¡Ruiz!, el juego de cartas para hablar como Rajoy

"Los chuches", "Somos sentimientos y tenemos seres humanos", "La cerámica de Talavera no es cosa menor, es cosa mayor", o la más reciente "Cuanto peor, mejor para todos. Y cuanto peor para todos, mejor. Mejor para mí el suyo. Beneficio político". Todas estas frases forman parte de ¡Ruiz!, un juego de cartas inspirado en la fina oratoria del presidente del Gobierno para que cualquiera, sin necesidad de subirse a un estrado, pueda divertirse (aún más) con los lapsus y líos retóricos de Mariano Rajoy.

¡Ruiz! ha sido creado por dos amigos de Bilbao diseñadores de juegos de mesa y consiste en una baraja de 98 cartas (que se ampliará a 120 si se logran los objetivos de crowdfunding) que permite, a través de unas reglas sencillas e intuitivas, construir frases épicas como "Somos sentimientos y tenemos seres humanos" o  "Un vaso es un vaso y somos catalanes" mediante combinaciones de palabras de lo más tronchantes.

La base de ¡Ruiz! reside en juegos clásicos como el chinchón o la brisca, en la que los jugadores se van turnando para ir robando cartas de un mazo común. Cada uno de los naipes contiene una o varias palabras y unos códigos que permiten ir confeccionando las frases mediante un sistema de colores e iconos. "De esta manera, las frases que se crean siempre tienen coherencia gramatical, aunque no de significado" explica José Félix G. San Sebastián, uno de los creadores, que además es disléxico y ha sabido hacer de su necesidad virtud para introducirse en este campo dialéctico solo reservado a los elegidos de la patria.

https://www.youtube.com/watch?v=zOPlvVypmTk

"No me parecería raro que Rajoy tuviera algún grado de dislexia, aunque creo que realmente oculta algo relacionado con los nervios. Tiene temporadas que comete más lapsus línguae que otras veces", afirma este bilbaíno, que ha hecho de escuchar los discursos de nuestro presidente casi un vicio; y que junto con su compañero han plasmado en un juego de naipes que se está financiando mediante campaña de micro mecenazgo en la plataforma Verkami (en estos momentos ya ha superado su objetivo inicial de recaudar 3.250 € para su lanzamiento). "Queríamos un sistema que funcionara, reglado, sin excepciones, para que fuera lo más fiel a un juego de cartas y que incluso pudiera dar pie a campeonatos de ¡Ruiz! a nivel nacional", afirma.

Pero, ¿por qué ¡Ruiz!? "El juego se llama así porque en las últimas elecciones hubo un cara a cara entre Rajoy y Pedro Sánchez donde este le empezó a hablar de la corrupción; y en un momento dado el presidente le dijo: ‘usted se va arrepentir de esa afirmación, ¡ruiz!’ en vez de decir ‘ruin’. Encima era el momento de máxima tensión del debate".

Con estos mimbres el resultado es un juego muy cachondo, pero que también plantea un reto a los participantes. "No es fácil; los jugadores tienen que gestionar bien sus cartas para no caer en turnos vacíos y acabar lastrados por la partida", explica San Sebastián. "Lo mejor, al final, es que es muy divertido. Estamos convencidos de que el presidente se lo pasaría pipa", asegura.

De hecho, José Félix estaría más que dispuesto a sentarse frente al presidente de la nación para echar una partidita de ¡Ruiz!, un trivial o un parchís. "Cuando el juego salga al mercado estoy dispuesto a pasarme por Génova 13 y dejar una copia pidiendo que se entregue a Mariano Rajoy, con agradecimiento. Si se lo toma con humor, yo creo que se lo puede pasar teta, es un concepto muy español".

Porque, según nos explica, el formato de la baraja de cartas está pensado para parecerse lo más posible en forma y tamaño a una baraja española de Heraclio Fournier (a los cuales incluso contactaron para pedir presupuesto para la fabricación -aunque finalmente lo hará una empresa granadina-), un objeto que sea totalmente esperpéntico, con el típico estuche de cartón de baraja de cartas con la que se juega en el bar.

Los diseñadores de ¡Ruiz! también han hecho especial esfuerzo en conseguir que cada frase que se construya tenga sentido desde el punto de vista lingüistico, aunque no tenga un significado convencional. Y es que, según nos apunta este seguidor de Rajoy, el presidente falla mucho en cuestión de frases lapidarias: "Da la sensación que está pensando ‘lo voy a decir bien, lo voy a decir bien’ y va y la caga. Escuchas el resto de su intervención durante dos horas y es impecable; pero cuando llega la frase final, el eslogan, ¡zasca!"

Sin embargo, Rajoy no es el único de adolece de temple y sangre fría en los tramos finales de un discurso. "Queríamos meter también frases de Cospedal. Pero mejor no contaminar a nuestro presidente con segundos espadas. Incluso pensamos hacer solo un juego de cartas del finiquito de Cospedal. Solo de ese discurso nos salía una cantidad de cartas y de frases locas que era la risa".

De hecho en ¡Ruiz! también se puede jugar en modo libre, más divertido y gamberro, donde cada uno puede echar la carta cuando quiera e interpretar la frase como se haría en el Scrabble. Y siempre teniendo en cuenta si Mariano Rajoy lo podría decir así, gramaticalmente hablando. Para cerrar cada frase hay que tener una carta de "Fin de la cita" -la anotación que el presidente leyó sin querer en su comparecencia en el Congreso por el caso Bárcenas-, que indicará los puntos que se lleva el jugador. 

El juego, que cuesta 13 euros en la plataforma de Verkami, también contará con una adaptación para daltónicos, de tal manera que los colores llevarán un pequeño símbolo que los identifique. Lo pidió así un chico que quería comprar el juego pero era daltónico, así nadie se quedará fuera de la diversión por esta cuestión. "Al final hemos intentado hacer un juego para todos los públicos: creemos que le puede molestar a algunas personas porque tiene implícitamente cierta crítica política. Pero nuestro objetivo no es ofender, el juego nació porque es muy divertido y por eso apostamos por él".

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

BONUS TRACK: Las frases más enigmáticas de Rajoy, el filósofo insondable

Más juegos y malabares:

- Sangre, sudor, ni media ni hueco en el Campeonato Nacional de Futbolín en Benidorm

– Catorce coches en peligro de extinción en las carreteras españolas

– Ocho pueblos que rinden homenaje al cannabis en sus escudos y banderas