Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Empleado de un parque japonés no cobró la entrada a 160.000 extranjeros porque uno de ellos le asustó

28 Oct 2018
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

Anciano guarda japonés sin ninguna relación con la noticia. Foto: Shijo Fukada.

La timidez y cortesía de los japoneses es proverbial. A nosotros nos ha llegado a pedir perdón el revisor por subirnos en el tren bala equivocado. Pero si en lugar de aceptar la reprobación con educación, el turista responde con un ladrido al japonés, este puede llevarse un trauma de por vida.

Es lo que le sucedió al guarda que vigilaba la entrada de un popular parque de Tokio, Shinjuku Gyoen, parada obligatoria para los turistas que visitan la ciudad. El empleado, de 71 años, tuvo un encontronazo con un turista en abril de 2014, a raíz del cual cogió miedo A TODOS los extranjeros, así que para evitar nuevos episodios violentos y potencialmente traumatizantes, dejó de cobrar los 200 yenes de entrada a 160.000 extranjeros entre abril de 2014 y diciembre de 2016, cuando fue descubierto el desfalco.

200 yenes son algo más de 1,5 euros, así que el parque dejó de ingresar alrededor de un cuarto de millón de euros. Por un grito.

Si proverbial es la timidez de los japoneses no lo es menos su honradez. El ministerio de medio ambiente de Japón penalizó al empleado con un mes de sueldo, pero éste, humillado tras difundirse la noticia, ofreció pagar la mitad de su pensión -unos 300.000 yenes mensuales- para enjuagar la deuda y mitigar la vergüenza.

Según las autoridades del parque, el trabajador dejó entrar gratis a todos los extranjeros que pasaron por allí en aquellos dos años y borró el registro de la base de datos de la taquilla. Sin embargo, un compañero suyo apreció la disparidad entre el número de entradas impresas y el número de visitantes y descubrió el pastel.

El empleado, cuyo inglés era reguleras, como el de la mayoría de sus compatriotas, le había cogido miedo a los extranjeros después de que uno de ellos le gritara. A raíz del incidente, le dio miedo pedir el dinero de la entrada a los gaijin, que a partir de ese día entraron gratis en el parque.

Alrededor de dos millones de personas visitan cada año el parque Shinjuku Gyoen, especialmente durante la época del florecimiento de los cerezos, muchos de ellos extranjeros.

Noticia original en Japan Times.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Domo Arigato, Mr Roboto:

– ‘Sayonara, Baby’: el 90% de los ‘kamikazes’ fracasaba en su objetivo

– Cuando el Gobierno de EEUU usó el cáñamo para combatir a los nazis

– El archipiélago gay que creó Mussolini…y se le fue de las manos