Un anuncio de patatas fritas se llena de asesinos en serie tras ser troleado por los internautas

En su momento parecía una buena idea: un anuncio interactivo para redes sociales utilizando los selfies que se hicieran los tuiteros. En realidad, la campaña se convirtió en una merienda de negros (con perdón), cuando los internautas empezaron a enviar fotos de asesinos en serie o de Stalin (valga la redundancia), que aparecían puntualmente en el anuncio de Walkers.

El fabricante de patatas fritas y aperitivos Walkers Crips se convirtió en el hazmerreír de Twitter tras el épico troleo al que fue sometido su “concurso interactivo” con motivo de la final de la Champions que se celebrará en Cardiff el próximo 4 de junio: a partir de un vídeo protagonizado por el ex futbolista Gary Lineker, los usuarios podían enviar un selfie con el hashtag #WalkersWave. En un momento dado, Lineker mira la foto y exclama “¡Bonito selfie!”

El problema es que los tuiteros se dieron cuenta rápidamente de que el proceso estaba automatizado y aquello era un verdadero coladero, así que empezaron a enviar fotos de “ilustres” asesinos en serie, como Fred West y Harold Shipman, violadores de niños, como las antiguas estrellas infantiles Jimmy Saville y Rolf Harris, el austríaco Josef Fritzl, que mantuvo durante décadas a su propia hija como prisionera en un sótano o dictadores como Josef Stalin con el que definitivamente no querría asociarse una marca de patatas fritas. Todos ellos recibían el simpático “Nice selfie!” de Gary Lineker.

¿Pudo ser peor? Afirmativo. Los vídeos sólo se mostraron en las redes sociales, pero el plan inicial era proyectarlos también en unas enormes pantallas en Cardiff. Por suerte para Walkers -y desgracia para los bromistas- aquella parte de la campaña se abortó a tiempo. De no haber sido así, los tuiteros británicos se hubieran descojonado en sus casas tanto como hicieron los forococheros la semana pasada durante el gamberro asalto a las pantallas de un congreso médico en Madrid. El troleo en el mundo real puntúa doble.

Todos los vestigios de la campaña han sido suprimidos de las redes sociales de Walkers y reemplazadas por lacónico mensaje de disculpa: “Asumimos que la gente se sintió ofendida por post ofensivos e irresponsables, y pedimos disculpas”. Jugastéis al juego de la interactividad y perdistéis, Walkers.

Visto en Me Asombro. Con información de CNN y AdWeek.

Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

¡Que no pare la música!

–  Ocho pueblos que rinden homenaje al cannabis en sus escudos y banderas

¿Tiene Vd. características poco varoniles? Tranquilo, lo suyo tiene remedio

El Museo de los Productos Fracasados