Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

El sello que estuvo a punto de desencadenar una guerra

08 Dic 2018
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

En 1969, Honduras y El Salvador lucharon durante cuatro días en uno de los conflictos más trágicamente ridículos de la Historia moderna, la llamada Guerra del Fútbol, que estalló durante un partido entre ambas selecciones durante la clasificación para el Mundial de México 70 (se clasificó El Salvador pero se eliminó a las primeras de cambio).

La guerra balompédica sólo es uno más de los conflictos absurdos que ha vivido la región de Centroamérica desde su fragmentación en siete pequeños países a finales del siglo XIX. En 2010, Nicaragua y Costa Rica estuvieron a punto de liarse a tiros por un error en Google Maps. Y 70 años antes, en 1937, fueron Nicaragua y Honduras los que estuvieron de llegar a los tanques por un quítame allá ese sello.

El conflicto se remonta a mediados del siglo XIX, cuando la Confederación Centroamericana se quiebra tras su efímera existencia de apenas un decenio (aquí puedes conocer la sinuosa historia reciente de esta región). Entre 1824 y 1860 existió un país entre Nicaragua y Honduras con el nombre de Mosquitia, que no es otro que la Costa de los Mosquitos, el mismo que daba título y en el que transcurría la película que protagonizó Harrison Ford en 1986.

Pues bien, Mosquitia o Costa de los Mosquitos es el “territorio en litigio” que aparece en el sello de 1937 emitido por Nicaragua y que corresponde nada menos que a un tercio del territorio de su vecino, Honduras, que se había anexionado en 1906 esa zona selvática tras la mediación del rey de España, Alfonso XIII, considerado por ambas partes como el juez más apropiado para dirimir la disputa.

En 1937 el conflicto fronterizo aún no se había resuelto, a pesar de que el tribunal de La Haya dio por válido el dictamen del monarca español, favorable a Honduras. Oficialmente, Nicaragua había aceptado la decisión de La Haya, pero repentinamente abrió un nuevo frente de guerra en la lucha postal: un sello de 10 centavos en el que reclamaba el territorio al norte del Río Coco, allí donde comienza la Costa de los Mosquitos.

Los hondureños reaccionaron con violencia a la afrenta de sus vecinos. Cuando las primeras sacas de correo aéreo llegaron a Tegucigalpa se desataron los disturbios, según relata Frank Jacobs en su blog, Strange Maps: “La policía tuvo que hacer grandes esfuerzos para frenar a la multitud que quería atacar la Embajada de Nicaragua”. Honduras exigió la retirada de la estampita que inició el litigio y ambas naciones enviaron tropas a la frontera, dispuestas a blandir el cobre por culpa de un sello de 10 centavos.

El conflicto no llegó a mayores gracias a la intermediación de EEUU, México y Costa Rica (al contrario de la Guerra del Fútbol, que causó 6.000 muertos). No fue hasta 23 años más tarde, en 1960, que el conflicto quedó resuelto, gracias a la intervención de la Organización de Estados Americanos, que volvió a avalar por buena la decisión de Alfonso XIII. Y es que allí donde hay un Borbón, reina la paz.

Y, como no podía ser de otra forma, Honduras celebró su victoria con una serie de sellos en los que vuelve a aparecer el mapa íntegro y con la frontera dibujada con rotulador gordo:

Con información de Scripta Nova y Strange Maps.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Que siga la fiesta:

Once fiestas tan salvajes que hicieron historia

– Ocho pueblos que rinden homenaje al cannabis en sus escudos y banderas

– Siete juergas legendarias a cargo del erario público