Aparece un misterioso falo gigante de madera en la cumbre de una montaña austríaca

El típico día que vas caminando por las cumbres de los Alpes y te topas con una escultura de madera con forma de pene gigante. Eso es lo que le sucedió el pasado jueves a la montañista y bloguera Marika Roth cuando llegó a la cumbre del monte Ötscher, en los Alpes austríacos.

¿Una audaz campaña de marketing, un arcano rito a la fertilidad en las cumbres o la broma fálica de unos alpinistas aburridos? Nadie lo sabe. Lo único que se conoce hasta el momento son las fotos publicadas por Roth en su página de Facebook con el siguiente mensaje: "Parece que el Ötscher tiene una nueva mascota". Hasta ahí podemos leer.


https://www.facebook.com/MarikasBergUndNaturerlebnisse/posts/1724170514320682

Los responsables del parque natural han confirmado que la escultura es real, es decir, que no es un montaje fotográfico, pero tampoco tienen ni la más remota idea de quién puede haberla esculpido. Este semana enviarán una expedición para decidir qué hacer con el enhiesto mojón.

Los operarios del telesilla de una pista de ski cercana están por la labor de dejar la escultura e incluso afianzarla y promoverla como atracción turística: "No creemos que aguante una tormenta. Deberían anclar la escultua a la roca. Es la polla", declararon, según el rotativo inglés Metro.

La también inglesa página The Poke especula que la escultura fálica podría estar relacionada con un divertimento finlandés llamado leirikurpä ("picha campestre"), que consiste en tallar un pene gigante de madera durante una acampada.

Visto en Facebook. Con información de Metro, The Poke y Noen.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Cumbres borrascosas:

–  La macabra senda de 150 cadáveres que conduce a la cumbre del Everest

- Las diez montañas más peligrosas del mundo