Inventan un aire acondicionado portátil para llevarte a la playa (y ahora es cuando merecemos extinguirnos)

El primer principio de la Termodinámica afirma que "la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma". Aplicada a escala global, la conversión masiva de electricidad en frío mediante cientos de millones de aire acondicionado dan como resultado... más calor. Esta paradoja la explica nítidamente Margarita Mediavilla en un artículo en el que defiente, contra corriente, al consejero de educación que recomendó a los alumnos hacerse unos abanicos con papel en lugar de esperar en vano el aire acondicionado en sus aulas:

"Instalar aire acondicionado para soportar el calor del cambio climático es luchar contra el calentamiento global provocando más calentamiento global, es decir: intentar apagar el fuego con gasolina".

El aire acondicionado portátil puede ser una solución -posiblemente injusta, pero eficaz- para que los estudiantes encaren el próximo curso escolar, que será más cálido que el actual, y así sucesivamente. No es el target inicial al que se dirige la máquina de aire acondicionado Zero Breeze, pero eso es lo de menos: pecunia non olet.

"¿Tienes la sensación de que en ocasiones no puedes soportar el calor?", comienza el vídeo subido a KickStarter por el inventor del cacharro, mientras por la pantalla desfilan, no los habitantes de la ciudad iraní de Ahvaz (récord mundial de calor con 54ºC el pasado mes de junio), sino jóvenes y jóvenas en la playa, en la piscina, en el yate y, en general, esos lugares en los que el calor puede llegar a ser insoportable. Tal cual.

Con estos mimbres, el crowdfunding a logrado atraer a más de 1.000 personas, que han aportado 575.000 de dólares (a razón de un mínimo de 350$) ser los primeros en hacerse con un dispositivo que promete enfriar hasta 7ºC una habitación de 5 metros cuadrados (50 pies cuadrados). ¿Alguna maldad más? Sí, también tiene altavoz Bluetooth, así que además de unidad de enfriamiento de emergencia en la playa también puede servir de disco móvil.

Los aparatos de aire acondicionado inundan cada vez más las ciudades tropicales, allí donde habita gran parte de la población mundial. Tal es así que se calcula que hacia 2050 el consumo energético del aire acondicionado se habrá multiplicado por ocho. Las repercursiones de esto son enormes: por un lado, áreas enteras del planeta se vuelven habitables, por otro, la máquina del capitalismo sigue girando a cada vez mayor velocidad: el pico de productividad de los trabajadores se sitúa en una franja de temperaturas entre 18 y 22 grados centígrados.

Visto en KickStarter gracias a las buenas artes de la cálida Gemutxi. Con información de Habas Contadas , BBC y Magnet.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Va para bingo:

Así quedaría (o quedará) el mapa del mundo si la temperatura aumentara 4ºC

– Cinco inesperados beneficios para la salud de la masturbación

– Bienvenidos a la batalla de ratas muertas, probablemente la fiesta más asquerosa de España