Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Empezar a trabajar antes de las 10 de la mañana es equivalente a una tortura, según la ciencia

23 Feb 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

Madrugar para ir a trabajar antes de las 10 de la mañana es la forma más común de tortura en la actualidad, según los hallazgos del investigador Paul Kelley, de la Universidad de Oxford, autor del libro ‘Body Clocks’ sobre los ritmos circadianos del cuerpo humano.

El cuerpo humano funciona con unos marcadores biológicos, conocidos como ritmos circadianos, que hacen las veces de reloj del cuerpo. Estos ciclos preprogramados genéticamente regulan los niveles de energía, la producción de hormonas, las funciones cerebrales y la percepción del tiempo.

Las investigaciones más recientes demuestran que al interrumpir el sueño con el despertador y empezar a trabajar antes de las 10 de la mañana estamos torturando nuestro cuerpo, al desobedecer los ritmos circadianos e interrumpir el equilibrio del cuerpo. En palabras del doctor Kelly:

“No podemos cambiar nuestros ritmos de 24 horas. No puedes aprender a despertar a una hora determinada… tu hígado y tu corazón tienen patrones distintos y les estás exigiendo que los cambien dos o tres horas”.

La jornada laboral de 8 horas se introdujo a principios del siglo XX, junto con la producción fabril 24/7, un horario al servicio de la productividad pero totalmente ajeno a las necesidades del cuerpo humano. De hecho, nuestros cuerpos han evolucionado durante siglos alrededor del ciclo diario de la luz del sol, no en sintonía con los planes de las fábricas. Por tanto, según Paul Kelly:

Tenemos una sociedad privada del sueño. Esto es un asunto internacional. Todo el mundo lo está sufriendo, y no debería”.

La propuesta del investigador es que el horario de entrada al colegio debería retrasarse desde las 8:30 a las 10 de la mañana. Diversas escuelas de Oxford han puesto en práctica esta idea y el resultado es que la productividad general de los estudiantes mejoró sensiblemente.

En el caso de los trabajadores, aquellos que están obligados a empezar a trabajar antes de las 10 (es decir, casi todos) “están expuestos a un estrés físico y emocional que repercute en su salud”.

La privación del sueños está vinculada a diversos problemas de salud. Tan solo con dormir menos de seis horas diarias durante una semana se desencadenan 711 cambios en la función de los genes, según explica Telegraph. Dormir insuficientemente impacta en el rendimiento, la atención, la memoria a largo plazo, y puede conducir al abuso del alcohol y las drogas. También está vinculado al agotamiento, ansiedad, frustración, ira, comportamientos impulsivos, ganancia de peso, defensas bajas y un titipuchal de patologías mentales.

Visto en Longevity Box. Con información de Telegraph.

BONUS TRACK: Once fiestas tan salvajes que hicieron historia

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Que siga la fiesta:

– Bienvenido a la fiesta del bigote: Ibiza sigue celebrando cada año el cumpleaños de Freddy Mercury

– Ocho pueblos que rinden homenaje al cannabis en sus escudos y banderas

– Siete juergas legendarias a cargo del erario público