Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

“La rivalidad entre Obús y Barón Rojo es el Madrid-Barça del heavy”

06 Sep 2017
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

Obús en sus comienzos: 1981.

Dicen que el heavy murió, pero hay grandes colas en el pabellón. Durante la década de los ochenta dos bandas madrileñas se disputaron el liderazgo del llamado “rock duro” nacional: Barón Rojo y Obús. Todo heavy que se preciara era seguidor incondicional de Obús o de “los Barón”, por más que compartiera pantalones pitillo y zapatillas J’Hayber con los fans del grupo “rival”.

Esta disputa soterrada por el cetro del heavy español eran algo así como “el Madrid-Barça” del rock, según explica Fortu, cantante y líder de Obús, en una estupenda entrevista de Álvaro Corazón Rural en el último número de Jot Down Smart:

“Existió y sigue existiendo [una rivalidad entre Barón Rojo y Obús]. Nunca ha habido feeling y nunca lo va a haber. Al ser ya todos viejos cascarrabias, moriremos así. Somos como un Madrid-Barça (…) Tardamos muchos meses en aparecer en la Heavy Rock y éramos el grupo que lo estaba petando en España. A las pruebas me remito. Las crítica de Barón en aquella época eran lo que eran, como si hubieran roto Londres, cuando habían tocado en un garito, mientras que de Obús se daba una imagen distorsionada, y no se nos daba el valor que teníamos”.

Con el resto de los grupos del metal español no hubo tanta rivalidad como con Barón Rojo. Cuenta Fortu:

“Después de nuestro éxito todas las compañías querían tener, como Chapa, un Obús y un Barón Rojo. Y así pasó, salieron muchos grupos que luego fueron desapareciendo porque no tenían continuidad. Pero todos tenían un toque personal, Ángeles del Infierno, por ejemplo, me gustaban mucho. Sobredosis, de Carabanchel, molaban, eran muy Scorpions en los arreglos. Mazo también tenía esa fuerza de grupo vallecano. Conocí a todos, a unos más que a otros, pero siempre tuve buen rollo. La rivalidad que tuvimos con Barón Rojo no la hubo con los demás”.

La entrevista, en JD. Fotos: Begoña Rivas.

Fortu, nacido Frucutoso por gracia de su padre y de su padrino, desgrana en la amplia (22 páginas) y bien documentada entrevista no sólo esta famosa rivalidad, sino también la relación con otros grupos foráneos, como los ingleses Iron Maiden, que apenas eran unos yogurines cuando Obús ya andaba llenando estadios (siempre según Fortu):

“… Nos ofrecieron diez canciones de Iron Maiden, a cada cual peor. Escogimos «Alguien» porque le hicimos un arreglo, que si no… Era horrorosa, no había por dónde pillarla. Es un coñazo, pro como era de Iron Maiden, vendía. Le conocimos en un hotel [a Adrian Smith], y se quedó flipado de que hiciéramos casi doscientos conciertos al año en España. Iron Maiden, cuando nosotros salimos, era un grupito anglosajón que no se comía tanto. Estaban alucinados con nuestras giras. Ellos en un solo país no hacían lo que hacíamos nosotros ni de coña”.

Prepárate, va a estallar el Obús:

El número de septiembre de Jot Down Smart ya está disponible en los kioskos por 3 euros (que no es dinero).

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Abundando:

¿Eres tan duro como ellos? Diez poses del heavy metal que dan vergüenza ajena

Del escay al gotelé: un viaje alucinante por el interiorismo español

Vello púbico: uno de cada cuatro hombres tiene una selva ahí abajo