Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Así es el cortometraje español tan maldito como ‘Poltergeist’ o ‘El Exorcista’

30 Sep 2018

Jaime Noguera

Corría el año 2000 y un grupo de jóvenes cinéfilos de Málaga decidieron hacer un corto. En lugar de alguna comedia simpática o alguna historia de pareja con problemas, se inclinaron por  adaptar un relato del escritor de terror H. P. Lovecraft titulado ‘El terrible anciano’. Como localización para la filmación eligieron el Cortijo Jurado, un edificio de esos que, solo verlos, ya te dan yuyu. El cortijito de marras está relacionado con la desaparición de cinco chicas jóvenes entre 1890 y 1920 cuyos cuerpos se encontraron torturados en sus cercanías. También con los fusilamientos que tuvieron en su entorno durante la Guerra Civil, durante la cual la construcción ejerció como hospital además de convertir sus sótanos en calabozos. En aquel lugar que seguramente produce sueños húmedos a todo seguidor de Iker Jiménez, se metió un equipo de rodaje… y empezaron a pasar cosas chungas.

[» Seguir leyendo »]

‘Somos la calle’, un safari fotográfico de la fauna humana de Madrid

29 Sep 2018

Iñaki Berazaluce

Madrid tiene un filtro especial: todo lo que toca lo convierte en castizo. En Madrid, hasta los raperos acaban siendo castizos”. Son palabras del fotógrafo Kike Carbajal, pronunciadas durante la presentación de su libro ‘Somos la calle’, una exquisita selección de 147 fotos de las cerca de 200.000 que ha tomado durante los últimos seis años en Madrid, un mosaico del paisanaje humano de la ciudad.

El proyecto Somos la calle nació como un blog y acabó derivando en el libro que acaba de publicar Belleza Infinita, posiblemente la editorial más estrambótica de España. El proyecto culmina pero no finaliza en el libro pues, como afirmó su autor, “Madrid es una ciudad inagotable. Cada día, en cualquier lugar, está sucediendo algo diferente. Más que agotarse, cada vez veo más cosas. Después de viajar por medio mundo me he dado cuenta de que el viaje más inaudito está debajo de mi casa, en la Puerta del Sol”.

[» Seguir leyendo »]

Diez mentiras, disparates y exageraciones sobre España en las guías de viaje

28 Sep 2018

Strambotic

turistas-calor-plaza-espana--644x362

Foto: ABC.

España, donde vive el sol. Ya sabes. Playa, paella, toros, flamenco, Gaudí y largas noches de verano. Cerca de 82 millones de turistas llegaron hasta aquí en busca de esos y otros cuantos tópicos que nos han hecho mundialmente famosos y a los que se les ha sacado mucho partido por estos lares.

Entre tanto recurso turístico, las guías turísticas sobre España y las páginas web especializadas en viajes llenas de consejos para visitar nuestro país han colado alguna que otra mentira que tiene poco que ver con la realidad española. Por si eso fuera poco, lugares sagrados de internet a la hora de planificar un viaje como TripAdvisor están llenos de opiniones que harían desfallecer al mismísimo Velázquez si resucitara: [» Seguir leyendo »]

¡Paren las rotativas! Donald Trump brinda con kalimotxo en la Asamblea de la ONU

27 Sep 2018

Strambotic

Foto: Reuters/El Mundo.

Cuenta la leyenda que el kalimotxo fue inventado por los miembros de una cuadrilla de Getxo en 1973 para salvar una partida de cientos de litros de rioja picado. En realidad, la idea de mezclar vino tinto con Coca Cola se remonta bastantes décadas antes, concretamente siete, en 1904 cuando los inmigrantes italianos que llegaron a Nueva York empezaron a mezclar sus garrafas de vino Chianti, un tanto perjudicado tras cruzar el Atlántico, con el burbujeante refresco de cola (y, en aquella época, aún de coca). Puro mestizaje

