Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Facebook será juzgado en Francia por censurar el cuadro ‘El origen del mundo’

31 Ene 2018
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

‘El origen del mundo’. Imagen: AFP.

150 años después de ser pintado, ‘El origen del mundo’ sigue suscitando polémica. El cuadro que pintó Gustave Coubert en 1866 y que muestra un primerísimo plano del sexo femenino -con el estilismo propio de la época- pasó de mano en mano pero nunca se exhibió en público hasta 1995, cuando lo adquirió el Museo de Orsay, en París.

Pero los tiempos están cambiando, y no siempre hacia mejor. El gran censor de nuestra época, Facebook, considera pornografía el cuadro de Courbert, así que si intentas compartirlo en tu muro es muy posible que sea eliminado y tu cuenta clausurada. Este artículo que estas leyendo lleva dos ilustraciones: el cuadro tal y como lo pintó Courbert y la versión Facebook-friendly, para poder compartirlo en la red social. Lamentable, ¿no?

‘El origen del mundo’, versión apta para todos los púbicos.

Facebook comparecerá mañana jueves ante la justificia francesa para responder a la denuncia de un internauta cuya cuenta fue eliminada en 2011 por publicar una reproducción del cuadro de Gustave Courbet. El litigante, un profesor de arte, denunció a la red social por la red social de haber desactivado su cuenta personal, “sin aviso previo ni justificante”, el 27 de febrero de 2011, informa Le Figaro.

El denunciante compartió en su muro una publicación del artista danés Frode Steinicke que incluía un enlace con un artículo sobre la historia de esta obra, una historia de censuras y ocultaciones que aún se está escribiendo. La red social clausuró la cuenta del francés y eliminó la publicación del danés, alegando que sus reglas de uso prohíben la desnudez. No obstante, Facebook acabó reactivando la cuenta de Steinicke, aunque sin rastro alguno del controvertido cuadro.

El internauta agraviado demandó a Facebook ante la justicia francesa para reclamar la reactivación de su cuenta, en nombre de la libertad de expresión en redes sociales. Durante cinco años, el gigante batalló, de recurso a recurso, para intentar escapar de la justicia francesa, utilizando como argumento principal el hecho de que siendo domiciliada en California, la sociedad podía ser juzgada sólo en los Estados Unidos.

Imagen censurada por Facebook en el perfil de Strambotic.

En febrero de 2016, el Tribunal de Apelación de París puso fin a esta batalla, confirmando la competencia de la justicia francesa para juzgar la red social. El tribunal confirmó la disposición del Juzgado de primera instancia de París del 5 de marzo de 2015 que había considerado “abusiva” la cláusula exclusiva de competencia, obligatoriamente firmada por todos los usuarios de Facebook. Esta cláusula afirma que sólo un tribunal del Estado de California puede juzgar los litigios de Facebook.

Francia está utilizando el caso de Courbert vs Facebook como un nuevo pulso contra la imposición de la mojigata percepción del mundo de EE.UU. El abogado del internauta, Stéphane Cottineau, señala que ‘El origen del mundo’ es “una obra maestra” que “forma parte del patrimonio cultural francés”. El cuadro de Courbert es más que un desnudo, apunto el letrado: “se trata sin duda alguna de una representación magnificada y sublimada, por el talento del artista”.

Pintado en 1866, ‘El origen del mundo’ chocó con la sociedad burguesa de la época. El encargo del cuadro es atribuido a un diplomático turco instalado en París que, hundido por las deudas, fue forzado a venderlo. La obra, poco mostrada en público, cambió muchas veces manos y su último propietario privado fue el psicoanalista francés Jacques Lacan.

Cabe señalar que el sistema de vigilancia de los contenidos “inapropiados” de Facebook, que no tiene nada que envidiar a la Gran Muralla de Internet china, se basa en la delación del resto de los usuarios de la red social (el famoso botón “denuncia este contenido”), combinado con un software de detección de desnudos que igual detecta y elimina ‘La maja desnuda de Goya’ -esto nos ha sucedido en Strambotic- que a una madre dando pecho a su hijo. El último eslabón de la cadena censora es un enorme ejército de censores humanos, ubicado en Filipinas, que aplican con la fe del converso la estrecha política moral del gigante de las redes sociales.

Noticia original en Le Figaro. Con información de Wikipedia y ‘The Moderators’.

Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Permíteme que insista:

Cuando EEUU censuró un sello de Correos por “indecente”

Los diez edificios más feos de España

¿Eres tan duro como ellos? Diez fotos del  metal que dan vergüenza ajena

Cuando los ‘lobbies’ y la prensa sensacionalista cortaron de raíz el cáñamo en Estados Unidos