda. Tras 56 pujas, el 16 de agosto el vestido quedó adjudicado por la bonita cifra de 65.900 libras, 33 veces el precio original del vestido. En el camino, una bonita historia de venganza que hubiera hecho las delicias de Tarantino o Truffaut.

El pasado mes de enero mi marido me engañó y luego me abandonó. Lo único que tenía para costearme el divorcio era el traje de novia, así que lo puse a la venta en eBay. Durante dos semanas apenas tuvo visitas, así que acepté el consejo de mi hermano y le dimos un barniz de diversión -cuenta Wragg en su blog-. Trabajo en redes sociales, de modo que esperaba que la historia se hiciera viral... ¡pero nunca hubiera esperado esto!"

Wragg se niega a vender detalles de su relación y cierra el artículo deseando "lo mejor para mi ex. Es cierto que ha cometido un error tremendo pero tendrá que vivir con esto (y sin mí) el resto de su vida. Le perdono, y yo soy muy feliz ahora, así que espero que él también lo sea".

La puja en eBay. Con información de la propia Samantha, Nigerian Scoop y Mashable.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

¡Va para bingo, señores!

Deja a su novia y al día siguiente a ella le tocan 72 millones de euros en la lotería

– Las diez mejores canciones para deleitarse con la marihuana

– ¿Tiene Vd. características poco varoniles? Traquilo, lo suyo tiene remedio

– "No queremos coffee shops": la lucha por regular los clubes de cannabis