Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

El mono de Michael Jackson ahora pinta cuadros abstractos (y no se le da mal)

08 Jul 2017
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Luis Landeira

No, no es una broma: Bubbles, el famoso chimpancé de Michael Jackson, se ha convertido en artista plástico. Y es que, hoy en día, el arte ha degenerado hasta tal punto que un simple macaco puede medirse los pinceles con artistas humanos… y hasta superarlos. Porque no hablamos de un mono cualquiera: hablamos de un mono famoso. Y en estos tiempos monos, si eres famoso, lo petas. Aunque seas un mono.

El mico de marras nació en 1983 en un centro de investigación texano y saltó a la fama poco después, cuando el Rey del Pop lo adoptó y lo convirtió en su inseparable mascota. Mientras vivió con Jackson, Bubbles fue un mono extremadamente mimado: amén de tener su propio guardaespaldas, bebía de la misma taza que Michael, usaba el mismo baño que Michael y dormía en el mismo cuarto que Michael (en una cunita aparte, malpensados).

Sin embargo, en el año 2003 Bubbles se hizo mayor y, quizá harto de estar siempre bajo las faldas de Jackson, se volvió agresivo y fue declarado poco apto como mascota. Con más pena que rabia, el autor de Billie Jean se despidió de su chimpancé, que fue trasladado a un santuario de animales californiano llamado Center For Great Apes. Desde entonces, Bubbles convive con otros primates del mundo del espectáculo, como los protagonistas de las películas Me estoy volviendo mico y El planeta de los simios.

Fue en el santuario para monos donde Bubbles empezó a hacer sus pinitos con la pintura, pues allí se usa el arte como terapia para recuperar los instintos de los animales y revertir el proceso de humanización que sufrieron por parte de dueños, managers y entrenadores. El caso de Bubbles era especialmente grave: Jackson lo había convertido en una especie de bebé peludo y le ha costado años de terapia artística retomar su simiesca identidad.

En el transcurso de estos años, el celebérrimo chimpancé se ha convertido en un auténtico maestro de la abstracción que no tiene nada que envidiar a un Michaux o a un Pollock. Ahora, algunos de sus cuadros pueden verse en la muestra colectiva Monos que pintan. Como Bubbles tiene la vida resuelta, pues Jackson le dejó dos millones de dólares de herencia, dona los beneficios por las ventas de sus cuadros al santuario donde reside, que alberga un total de 60 antropoides.

La exposición, que empezará el 21 de julio y durará diez días, tendrá lugar en la Frames Usa & Art Gallery de Miami, y no hay que decir que en ella Bubbles tiene un papel estelar como celebrity monkey. Ya dicen los organizadores que “lo mejor de colgar estos cuadros en casa es que tendrás algo divertido que contarle a las visitas”. Ya es más de lo que se puede decir de las espantosas pacotillas que exponen cada año los pintamonas de ARCO, ¿no?

*Cuadro pintado por el mono de Michael Jackson.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Probablemente tampoco te interese:

La colección secreta de cuadros de Michael Jackson confirma que estaba más chiflado de lo que sospechábamos

– Lo peor no es que te disequen, sino la cara que se te queda

– Diez nuevos empleos que crearía la legalización de la marihuana en España

– Estos son los diez españoles más famosos de los últimos 50 años, según el MIT