Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Julio José Iglesias: “Me robaron el ADN mientras hacía windsurf”

09 Ene 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

2019 ha venido con un hijo debajo del brazo para Julio Iglesias: Javier Sánchez Santos no es precisamente un bebé, sino un señor de 43 años que fue gestado en 1975 como resultado del affaire que el cantante tuvo con la bailarina portuguesa María Edite Santos allá por 1975.

Un juzgado de Valencia ha confirmado que Javier Sánchez es “en un 99’99%” hijo de Julio Iglesias, en tanto comparte su ADN con Julio José Iglesias, a la sazón, tercer hijo reconocido de Julio Iglesias con Isabel Preysler, tras Chábeli y Enrique. La muestra del código genético Julio Iglesias Jr. la consiguió en Miami un detective pagado por el despacho de abogados que defiende la reclamación de Edite Santos:

“Nuestro detective viajó a Miami con intención de conseguir el ADN de Julio Iglesias, pero fue imposible: según nos contó, tiene más seguridad que un jefe de estado”, me explica por teléfono Fernando Osuna, abogado sevillano especializado en pleitos por paternidad. Descartada la posibilidad de conseguir el código genético de Julio padre, el detective puso sus miras en su hijo, Julio José, gran aficionado al windsurf, a los deportes náuticos y, en general, a pegarse la vida padre. La sustracción de la botella tuvo lugar en mayo de 2017.

Me robaron el ADN mientras hacía windsurf”, contó, entre indignado y divertido a la revista ‘Corazón’. Efectivamente, el detective se llevó la botella de agua con la que esperaba refrescarse el joven tras su práctica de windsurf: “Me robaron mi termo de agua mientras practicaba surf. Me encantan los deportes acuáticos, y cuando terminé y llegué a la playa, muerto de sed, no estaba mi termo y pensé que lo había perdido. Al cabo del tiempo salió todo el tema, y comprendí que me lo habían robado”, explicó Julio José Iglesias a su paso por Madrid el pasado mes de diciembre.

María Edite Santos y su hijo, el noveno de Julio Iglesias. Foto: Pronto.

El abogado Osuna defiende la legalidad del hurto: “La Ley de Enjuiciamiento Criminal permite esta práctica siempre y cuando sea para un fin lícito. En este caso, lo que estaba en juego era nada menos que el cumplimiento del artículo 39 de la Constitución, que ampara la investigación de la paternidad para todas las personas”. Osuna conoce bien el artículo: ha representado unos 500 casos de reclamaciones de paternidad.

El juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia admitió la prueba y finalmente dio la razón a la demandante, María Edite Santos, y a su hijo, Javier Sánchez Santos, desde ahora noveno hijo de Julio Iglesias, como recoge desde ya la Wikipedia:

La prueba del ADN fue determinante para reabrir una demanda que estaba en el limbo judicial desde los años 90, la primera vez que la portuguesa reclamó la paternidad de Julio Iglesias. El caso se reabrió en 2002, una vez más sin fallo a favor de Javier Sánchez y, finalmente, a la tercera, ha logrado el reconocimiento judicial.

La pistola humeante. Foto de la portada del libro de María Santos.

¿Va a poder reclamar una pensión alimenticia Javier Sánchez a su multimillonario padre? Ni en pedo, explica Fernando Osuna: “María Edite no estuvo casada ni tuvo ningún compromiso con Julio Iglesias… Eso sí, cuando muera Julio Iglesias, su hijo podrá reclamar su herencia correspondiente”. Y no es moco de pavo: unos 100 millones de euros, en caso de que se divida alícuota entre sus nueve (de momento) hijos biológicos. Pero Sánchez deberá ser paciente, porque los Iglesias son longevos. Recordemos que Papuchi murió en 2005 a los 90 años… y tuvo un hijo un año antes y una hija, Ruth, uno después de su muerte (¡!)

Javier Sánchez tuvo una breve y poco gloriosa carrera como cantante, intentando emular a su padre biológico o a alguno de sus exitosos hermanos, aunque le faltó el talento y los medios. En 1996, con veinte años y bajo el nombre de Javier Iglesias, grabó la canción ‘Dame otra oportunidad’, que fue incluida en el CD promocional ‘Veranopop 96’, según leemos en Sufridores en casa. Tres años después intentó de nuevo emular a su “hermanastro” Enrique Iglesias con su propio disco, ‘Lucha y verás’, de título profético.

Visto en ‘Corazón’. Con información de EfeSufridores en casa, Libertad Digital.

BONUS TRACK: Nueve bastardos que no necesitan prueba de ADN para saber quién es su padre

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Probablemente tampoco te interese:

– Cinco datos curiosos sobre animales que comen marihuana

Parecidos razonables: El delirante álbum del político hispano y su doble animal