Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Qué hacer con el Valle de los Caídos: siete propuestas para una momia

17 Oct 2018
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Ad Absurdum

Fuente: Wikicomons/Jorge Díaz Bes.

España se enfrenta a una encrucijada histórica en todos los sentidos. Histórica porque puede marcar un antes y después en el país, e histórica porque es relativa a al pasado más reciente, que seguimos arrastrando: Franco.

Efectivamente españoles (y demás habitantes del Estado), la momia del dictador menos carismático del siglo XX está a punto de ser desalojado por el PSOE proetarrasecesionista de Pedro Sánchez y su gobierno compuesto de radicales como Josep Borrell o Pedro Duque.

Pero claro, una vez que la mojama pase a la vitrina de una tienda de salazones de Mazarrón (Región de Murcia) una pregunta aparecerá entre la maleza: ¿qué cojones podemos hacer con el Valle de los Caídos?

Fácil, sencillo y para toda la familia.

Recordemos que el Valle de los Caídos es una megabasílica construida por la dictadura franquista durante los años 40 y 50 del siglo pasado para honrar a los caídos en aquella cosilla de la Guerra Civil. La basílica es la mayor fosa común de España, con cuerpos de decenas de miles de personas enterrados ahí, que en algunos casos forman parte incluso de la propia cimentación del edificio, lo que lo posicionaría en los primeros puestos de un hipotético ranking de monumentos tétricos.

Así que… ¿Cómo podríamos aprovechar (ya que nos ponemos a hacer reformas) para maquillar tan lúgubre lugar? He aquí unas cuantas propuestas:

Un parque acuático

Esta es sin duda una de la propuestas más demandadas por crítica y público. No somos los primeros que planteamos esta idea, pero la verdad es que es entendible, porque la mente lleva a encajar ambos conceptos a poco que uno haga este ejercicio de remodelación imaginativa. La infraestructura está ahí. Varias hectáreas de terreno en plena naturaleza con gran cantidad de galerías internas deseando ser aprovechadas colocando tubos y toboganes para llenar de alegría y vitalidad estival la sierra norte de Madrid. Una apuesta segura.

Esto en plena sierra sería la hostia.

Un espacio de reconciliación nacional

Esta idea cuenta con bastante menos adeptos. Es más fácil meter metros y metros de tubo y hacer la acometida del agua para un parque acuático que hacer un lugar donde reconciliar a este país. A ver, la medida se ha estudiado, el propio Pedro Sánchez la contempló durante un tiempo para desdecirse poco después y se han barajado diversas fórmulas para conseguirlo, pero la cuadratura del círculo es imposible. Que el lugar en sí mismo sea un lugar religioso es una de las problemáticas, porque… ¿esa cruz es un inocente y respetable símbolo religioso o un símbolo de una dictadura fascista?

Por tanto, la reforma tendría que ser a lo bestia, habría que dejar eso como un loft minimalista y a mucho españita le dolería en el corazón. Por lo que esta opción la descartamos desde ya.

Esta foto en formato gigante tendría que estar nada más entrar.

Un centro de conservación de fauna

La sierra de Guadarrama es un entorno precioso que habría que explotar desde el punto de vista biológico. En cada una de las galerías, criptas y hornacinas de la basílica se podrían instalar recintos para distintas especies animales (con un espacio de honor reservado al águila imperial) para así crear un gran arca de Noé de la fauna mesetaria.

Ahí los animales podrían refugiarse de cazadores y parachoques de vehículos, y todos los españoles disfrutarían de especies icónicas de la geografía nacional mientras suena a todo trapo el hilo musical con la sintonía de “El hombre y la Tierra” del mítico Félix Rodríguez de la Fuente.

Esta conservación permanente revisable de los bichejos podría ir acompañada de exposiciones de la fauna que habitaba la región millones de años atrás: mamuts y rinocerontes lanudos en el Valle de los Caídos para recordar el pasado glorioso de la España pleistocénica. Qué bellísima estampa.

El Valle ganaría muchísimo con macrofauna prehistórica.

Un búnker como base del Centro Nacional de Inteligencia

Ojo con que esto no lo sea ya (nosotros lo sospechamos). Imaginad que debajo de todas esas galerías Franco mandó construir una base tipo malo de 007, en la que se gestiona la inteligencia y la más alta tecnología militar de este país.

Nuestra área 51. Un lugar donde conjugar aliens y apariciones marianas. Un laboratorio como el de ‘Stranger Things’ en el que intentar traer del Mundo del Revés a nuestra dimensión a Santiago Matamoros para que ayude a combatir a los infieles. Si todo esto no existiera ya, habría que crearlo.

La TÍA a partir de ahora estaría sita en el Valle.

Un museo sobre la Guerra Civil y la dictadura

Esto también parece imposible de llevar a cabo. ¿Un museo? ¿Con todos los que hay ya en Madrid? Y cobrando subvenciones, ¿no? Venga, por favor. Menuda ruina.

Un Outlet de antigüedades

Una forma de llegar a un consenso sería sacar a Franco de su sepultura pero no del Valle de los Caídos. ¿Cómo se podría conseguir eso? Convirtiendo la basílica y alrededores en una gran muestra de antigüedades en el que el propio dictador estuviera expuesto.

En principio no estaría disponible para ser comprado, pero se podría estudiar que saliera a subasta con una oferta de salida muy suculenta. Reconvertir el Valle de los Caídos en un rastro dominguero podría hermanar de nuevo a Caínes y Abeles: mientras unos se quedan en misa dentro de la basílica, otros se quedan en la hospedería tomándose el vermú matutino, para justo después salir todos juntos a regatear por cromos de Zubizarreta o cuadros cinegéticos dignos de la familia Alcántara.

El cuadro que unió a España. En Mil Anuncios lo tienes.

Nueva IFEMA

En la misma línea que la anterior pero mirando al futuro. La idea es crear un nuevo palacio de congresos y espacio ferial para cualquier tipo de exposición nacional o internacional que se preste. Un lugar para proyectarse al mundo, donde el Generalísimo podría estar expuesto en una cápsula de hyperloop y donde los azafatos y demás personal se movieran en segway.

La Marca España tocaría así su cota más alta de repercusión mundial desde el 36.

Siempre fresco. (escultura “Always Franco”, de Eugenio Merino)

Sede serrana del Congreso de los Diputados

Ciudadanos sería el primer beneficiado del cambio, ya que se trasladaría el Congreso a un entorno más español imposible y además el Senado sería suprimido. La regeneración política en todos los sentidos.

Ad Absurdum suele escribir sobre historia, a veces en libros como Historia absurda de España o Historia absurda de Cataluña.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

BONUS TRACK: Por estas caricaturas de Franco fueron fusilados el director y el dibujante de una revista satírica valenciana

Y de postre:

– Catorce mapas que te explican de un vistazo la historia de España

¿Cuántos cojones tenía Franco?

¿Eres tan duro como ellos? Diez fotos del  metal que dan vergüenza ajena