¿Existe el 'acento del PNV', pues?

Foto: Kaixo.

El 'acento del PNV' viene a ser la forma de hablar característica de un castellano-parlante urbanita del País Vasco cuando quiere aparentar ser más vasco que el queso de Idiazábal. ¿Pero existe tal cosa? He encuestado a algunos de mis amigos vascos* sobre este particular, empezando por la inventora del concepto, Lucía Rubio, vasco-catalana afincada en Bilbao:

"El acento del PNV EXISTE, puedo afirmarlo con rotundidad. Además no solo lo tienen los afiliados a ese partido, la cosa es mucho más compleja. Como es posible que sepas en el País Vasco existe desde hace unos treinta años una red clientelar manejada por el partido; para tener negocio en el País Vasco hay que tener como interlocutor al PNV, por eso se coloca arriba a gente del partido... si tú eres un mando intermedio que aspiras a medrar sabes que tienes que "poner acento del PNV"... Es un acento que es un poco irrepetible, porque es un acento de caserío, inoculado artificialmente en entornos urbanos, mediante la asimilación capilar del mismo, es el acento propio de los euskaldunes, (vascoparlantes) pero importado por gente que no es euskaldun".

Foto: Patxi, aka, el vasco que se comió 236 coquetas y luego cenó.

Para entender un poco mejor la historia del euskera en el País Vasco pregunto a otro bilbaíno, Edu, natural de Getxo, pero afincado desde hace años en Ibiza, como el que firma estas líneas:

"En Bilbao, en Vizcaya y en las ciudades vascas se ha hablado siempre castellano. El euskera es la lengua de los caseríos, sobre todo en Guipúzcoa y el norte de Álava y, además, en cada pueblo y en cada valle se hablaba un dialecto distinto, así que a duras penas se entendían entre sí. Con la llegada de la democracia, Euskadi se saca de la manga el euskera batúa, que viene a ser una suerte de "esperanto vasco", que los del caserío no entienden muy bien pero al menos les suena. Es el que se escucha en la ETB y el que se enseña en las ikastolas... la mayoría de los vascos lo entiende pero, entre tú y yo, entre sí hablan en castellano".

Transmito la pregunta a otro bilbaíno, Iker. Al principio reconoce que no ha escuchado nunca el término 'acento del PNV' (lógico: es un hallazgo de Lucía), pero en seguida se calienta y le viene una imagen: "Suena a jersey sobre los hombros". ¿Crees que se trata de un acento impostado o sale natural?

"Hay una parte de "querer ser". Si a eso le llamamos impostado, en parte lo es. Pero es claramente urbanita, creo. Se mezcla el ser mayoritariamente castellano-hablante, sin apenas trato con el agro (que venera... En los caseríos dejaría de ser acento del PNV y se convierte en acento vasco sin más".

Joseba Solozabal y Juan Mari Aburto, cantando bilbainadas. Foto: J. Lazkano /Deia.

Le paso la pelota vasca a otro Eduardo, el escritor y periodista Eduardo Laporte:

"Nunca había oído esa expresión, es decir, no está asociado un acento en concreto al PNV. Aunque si me paro a pensar, hay una forma de hablar, algo chulesca, distante y tímida a la vez, que sería la de Arzalluz o Urkullu. O sea, ese acento vasco jesuítico que podríamos llamar acento PNV".

Finalmente, Eduardo reconoce que Euskal Herria no es su negociado, pues él solo es vasco por aproximación (navarro, para ser exactos), así que pasa palabra a Javier Ancín, compañero suyo en Navarra.com, donde escribe cosas como que el euskera "es un exotismo del pasado, como los mercados medievales que se montan en verano en el pueblo". El 'acento del PNV' suena "bilbaíno y cantarín" a Ancín. Evoca a "un cincuentón, a vino tinto y a jersey sobre los hombros".

Si todavía no te aclaras, aquí te traigo un ejemplo del 'acento del PNV' en acción. Juan Mari Aburto (alcalde de Bilbao, del PNV, claro), minutos antes de participar en el súmmum de la vasquidad, el aurresku:

El hablar de Aburto es un caso flagrante de 'acento del PNV', según Lucía Rubio:

"Aburto es un señor de Bilbao, born & raised en la ciudad, pero en cuanto le ponen una alcachofa delante ya se engorila. El acento con el que habla es un acento de pueblo, de caserío, un acento que no es propio de la ciudad, un acento del PNV... En Tolosa hay un acento característico de la Guipúzcoa profunda, un acento muy cerrado de gente que habla euskera... yo con eso no me meto. Lo curioso es ver a un tío de Bilbao, criado y estudiado en Bilbao, en un entorno castellanoparlante, utilizando giros idiomáticos propios del euskera cuando habla en castellano, como suprimir los artículos, o giros fonéticos, como pronunciar de determinada manera la ese y la erre. Ése es el impostor."

En castellano, sí, pero con "euskalismos" y 'acento del PNV'. Edu me cuenta una anécdota muy ilustrativa sobre el particular:

"Estaba un día paseando por el monte y me encontré una manifestación atbertxale. Era un poco absurdo ver a todos aquellos chavales ataviados con la estética batasuna y gritando consignas en mitad del monte, me recordó a una escena de 'Sueños', de Kurosawa. El caso es que las consignas las gritaban, lógicamente, en euskera... pero, de pronto, pasó algo. Uno de los manifestantes se cayó por un barranco y todos empezaron a gritar y a pedir ayuda. ¿En qué hablaban? En castellano"... con acento batasuno, se entiende.

¿Y qué es el acento batasuno, pues? Iker nos sacar de dudas sobre este particular: "El del PNV suelta alguna palabra en euskara (al empezar y acabar) y el de Batasuna más "decimos que hablamos euskara, pero la mayoría de frases son en castellano".

* A pesar de lo de Iñaki y de lo de Berazaluce, el arriba firmante es oriundo de Moratalaz.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Y además:

-Una hoja de ruta para superar el peinado borroka

-Diez palabras que el castellano necesita apropiarse urgentemente del euskera

- El vasco que se comió 236 coquetas y luego cenó.