Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Una profesora de química enseña los peligros de mezclar salfumán, lejía y bicarbonato… y nueve alumnos acaban en urgencias

15 Mar 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

No intenten esto en sus casas.

Vamos, que la he liado parda. Nueve alumnos en el hospital con la lección bien aprendida: jamás mezcles salfumán, lejía, bicarbonato y tierra. Ese es el balance provisional de la accidentada clase de química de una profesora de un colegio de Mallorca. La nube tóxica afectó a once alumnos de entre 11 y 12 años, de los que nueve tuvieron que ser ingresados.

Los hechos tuvieron lugar sobre las nueve y media de la mañana de ayer en el colegio público Xaloc de Peguera. Alumnos de once y doce años tomaban parte en una clase de química en la que mezclaron bicarbonato, salfumán, lejía y tierra, lo que provocó gases tóxicos que afectaron a los chicos y a una profesora, según informa el Diario de Mallorca.

Lo siguiente fue que empezaron a llegar ambulancias, bomberos y UVI móviles al colegio para atender a los chavales, que salían del aula con los ojos enrojecidos y entre toses y lamentos. Por fortuna, ningún alumno presentaba heridas de gravedad aunque nueve de ellos fueron ingresados en el hospital de Son Espases, tal y como informó puntualmente el 112:

También una dotación de Bombers de Mallorca se desplazó hasta el colegio. Los bomberos se centraron en ventilar el aula para disipar los restos del gas. Tras repasar el estado con el explosímetro, comprobaron que ya no revestía peligro.

La socorrista que mezcló ácido clorhídrico con uranio empobrecido aprueba este experimento.

Visto en Ara Ballears, vía Et Felicito Fill. Con información de Diario de Mallorca, que se entiende mejor.

BONUS TRACK: El audaz (y exitoso) plan para robar el semen de Boris Becker

 

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

En otro orden de cosas:

– Derribando mitos: Esa ardilla que recorría España de rama en rama

¿Cuántas hostias tendrías que comerte para engullir un Jesucristo entero?