Precisamente fue allí, en Nueva York, donde Donald Trump ha brindado un inesperado homenaje al kalimotxo, al mezclar una copa de vino con un botellín de Coca Cola Light durante la cena de la 73 Asamblea de la ONU. El gesto del presidente de EE.UU. no fue secundado por el resto de los mandatarios presentes en la cena, que, prudentes, prefirieron beber el vino a palo seco. Los experimentos, con Coca Cola. [» Seguir leyendo »]

Un rapero, ingresado en urgencias por una sobredosis de Cheetos

27 Sep 2018

Iñaki Berazaluce

Los tiempos están cambiando, que cantaba Bob Dylan. Hace no tanto, una estrella del rock que se preciara se ponía como Las Grecas y era noticia por una sobredosis de caballo, por consumir farlopa a cucharadas o por tener el hígado como Chiquetete en una barra libre. Las nuevas generaciones, sin embargo, no le pegan a la mandanga ni a la lejía, sino a los Hot Cheetos. Sin mesura, eso sí, como si no hubiera un mañana.

Que se lo digan al rapero californiano Diego Leanos, conocido (es un decir) por el nombre artístico de Lil Xan, que acaba de anunciar a sus seguidores en las redes sociales que ha sido ingresado en el hospital de Nueva York por sobredosis… de Cheetos Flamin’ Hot:

“Sólo quiero que todos sepan que estuve en el hospital no debido a ninguna droga, sino porque comí demasiados Hot Cheetos. Tengan cuidado, son una droga del demonio”, explicó en un vídeo en Instagram.

[» Seguir leyendo »]

La ciudad en la que todo el mundo estaba drogado

26 Sep 2018

Strambotic

800px-Morton_Ether_1846
La droga es cuestión dosis, así como de límites geográficos. O se encuentra extramuros o en el centro neurálgico de las sociedades, cuando no en ambos sitios simultáneamente. Echad un vistazo a los barrios periféricos de una gran ciudad y lo que se cuece en las oficinas de los magnates del centro. Lo es que menos común es que toda la ciudad, al completo, sin distinción de clases, permanezca colocada.

Eso es lo que ocurrió en Draperstown, en Irlanda del Norte, donde tuvo lugar el más célebre brote colectivo de eterización, esto es, colocón por éter.

[» Seguir leyendo »]

“El gitano de Berlín”, el soldado nazi que se metió a torero

26 Sep 2018

Jaime Noguera

 

¿Qué hizo que un alemán de Silesia decidiese hacerse torero en medio de la conquista de Francia por las tropas del III Reich? Waldemar Riedel, ajeno al rechazo social que produciría la tauromaquia poco más de medio siglo después del posado pactado de Hitler en la Torre Eiffel, fue marginado por su fascinación por vestir la montera y el capote. Para más señas, en la ciudad de Viena. Según publicó el 22 de septiembre de 1955 el entonces popular semanario El Ruedo, Riedel (que en us infancia intentó torear vacas) fue acusado de ser fascista por los Aliados cuando confesó que su mayor deseo era viajar a España y aprender a torear.

[» Seguir leyendo »]

El parque del Retiro de Madrid acogió un zoológico humano en 1887

25 Sep 2018

Iñaki Berazaluce

A finales del siglo XIX se puso de moda exhibir tribus indígenas del mundo entero en las capitales europeas: “negros salvajes” en Barcelona, fueguinos en París o filipinos en Madrid. Fueron los llamados “zoológicos humanos”, sucesores de los freak-shows con coartada etnográfica. Como si se tratara de animales o, en cualquier caso, de seres inferiores, los europeos admiraban la pureza y sencillez de aquellos seres llegados de ultramar, así como su resistencia al frío: “Fíjese, con este biruji y en taparrabos”. Ni tanto: uno de cada diez indígenas filipinos exhibidos en el Parque del Retiro murieron en el intento.

