Un youtuber, a punto de morir tras meter su cabeza en un microondas y sellarlo con cemento

Todo por un clic... O por dos millones, que son las visitas que lleva el agónico vídeo en el que el youtuber Jay Swingler mete su cabeza en un microondas y lo rellena con cemento, con la ayuda de otro genio. El plan era respirar a través de un tubo de plástico, pero a partir del minuto 14 el tubo se bloqueó y el joven pudo dar su última bocanada.

A partir de ahí comienza un angustioso rescate que se prolonga durante hora y media: "¡Voy a morir!", grita el joven de 23 años, mientras su cómplice intenta torpemente liberarle: el cemento de secado ultra rápido Acme ha cumplido su promesa y el microondas, el cemento y el cráneo del infeliz forman un sólido bloque.

Tras hora y media de esfuerzos infructuosos, decidieron llamar a los bomberos, que tardaron una hora más en resolver la situación. "Todos los implicados se disculparon, pero esto fue claramente una llamada que podría haberse evitado", explicaron los bomberos a la BBC.

En un segundo vídeo, el "renacido" youtuber razona que grabó el vídeo porque era "bizarro" y "mucho más interesante" que "un tipo roba un juguete en una tienda". 700.000 visitas, y una candidatura al Premio Darwin del año. Enhorabuena, Jay.

Visto en BBC, vía Antena 3. El vídeo completo en YouTube.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Estas historias pueden contener trazas de conspiración:

– El dibujo de las Oreo es un mensaje oculto: la teoría de la conspiración más deliciosa

– El cannabis reduce los tumores de cáncer: ¿lleva EEUU ocultándolo desde 1974?

– ¿Están intentando hacer pasar aros de cerdo por calamares a la romana?