La tortuga gigante que se fugó del zoo hace dos semanas aparece a 140 metros del recinto

La primera fase de la fuga de la tortuga Abuh del zoo de Shibukawa (Japón) salió tal y como estaba planeado: saltó la valla durante la noche y se adentró en el bosque aledaño. Sin embargo, el enorme ejemplar de 55 kilos y un metro de largo no llegó muy lejos: apenas recorrió 140 metros en las dos semanas transcurridas desde su sonada escapada.

Un padre y su hijo adolescente se toparon con la tortuga Abuh, sana y salva, entre unos matorrales a escasos metros del recinto del zoológico. El zoo ha premiado a ambos con medio millón de yenes y entradas gratis de por vida a las instalaciones, en agradecimiento por recuperar el valioso animal.

Abuh, una hembra de 35 años y de un metro de largo, desapareció del parque de animales de Shibukawa, en la prefectura de Okayama, a inicios de agosto. Se fugó después de que la autorizaran a pasearse en libertad durante las horas de apertura.

Las autoridades del parque, incapaces de encontrar a la tortuga, habían ofrecido una recompensa de 500.000 yenes (unos 3.800 euros, 4.516 dólares) a quien contribuyera al regreso de Abuh. La estrategia surtió efecto, el zoo fue notificado de la presencia de la tortuga cerca del lugar.

 "Nos alivió mucho que volviera a estar bajo seguridad, porque es muy querida por los niños", declaró Yoshimi Yamane, miembro del personal. "Vamos a intentar tomar nuevas medidas para que esto no se repita", añadió sin dar más detalles.

Fue la segunda vez en un mes que Abuh desapareció. Su regreso copó los titulares de los noticieros.

Visto en Japan Times. Con información de AFP.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Que siga la fiesta:

– Ocho pueblos que rinden homenaje al cannabis en sus escudos y banderas

– Siete juergas legendarias a cargo del erario público