Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Amparados por la libertad religiosa, los satánicos instalan una estatua del Belcebú en Arkansas

18 Ago 2018
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

¿Quieres libertad religiosa? Pues toma dos tazas. La Primera Enmienda de la Constitución de EE.UU. protege el derecho a profesar cualquier religión sin interferencia alguna del Estado. Amparados por esta cláusula, los miembros de la Iglesia de Satán (The Satanic Temple) en el estado de Arkansas han conseguido erigir una estatua de Bafomet -el macho cabrío antropomórfico que representa a Satanás- en terreno público, más concretamente en los terrenos del Capitolio en Little Rock, capital del estado.

La reivindicación es la respuesta de los adoradores del Bajísimo a la instalación previa de un monumento dedicado a los Diez Mandamientos, a propuesta de los conservadores del parlamento en el mismo solar del Capitolio. La garantista Constitución de Estados Unidos no establece una estricta diferenciación entre Iglesia y Estado, lo que explica la aciaga presencia de símbolos religiosos en las manifestaciones civiles, desde el ‘In God we trust’ que luce el billete de dólar hasta las reiteradas invocaciones a Dios y la religión (cristiana) por parte de sus próceres.

“El evento está destinado a ser una reunión inclusiva donde El Templo Satánico celebrará el pluralismo junto con los oradores cristianos y seculares. Personas de muchas religiones se reunirán en el Capitolio para rechazar los esfuerzos de la Legislatura estatal de Arkansas por privilegiar una religión sobre otras “, según explicó Lucien Greaves, portavoz y cofundador del Templo Satánico.

Más de un centenar de seguidores del Templo Satánico acompañaron la “procesión” de la estatua de bronce de Bafomet al Capitolio de Arkansas. Se trata de una imponente figura de casi dos metros de altura que representa al macho cabrío con cuerpo de hombre sentado y con los dedos en gesto admonición, emulando el gesto del Pantocrator en la iconografía cristiana.

No es la primera vez que el Gran Cabrón hace de las suyas en las calles americanas. En 2015, el Templo Satánico sacó de paseo a Bafomet en Detroit, en protesta contra otro monumento dedicado a los Diez Mandamientos en aquella ciudad.

“Escogimos a Bafomet por su relación contemporánea con la figura de Satán y su capacidad para dar réplica a un monumento que representa otra fe”, explicaron en aquella ocasión los satánicos.

El Templo de Satán no es una religión paródica, como es la iglesia del Monstruo de Espagueti Volador, una fe de coña creada con el fin confeso de ridiculizar la intromisión de las religiones -sobre todo una- en el espacio público en los países laicos. Muy al contrario, los seguidores de Satán adoran al Bajísimo, visten de negro y escuchan al revés los discos de Maluma para recibir los mensajes de Belcebú.

Visto en The Independent, La Opinión y The Satanic Temple. Más información de Wikipedia, Los últimos templarios y Strambotic.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Ego te absolvo:

La colorida Iglesia del Cannabis busca el sentido de la vida a través de la marihuana

¡Milagro en Cádiz! El Ayuntamiento de Podemos condecora a la Virgen del Rosario

¡Ay va la Virgen!

– “Jesucristo es un personaje de ficción, como Superman o Indiana Jones”