Cuando la selección española jugó contra Cataluña (7-0 en Barcelona)

Primer partido contra España, primer hostiazo.

En plena fiebre mundialista con la Roja y su tensión en los primeros partidos como protagonistas, no podíamos desaprovechar la oportunidad de caldear un poco más el recién empezado verano. La selección despierta pasiones y odios, hay que decirlo, pues estamos más que al tanto de que hay gente a la que le gustaría tener su propia selección y no saber nada de España (nosequé de un procés y una crisis catalana).

Es probable que sepas que desde hace años Cataluña, al igual que el resto de federaciones autonómicas de fútbol, tiene su propia selección para campeonatos nacionales en categorías inferiores y para disputar algún que otro amistoso internacional. En los últimos años hemos visto partidos como un Cataluña - Argentina o un Cataluña - Brasil, además de varios y reivindicativos Cataluña - Euskadi.

Euskadi internacionalizando su causa mejor que Cataluña con el típico inglés de Hernani.

Cataluña cuenta también, y esto la diferencia de la mayoría de autonomías, con su propia plataforma pro selecciones catalanas, con la que busca un reconocimiento oficial para sus selecciones de distintos deportes, entre ellos, cómo no, el fútbol. Y la cosa últimamente no es que esté precisamente tranquila…

La selección catalana en 2013. "Bojan Krkić volverá al Barça y lo petará", todavía decían algunos por esas fechas.

Es cierto que la relación España - Cataluña no ha sido fácil a lo largo de la historia, pero no es menos cierto que nos encanta inventarnos drama y darle mucho bombo a chuminadas que no deberían pasar de la curiosidad. Pero el caso es que históricamente han ocurrido ciertas cosas que si tuvieran lugar hoy en día arderían las redes y la indignación popular sería máxima. Y los partidos que han jugado la selección española vs la selección catalana son una de ellas.

Iniesta-de-mi-vida: manchego de nacimiento, catalán de adopción.

"¿España contra Catalunya? ¿En serio?". Tal cual te lo contamos. Sabemos que a más de uno le puede dar un patatús, pero es así. Tenemos que irnos a principios del siglo XX, cuando en una ciudad pujante como Barcelona empezaba a cuajar un deporte exportado por los ingleses. El football contaba ya en Cataluña con algunos de los primeros clubes de España, como el FC Barcelona, fundado en 1899, o el RCD Espanyol, en 1900. En 1902 ya existía una Asociación de clubes de Barcelona, un embrión de lo que sería la Federación Catalana de Futbol y en 1904 se reunía por primera vez un combinado de jugadores catalanes para jugar contra los marinos del buque escuela inglés Cleopatra.

Nota en La Vanguardia del 19 de febrero de 1904 anunciando el encuentro.

A partir de aquí los amistosos de estos combinados catalanes empezarían a sucederse. En 1914, ya como Football Associació Catalana, llegaría su primer encuentro internacional contra la selección de un país: Francia. El partido se disputó en París y se saldó con un contundente 7 - 0.

Mientras tanto la selección española no nacería hasta 1920, cuando se tuvo que conformar un combinado para representar a España en los Juegos Olímpicos de Amberes. En ese tiempo la selección catalana había continuado haciendo giras internacionales por América y Europa.

Hasta que el histórico y morboso día llegó: un 13 de marzo de 1924, en plena dictadura de Primo de Rivera, la selección catalana y la selección española jugaron su primer partido en el barcelonés campo de Les Corts, pitada inicial por parte del público incluida. Hay que destacar que algunos jugadores catalanes de referencia en el momento, como Zamora o Samitier, jugaron con La Roja.

Primer partido contra España, primer hostiazo.

El objetivo del partido era recaudar fondos para el viaje que tenía que realizar la selección española a París para los JJOO de ese mismo año. Cataluña se llevó un saco como el que años antes se llevó en París contra Francia: 0 - 7 y al carrer. Jugar contra tus máximos rivales y llevarte siete de cada uno... ¡Quina pena!

Ya es mala suerte…

El segundo partido entre ambos combinados tuvo lugar diez años después, ya en tiempos de la II República, un día de San Valentín de 1934. De nuevo en el campo de Les Corts de Barcelona y de nuevo con carácter benéfico. Volvió a ganar la selección española en esta ocasión por dos goles a cero. En este caso la selección se trataba de una prelista de jugadores de cara al venidero Mundial de Italia de ese mismo año, donde caerían en cuartos de final contra la anfitriona fascista. Las dos costillas rotas de Zamora dieron fe del camorrista juego azzurro.



Portada del Mundo Deportivo con la crónica del Cataluña - España de 1934.

¡Y por fin a la tercera llegó la vencida! Hubo que esperar trece años, pero el momento deseado por muchos acabó llegando. El 19 de octubre de 1947, en plena dictadura franquista (mucho ojo), se disputó en el Estadio de Sarriá, en Barcelona, el tercer (y último hasta la fecha) Cataluña - España.  En este caso venció Cataluña por tres goles a uno. Para que luego digan que con Franco no se podían hacer cosas...

Esto con Franco SÍ pasaba: crónica del Cataluña - "Resto de España" (muy fino el matiz para no excluir).

Información extraída de "Los España-Cataluña", Cuadernos de Fútbol, nº 71, 1 diciembre 2015, hemeroteca de La Vanguardia y Mundo Deportivo.

Ad Absurdum suele escribir sobre historia, a veces en libros como Historia absurda de España o Historia absurda de Cataluña.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Y en la cara B…

-Toribalón y Brindis, los rivales taurinos de Naranjito como mascota del Mundial 82

Con el ‘himno’ de Taburente, España ya tiene medio Mundial ganado "En Rusia ya hablan español, comen jamón…"

Diez mascotas más feas que un dolor