España llegó tarde al negocio de los zoológicos humanos. No en vano, cuando empezó la moda el imperio español estaba muy mermado –apenas Cuba, Filipinas y el Sáhara Occidental-mientras el inglés y el francés campaban por sus respetos en Asia y África. El invento del zoo humano hay que atribuírselo a un alemán, Carl Hagenbeck, mercader de animales salvajes, que decidió incorporar nuevos ejemplares a su repertario: samoanos en 1874 y nubios en 1876. [» Seguir leyendo »]

Titivillus: este demonio burlón es culpable de tus faltas de ortografía

25 Sep 2018

Jaime Noguera

titivillus

¿Sacabas sobresaliente en Lengua en el colegio y sin embargo ahora cometes errores ortográficos inexplicables? ¿El teclado de tu ordenador te juega malas pasadas continuamente? Según el rico folklore cristiano, un demonio enano y más feo que Picio podría estar detrás de todos tus problemas con la expresión escrita. Se llama Titivillus y es nada menos que patrón de las faltas ortográficas.

Se le suele representar con un saco o una pila de libros sobre su espalda y se decía que entraba en los monasterios y hogares de copistas para recoger errores cometidos por estos en los textos sagrados.  Los guardaba en su bolsa para luego llevarlos al infierno, donde quedaban registrados como prueba de mala devoción cristiana. Más tarde,  en el Día del Juicio Final, serían reclamados a los monjes escribanos y a los cajistas responsables. Y no solo eso, en el Medievo se le culpaba más de un montón de cosas: los errores durante las misas y el servicio religioso, la mala pronunciación, el tartamudeo, la falta de atención y la charla ociosa.

[» Seguir leyendo »]

“La infanta Elena es como un muñeco Chucky, pero sin maldad”

24 Sep 2018

Strambotic

David Rocasolano, el indiscreto primo de la reina Letizia, cuenta en su libro ‘Adiós, princesa’ (2013), una apasionante crónica de la Familia Real en la intimidad, cómo él y su mujer se acercaron a conocer mejor a la infanta Elena en la sobremesa de una cena en palacio:

“—Y tú, ¿a qué te dedicas?

Enseguida me di cuenta de que quizá era una mala pregunta. De que a lo peor Elena me habría podido contestar un tanto airada: «Yo, pues esto. ¡A ser infanta!». Pero no.

—¡Ah! Yo doy clases -dijo con la voz monótona y desapasionada que tiene siempre-. A niños de cuatro años.

—¿Y de qué son esas clases? -había que extraerle la información a machacamartillo. Su expresión era fría, su mirada siempre estática y fija en un punto algo elevado. La espalda recta. No parecía relajada.

—De inglés -respondió con su habitual elocuencia telegramática.

Patricia parecía determinada a seguir charlando. Cristina seguía la conversación con una sonrisa protocolaria, las manos cruzadas sobre el regazo y sin decir nada.

—Tiene que ser difícil, ¿no? -prosiguió Patricia- enseñar inglés a unos niños tan pequeños. ¿Cómo lo haces?

—Pues mira… -su tono se transformó en el de una chica de ocho años contándole un cuento a su hermano de cuatro-. Yo cojo -se levantó-, voy a la pizarra y escribo: blue. Y entonces les digo: El cielo es…¡bluuuuuuuuu! -y alzaba las manos hacia lo más alto mientras alargaba la vocal como un perro aullando a la luna-. Escribo: yellow. Y entonces les digo: El sol es yelowwwww -y otra vez los mismos gestos-. El campo es greeeeeennnn.

Patricia y yo nos quedamos sin capacidad de reacción mientras Elena se volvía a sentar y recuperaba su compostura natural, o adulta, no sé cómo expresarlo. El caso es que acabábamos de ver una mujer de cuarenta años transformada en una especie de muñeco articulado y con una grabación dentro. A mí me vino a la mente Chucky, el muñeco diabólico. Algo así. Pero Elena es un Chucky sin maldad”.

Puede que Elena sea un bienintencionado muñeco Chucky, pero se lo tomaría a broma porque, por encima de todo, Elena de Borbón tiene sentido del humor. Dentro vídeo:

Visto en ‘Juan Carlos I. La biografía sin silencios’, de Rebeca Quintans. El extracto de ‘Adiós, Princesa’ está tomado de Google Books.