Uno de cada cinco jefazos es un psicópata

psycho

'American Psycho', corredor de bolsa durante el día, asesino en serie en los ratos libres.

"Narcisismo, capacidad para mentir y manipular, frialdad de ánimo, ausencia de remordimiento…" No se trata del retrato robot de un asesino en serie sino de un ladrón de guante blanco tal y como los retrató Edwin Sutherland en su libro "Ladrones profesionales" (1939). Estas "cualidades" son idóneas para dedicarte a la nunca bien ponderada profesión de asesino en serie o, en su defecto, para alcanzar las más altas cotas de poder en una corporación.

De hecho, un reciente estudio estima que el porcentaje de psicópatas entre los altos directivos de las empresas es muy parecido al de las cárceles: en torno a uno de cada cinco. La cifra procede de la investigación llevada a por el psicólogo forense Nathan Brookes de la Universidad de Bond, en Australia, ha descubierto que el 21% de 261 profesionales mostraban rasgos psicopáticos clínicamente significativos. Entre estas características se encuentran la incapacidad de empatizar, la superficialidad y la falta de sinceridad, factores asociados todos con esta enfermedad.

ibexx

Rajoy y los mandamases del IBEX 35. Estadísticamente salen 7 psicópatas.

Los hallazgos de este psicólogo forense sugieren que las empresas deberían examinar a sus empleados en función de características como su personalidad, más allá de tener en cuenta sus habilidades. "Hemos observado a unas 1.000 personas, y la parte del estudio que involucró a 261 profesionales de empresa fue la más interesante", afirma Brookes.

No es la primera vez que la ciencia pone de manifiesto la idoneidad de ciertos rasgos asociados a la psicopatía para desenvolverse en el proceloso mundo de la economía capitalista. En 2005, un estudio de la Universidad Carnegie Mellon puso de manifiesto que individuos con ciertas lesiones cerebrales lograban mejores rendimientos en el mercado bursátil que personas sanas.

Los que sufrían daños cerebrales tendían a tomar riesgos inasumibles para el resto de las personas a la hora de invertir; la frialdad, la carencia de sentimientos y la falta de remordimientos convertía a estos "psicópatas funcionales" en los inversores perfectos.

Así que la próxima vez que veas reflejado en el rostro de tu jefe una sonrisa sádica da gracias a que haya tomado el noble camino del MBA y no ande por ahí con una sierra mecánica.

Con información de 20 Minutos, ABC y Yorokobu.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

BONUS TRACK: Las mejores variedades de cannabis para potenciar tu vida sexual

No se vayan todavía, aún hay más:

Grandes hitos de la #marcaEspaña

Si las Comunidades Autónomas fueran países

Kikeman, el hombre que le canta a la marihuana