Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Graban a un hombre chupando durante tres horas el portero automático de una casa

10 Ene 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

¿A qué huelen las nubes?, ¿a qué saben los telefonillos? La primera cuestión pertenece al orden teológico, pero para la segunda tiene una respuesta Roberto Arroyo, un californiano de 33 años que se pasó una noche entera chupando el portero automático de una vivienda de Salinas, una pequeña localidad de la costa oeste de California.

El desconcertante comportamiento del hombre quedó registrado con nitidez en el vídeo de seguridad de la vivienda, cuya propietaria Sylvia Dungan decidió compartir las imágenes en las redes sociales para advertir a los vecinos sobre la peligrosidad -un tanto surrealista- del barrio.

En declaraciones al diario Independent, Sylvia Dungan desvela que ella no estaba en casa en ese momento, pero sí sus hijos pequeños, y que fue alertada por el sistema de seguridad de la casa, que detectó movimiento en la entrada: “Eran las 5 de la mañana y pensé: si mi hijo mayor no llega hasta las 6, ¿quién demonios es ése?”

Las imágenes sirvieron para identificar sin género de dudas a Roberto Arroyo. “Nos sorprendió gratamente que la imagen fuera tan clara que no nos tomó mucho tiempo identificar a la persona”, dijo Miguel Cabrera, del Departamento de Policía de Salinas, según el New York Post.

Además de lamer con fruición el telefonillo de la familia, Roberto Arroyo fue acusado de robar los alargadores que sirven para alimentar las decoraciones navideñas de las casas de la zona. El caso ha sido remitido a la oficina del fiscal del Condado de Monterey y Arroyo se enfrenta a varios cargos de robo, violar la libertad condicional, merodear por las casas… y chupar porteros automáticos.

Con información de El New Herald, El Confidencial e Independent.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Otras formas menos escatológicas de llamar la atención:

– Un defecador en serie, en busca y captura tras una década excretando en los campos de golf noruegos

– Si a su cartel le faltan los humanos, ¿eres capaz de adivinar la película?

– Llega el billar elíptico: tras cinco siglos de carambolas rectangulares, la geometría se rebela