Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Tú estás en contra del matrimonio homosexual y sé dónde vives

27 Sep 2016
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Sergio Parra

gay-1453594_960_720

Algunas de nuestras opiniones pueden ser políticamente incorrectas, aberrantes o sencillamente demasiado personales para ser compartidas con todo el mundo (si bien algunos usuarios de Twitter aún no se han dado cuenta de eso y aún se creen que están acodados en la barra del bar).

Sin embargo, empiezan a proliferar herramientas que sirven para marcar a las personas que piensan cosas que discrepan del sentir general para así hacerles sentir vergüenza ajena. Es un modus operandi un tanto peligroso, como la letra escarlata o las distintas estrellas identificativas que te endilgaban los nazis si eras judío, pero también es una forma de que la opinión de un botarate o un sonado salga a la luz.

Eightmaps

Es el caso de Eightmaps, una herramienta que vuelca datos personales para marcar dónde viven exactamente esa personas. Como las que firmaron un referéndum para prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo en California. Nos referimos a la Proposición 8, a la que miles de californianos habían donado dinero.

6a00d83451c59b69e2010536f3ef59970c-500wi

Pero ¿cómo podemos saber dónde viven los ciudadanos de la caverna? ¿Comprobando si sintonizan 13Tv cada noche? No, no es necesario algo así. Basta con echar un vistazo a los datos oficiales, pues según la ley de Reforma Política de California del año 1974, los beneficiarios de contribuciones superiores a los 100 dólares deben revelar nombre, domicilio y empleador del donante.

Lo único que hace Eightmaps es acceder a los datos públicos de los donantes que han contribuido con más de 100 dólares a la Proposición 8 y volcarlos en un mapa de Google, colocando un marcador con el nombre del donante y su ocupación.

Esta transparencia parece positiva para todos, pero algunos de los que habían donado dinero se vieron sometidos a presiones de mucha gente. Tal vez, la próxima vez que alguien quiera donar dinero a una causa políticamente incorrecta, se lo pensará dos veces, lo que homogeneizará el espectro político hasta tornarlo un tanto atonal.

Es decir: 13Tv es el mal, casi todos estamos de acuerdo, pero su forma de abordar algunas cuestiones pudiera evitar determinados deslices del bando del bien y de la luz, amén de que también nos hará reconsiderar que quizá no estamos en lo cierto, o no del todo. No hemos de olvidar que muchas de los derechos que hoy consideramos indiscutibles, hace apenas unas décadas se negaron con la convicción que te proporciona pertenecer a la mayoría, la que supuestamente está en el bando de las buenas costumbres.

Has sido arrestado por Facebook

La transparencia de las redes sociales también permite que localicemos a la gente que hace cosas malas, incluso si no es consciente de que está abrazando una idea peligrosa o moralmente cuestionable, de un modo que recuerda vagamente a Minority Report.

social-media-1679276_960_720

Compañías como Facebook ya están empezando a usar algoritmos e historiales de datos para predecir qué usuarios podrían cometer delitos haciendo uso de sus servicios. Como explica Evgeny Morozov en La locura del solucionismo tecnológico:

El usuario solo escribe mensajes a menores de dieciocho años; la mayoría de sus contactos son mujeres; el usuario escribe palabras como “sexo” o “cita”. El personal luego puede examinar cada caso e informar a la policía sobre los usuarios según sea necesario.

Estos algoritmos, finalmente, puede cerrar el círculo que hemos abierto sobre la homosexualidad de un modo un tanto irónico. Y es que pueden ser muy reveladores a propósito no solo de tu vida, tu tendencia política o tus intenciones, sino también sobre tu orientación sexual.

En un análisis llevado a cabo por el Massachusetts Institute of Technology que fue conocido como Gaydar, los investigadores estudiaron los perfiles de Facebook de 1.500 alumnos de la universidad, incluidos los que tenían vacía la opción de orientación sexual. Como explica Marc Goodman en su libro Los delitos del futuro:

A partir de una investigación previa que revelaba que los hombres homosexuales tienen más amigos homosexuales que heterosexuales […] los investigadores estuvieron en disposición de predecir con un 78 por ciento de precisión si un alumno era o no homosexual.

Ante lo cual, propongo la maldad de cruzar los datos de los favorables a la Proposición 8 con este algoritmo cada gays. Quizá nos llevaríamos más de una sorpresa en este nuevo mundo de transparencia diáfana que se nos avecina.

 

Con información de Los delitos del futuro y La locura del solucionismo tecnológico.