Los Trump piden al Guggenheim un Van Gogh para la Casa Blanca. El museo les ofrece un retrete (usado) de oro macizo

'America', de Maurizio Cattelan.

El pasado mes de septiembre, la Casa Blanca solicitó al Museo Guggenheim de Nueva York un cuadro de Van Gogh para decorar las estancias privadas de Melania y Donald Trump, un cuadro relajante y prestigioso como, por ejemplo, 'Paisaje nevado' de genio holandés.

Sin embargo, la respuesta -educada, pero firme- de la institución ha sido cederles "a largo plazo" un retrete de oro macizo del artista italiano Maurizio Cattelan que, bajo el nombre de 'América', han estado utilizando los visitantes del museo para hacer sus quehaceres desde 2016. La pieza ha sido interpretada por los críticos como una sátira al amor por el dinero de los estadounidenses, léase el matrimonio Trump.

Los Trump, en animada francachela. Foto: Jet Set.

Según revela The Washington Post, que ha tenido acceso al intercambio de correos electrónicos entre el museo y la Casa Blanca, la comisaria del Guggenheim Nancy Spector brindó a los Trump el ostentoso retrete en un correo trufado de ironía: dada que la exhibición de la obra de Cattelan estaba a punto de culminar, "tal vez el Presidente y la Primera Dama podrían estar interesados en instalarla en la Casa Blanca, como un préstamo a largo plazo". La pieza de oro es "desde luego, altamente valiosa y algo frágil, pero el museo le ofrecería todas las instrucciones para su instalación y cuidado".

El váter de oro -valorado en más de un millón de euros- ha estado durante un año instalado en la quinta planta del Museo Guggenheim de Nueva York, abierto a quien quisiera usarlo. Cada quince minutos, una brigada de limpieza lo volvía a dejar como los chorros del oro.

El retrete de oro no desentonaría con las propiedades de Donald Trump, apunta el artículo de WP. Se comenta que el avión privado del empresario metido a presidente, un 757, es más lujoso que el Air Force One y rezuma colorao por los cuatro costados.

Juan Pablo Segundo, te quiere todo el... ¡arghhh!

Maurizio Cattelan es un artista italiano de 57 años conocido por sus provocativas esculturas. En 1999 saltó a la fama por su escultura La Nona Ora, que mostraba al papa Juan Pablo II abatido por un meteorito. La obra fue adquirida dos años después por un coleccionista privado por 9 millones de euros.

Otras obras de Cattelan son este Hitler de rodillas:

O estos caballos empotrados en la pared del museo, que tampoco desentonarían en el Despacho Oval:

Noticia original en The Washington Post.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

BONUS TRACK: Las frases más enigmáticas de Rajoy, el filósofo insondable

Y dicen, dicen:

-Ya puedes limpiarte con el papel higiénico con la cara de Albert Rivera, Pablo Iglesias o Felipe VI

– Catorce coches en peligro de extinción en las carreteras españolas

– Ocho pueblos que rinden homenaje al cannabis en sus escudos y banderas