La apestosa vendetta de un jubilado italiano: envía su mierda por correo al asesino de la jirafa Marius

El pensionista de 70 años, en el pasado guardia de seguridad de Milán, expresaba de este escatológico modo la indignación que le provocaban algunas noticias de televisión. Durante tres años ha enviado 10.000 sobres con papel higiénico usado a políticos, famosos y hombres de negocios.

Uno de los elegidos para la gloria ha sido Bengt Holst, el director del zoológico de Copenhague que ordenó hace tres años ejecutar en público y dar de comer a los leones a la cría de jirafa ‘Marius’.

Según informa la agencia de noticias italiana Askanews, el indignado anciano, residente la región de Los Abruzzos, producía y enviaba del orden de diez cartas al día con la ayuda de su esposa de 54 años, que se encargaba de llevarlas a la oficina de correos. Antes, nuestro protagonista había escrito en cada uno de los sobres su particular veredicto para cada destinatario, de "pedófilo" a "asesino" pasando por "corrupto".

¿Cómo elegía a sus victimas?

En declaraciones a la televisión local, el policía que investiga el caso, Carmine Mele, el Unabomber de la caca elegía a sus víctimas viendo las noticias del día y los reality shows.

" En su casa fue hallada una agenda con una lista de miles de personas que recibieron sus mensajes. Cualquier historia que aparecía en la pantalla podía convertirse en motivo para enviar la carta"

Así, por ejemplo, ha trascendido que entre los últimos receptores de tan especiales misivas se encontraba un maltratador infantil, futbolistas y autoridades locales a las que considera culpables de la reciente muerte de casi treinta personas sepultadas por una avalancha de nieve en el hotel Rigopiano.

El infame asesino de jirafas.

Otro de los escasos nombres que ha trascendido de la libreta marrón es el de Bengt Holst, el director científico del zoológico de Copenhague que, pese a las protestas en redes sociales, las múltiples ofertas de adopción o apadrinamiento, decidió la ejecución en febrero de 2014 de la jirafa de 18 meses de edad Marius que se encontraba en las instalaciones que dirigía. ¿El motivo? No era considerada geneticamente "apta para su reproducción"

La indigna muerte de Marius.

El 9 de febrero de 2014 Marius fue sacrificado con saña. Leemos en la Wikipedia que, a pesar de que el zoológico anunció que iba a ser anestesiado y luego sacrificado con una pistola de perno, el veterinario que supervisó la ejecución reveló que en realidad el animal fue abatido a tiros con un rifle Winchester.

El animal fue despedazado, en vivo y en directo, frente a adultos y niños daneses. Y si pensaban que no habían causado suficiente trauma, están equivocados: quedaba la guinda del pastel.

Los restos de Marius fueron usados para alimentar a los leones del zoo, un macho de 16 años, una hembra y sus dos cachorros que, informó El País, inexplicablemente también fueron ejecutados mediante inyección letal (que se sepa) un mes después de la muerte de Marius.¿La excusa del zoo? Necesitaban tener espacio para nuevos leones...

https://www.youtube.com/watch?v=tlYAxAHtid8

¿Y qué pasa con el jubilado de las cartas perfumadas?

Según la policía italiana, el anciano, del que no ha trascendido su identidad, ha declarado sentirse aliviado con su detención.

"Se había convertido en una obsesión para él buscar cada día en la televisión a personas que habían cometido crímenes que vengar."

Por el momento (aviso a los malhechores) el vengador caganet sigue en libertad.

Visto en Sputnik. Con información de AskanewsEl País y la semper-fi Wikipedia.

Jaime Noguera, que prepara su sobre para el del zoo, es autor de la novela España: Guerra Zombi.

Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Probablemente tampoco te interese:

– Ocho pueblos que rinden homenaje al cannabis en sus escudos y banderas

Diez palabras del andaluz que el resto de España debería apropiarse urgentemente

Diez palabras que el castellano necesita apropiarse del euskera urgentemente