Recuento de votos en plena misa en Tarragona: unos cantan y otros cuentan

La escena parece salida de una película de José Luis Cuerda: mientras el cura oficia la Misa y los feligreses entonan un canto, un grupo de personas sacan los votos de la urna del referéndum del 1-O, y los cuentan en el altar. "Unos cantan y otros cuentan", ironiza el periodista Jesús Cintora en su Facebook.

Sucedió en el municipio tarraconense de Vila-rodona. La consulta sobre la independencia estaba programada en la Casa de Cultura, pero ante el temor de que la Policía Nacional requisara las urnas (y se liara a hostias), los vecinos decidieron refugiarse en la cercana iglesia de Santa María, donde el cura les dio cobijo bajo los faldones de su sotana. Las únicas hostias que se repartieron venían consagradas.

Lo que son las cosas: para el digital catalán Valls Diari, el gesto simboliza "la capacidad de ingenio de la población catalana", mientras para el medio papista Info Vaticana titula "Un sacerdote de Tarragona profana su parroquia para un acto político ilegal". Para nosotros, equidistantes como somos, la situación es una maravillosa astracanada en la que sólo faltan la Benemérita y la Asamblea de Mujeres.

Aún no tenemos los datos del escrutinio final de esta pedanía pero nos arriesgamos en el pronóstico: 90% a favor del sí.

Visto en el Facebook de Jesús Cintora. Con información de Valls Diari (cat) y InfoVaticana.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Sin cambiar de tema:

Veinte pies de fotos descacharrantes que nos reconcilian con la prensa escrita

–"Carles Puigdemont despertó un día convertido en insecto"

Milagro en Rusia: desaparece el reloj de 25.000 euros de la muñeca del patriarca ortodoxo