Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Piden firmas para que Juan José Cortés convierta y evangelice a los nativos de Sentinel del Norte

30 Ene 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

Cuando las nubes del sensacionalismo comienzan a despejarse en Totalán, tras el hallazgo del cuerpo del pequeño Julen, parece que es el momento de tomar cartas en el asunto con los animadores de una película que ha tenido la TV copada. Y qué mejor forma de hacerlo que con un poco de guasa.

Porque a principios de esta misma semana se ha iniciado una campaña en la plataforma Change.org para pedir que Juan José Cortés, pastor evangélico, asesor político del Partido Popular y también conocido en otros tiempos como “el padre de la niña Mari Luz”, acuda a la remota isla de Sentinel del Norte y convierta y evangelice a su indómita población nativa.

La petición de firmas, iniciada por la persona física de Juan Luis Nepomuceno González, afirma que “demostradas en Totalán y en la convención del PP sus cualidades para obrar milagros con sus vigilias y otros histrionismos, qué mejor que enviarlo a Sentinel del Norte a evangelizar a esos pobres desgraciados que ignoran la obra de Dios tirando flechas a todo lo que se arrima”.

Además, la petición añade que “Cortés ha demostrado sus dotes en todas las cadenas” y que ese viaje no puede sufragarlo otro que no sea el conglomerado audiovisual de Mediaset, con “Ana Rosa Quintana y Susana Griso haciendo un seguimiento en directo de su labor a pie de playa, acompañándolo minuto a minuto en persona, junto a él, para aumentar la audiencia”, como bien apunta uno de los (por ahora) 469 firmantes de la petición.

Como muchos recordarán, Sentinel del Norte está situada al este del Golfo de Bengala y se trata de una paradisíaca isla india cuyos nativos evitan desde hace siglos, quizás milenios, todo contacto con extranjeros, posiblemente como forma de evitar la destrucción de su civilización por enfermedades para las que no están inmunizados. Son sus costumbres y hay que respetarlas.

Como no hizo John Allen Chau, un misionero de Alabama que el pasado noviembre murió asaeteado por los habitantes de esta isla, en la que poner un pie y acabar fiambre es todo uno.

“Puede que penséis que estoy loco, pero creo que merece la pena llevar la palabra de Jesús a esta gente. Por favor, no os enfadéis con ellos o con Dios si me matan”, dejó escrito el mártir, de 27 años, en una carta a sus padres antes de acabar con una soga al cuello y lleno de flechas nada más pisar la arena de la playa.

Más info en Change.org

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Y más cosas de la mano de Dios:

Y el Premio Darwin del año va para… el misionero que intentó evangelizar a los aborígenes de Sentinel del Norte

El canadiense obsesionado con los penes exóticos que convirtió a los sentinelenses en máquinas de matar

Sentinel del Norte, la paradisíaca isla india donde te matan en cuanto pisas la playa

¿Por qué la gente más gorda vive en islas?