Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Bienvenido a la Fiesta del Bigote: Ibiza sigue celebrando cada año el cumpleaños de Freddie Mercury

05 Sep 2018
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

Freddie, cortando la tarta en su 41 cumpleaños, en la única foto que se conserva de aquella fiesta.

Tal día como hoy, hace 72 años, nacía en Zanzíbar Farrokh Bulsara, que sería mundialmente conocido por su nombre artístico: Freddie Mercury. El cantante de Queen murió en 1991, tan sólo un día después de anunciar que estaba infectado con el VIH.

Además de por su portentosa voz y por su indudable magnetismo personal, Freddie Mercury es recordado como uno de los mayores fiesteros de todos los tiempos. En Ibiza todavía se recuerda la “madre de todas las fiestas” que montó Mercury para celebrar su 41 cumpleaños en el legendario Hotel Pikes: el eco de la fiesta se escuchó en Mallorca.

Mercury siempre bebió la vida a grandes sorbos, más aún cuando sabía que ya no le quedaba mucho tiempo: en 1987 se enteró de que el sida le había herido de muerte y decidió “celebrarlo” por todo lo alto. Según relata Ricardo Colmenero en El Mundo:

“(…) La lista alcanzó más de medio millar de invitados, se hincharon miles de globos de helio gigantes, se bebieron 350 botellas de Moët Chandon, se rompieron 232 vasos facturados al mánager de Queen, y una tarta con la forma de la Sagrada Familia saltó por los aires antes de que la voz de We will rock you pudiera soplar las velas, y que tuvo que ser remplazada de urgencia por otra de dos metros de largo decorada con los primeros compases de Barcelona”.

Cuentan los ibicencos que la detonación de los fuegos artificiales de la fiesta se escuchó en Mallorca, a más de 100 kilómetros de distancia. Aquella fiesta fue “una de las más fastuosas celebradas en Ibiza”, según destaca la mismísima Wikipedia.

Freddie, rodeado de lookalikes.

El eco de aquella bacanal aún no se ha acallado en Ibiza: el Pikes (“piques” para los españoles, “paiks” para los anglosajones) celebra cada 5 de septiembre la fiesta ‘Freddie Rocks’, en la que es de rigor acudir con un hermoso bigote, seas hombre, mujer o género binario.

Es importante apuntar que el Hotel Pikes no es un hotel cualquiera. De hecho, de hotel tiene solo el nombre. Se trata más bien de la discoteca/club/mansión de Tony Pike, un playboy inglés que viene a ser un trasunto ibicenco de Hugh Heffner (batín incluido). Según relata el propio Pike en su reciente biografía, un jovencísimo Freddie se alojó en su hotel y le inquiró por una habitación llamada “Julio”.

-”¿Por qué se llama Julio?”, inquirió el bisoño Freddie.

-“Es en honor a Julio Iglesias, un famoso cantante internacional”, respondió Pike.

-”¿Y qué pasa conmigo? ¿Dónde está la habitación Freddie?”

-”Sigue cantando y tal vez algún día tendrás tu propia habitación”.

Aquel día llegó, claro, pero no fueron tanto los abundantes y exitosos discos de Queen los que le hicieron merecedor de una suite con su nombre, sino más bien las desparramadas fiestas bacanales que Mercury y Pike montaban en el Pikes con otros primeras filas de la fiesta, como Boy George, George Michael, Grace Jones, Elton John y un largo etcétera de celebrities de los salvajes ochenta.

En su habitación del Hotel Pikes de San Antonio acaban de poner sábanas limpias; y su bar privado ha sido decorado expresamente para la invocación de un espíritu tan especial: crucifijos dorados, velas mexicanas, champán frío y una selección de retratos de los sacerdotes más sexys del calendario vaticano”, explica Colmenero en su crónica.

Foto: Getty/Cultura Inquieta.

Más en Pikes Ibiza. Con información de El Mundo, Ibiza Spotlight y Cultura Inquieta. Más sobre Freddy Mercury en Wikipedia.

Gracias a Pikes Ibiza y Claire Norrish por las imágenes, y a Víctor Marina, alma máter de Bar de Bares, y Jacobo, hijo predilecto de Es Pasante, por el chivatazo.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Probablemente tampoco te interese: